¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La iniciativa en México que quiere transformar la indignación en acción a través de los registros electorales

Fotografía tomada de Wikimedia Commons. Perteneciente al Dominio Público.

Fotografía de ProtoplasmaKid. Tomada de Wikimedia Commons y publicada bajo licencia CC-BY-SA 4.0

Ante la creciente indignación social por el reciente aumento en el precio de la gasolina en México, una iniciativa en rechazo a los excesos de la clase política ha logrado ganar adeptos a lo largo del territorio: la propuesta #SinVotoNoHayDinero impulsada por los diputados independientes Manuel Clouthier y Pedro Kumamoto con el fin de reducir los ingresos de los partidos políticos.

En el sistema actual, los partidos políticos reciben dinero público (44,5 pesos) por cada persona inscrita como elegible para votar en el registro, o padrón electoral. Esta contribución es recibida por los partidos políticos independientemente de que las personas que forman parte del registro voten de modo válido el día de las elecciones.

La iniciativa, recientemente aprobada por el Congreso del Estado de Jalisco (al occidente del país) y [actualización: ya enviada] a la Cámara de Diputados a nivel federal, pretende modificar la forma en la que se asignan los recursos públicos para financiar a los partidos políticos. Con ello esperan involucrar a los políticos en la participación electoral y reducir los recursos públicos que se llevan los partidos políticos. Así se explica la base del problema en su página principal:

Creemos que los partidos reciben demasiado dinero público y que esta fórmula hace que no se esfuercen para conseguir el voto popular. Nuestra propuesta consiste cambiar la fórmula para que en vez de multiplicar el padrón se multiplique la votación valida emitida (votos totales menos votos nulos y en blanco) por el 65% de una UMA. Esto haría que los partidos tengan que esforzarse porque las personas voten en las elecciones y en 2015, hubiese significado un ahorro del 65% (los partidos hubiesen recibido mil 800 millones de pesos).

Como se ve en la propuesta no solo se estaría ahorrando dinero público sino que se fomenta la participación. Al respecto, el diputado independiente en Jalisco, Pedro Kumamoto señala:

Este tema es central, pues en nuestro actual sistema electoral no hay ningún tipo de restricción o castigo si en una elección no participa la mayoría de los electores. Hemos llegado a las ridículas cifras como el 25% o 30% de participación en estados como Baja California o Chihuahua. Y lejos de ver alguna tendencia que demuestre que los partidos han entendido, nos encontramos con elecciones llenas de guerra sucia, malos candidatos, procesos pantanosos, compra de votos y un debate yermo, lo que termina generando un distanciamiento mayor del electorado regular y, por consecuencia, una menor participación.

De igual manera, con esta nueva propuesta el voto nulo se convertiría en una forma de protesta efectiva porque su ejercicio, en efecto, le resta posibles recursos económicos a los partidos.

En medio de la crisis económica que atraviesa el país y cuyas consecuencias son sufridas particularmente por la ciudadanía, una propuesta que busca restringir los amplios privilegios de los partidos políticos es vista por muchos como un paso hacia adelante a la justicia social, algo bienvenido por muchos en las redes mexicanas:

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.