¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Este viernes celebran una fiesta en Rusia para que Estados Unidos vuelva a ser grande

Photo: Maria Katasonova / Instagram

Foto: Maria Katasonova / Instagram

La era Obama finalizó este viernes. A escasas horas de que Donald Trump ocupara el cargo de presidente de los Estados Unidos, muy probablemente seguidores del multimillonario en todo el país se encontraban de celebración esperando ansiosos la desaparición de la tiranía de izquierdas, o lo que fuera que empujó a millones de personas a votar al candidato republicano el pasado mes de noviembre.

Se ha programado también una fiesta en Moscú, pero hay que figurar en la lista de invitados si se quiere asistir.

Esta semana se cursaron las invitaciones en los medios sociales informando a los periodistas sobre las festividades inaugurales organizadas por el colectivo de arte “White Star”, que en Rusia incluye a prominentes figuras del movimiento juvenil proKremlin.

Según los organizadores, reporteros de varios medios importantes de noticias contaban ya con acreditaciones para asistir al evento, incluidos periodistas de la CNN, la BBC, la ABC, The Guardian, The Times, Newsweek, The Associated Press y otros.

Además de la retransmisión en directo desde Washington, donde Trump jura este viernes el cargo, la audiencia en Moscú puede esperarse al menos dos “presentaciones”: una sobre la filosofía política del “tríptico” (la creencia del colectivo de arte de que Vladimir Putin, Donald Trump y Marine Le Pen marcarán el comienzo de un nuevo orden mundial), y otra sobre Kirill Benediktov, un escritor de ciencia-ficción vinculado al movimiento LaRouche. No hace mucho que Benediktov escribió un libro sobre Trump titulado Cisne Negro, en que analiza algunas de las pasadas aventuras del magnate en Rusia.

La persona más fotogénica a la que se espera en la fiesta inaugural de Trump es sin duda Maria Katasonova, una hermosa joven de 23 años que trabaja de asistenta del diputado de la duma estatal Yevgeny Fyodorov, fundador de un movimiento político de ultraderecha que afirma que la Federación Rusa existe como colonia de los Estados Unidos.

Gracias a su incansable y variopinta defensa de Donald Trump, Katasonova apareció en entrevistas y en fotografías que fueron reimpresas por los canales de noticias en todo el mundo. El pasado mes obtuvo otra ventaja en los medios de comunicación cuando se la fotografió en una conferencia de prensa del Kremlin, donde sostenía el icónico tríptico del colectivo de arte que muestra, uno al lado del otro, el retrato de Putin, Le Pen y Trump.

Триптих. #MLP2017 #Marine2017 #LePen #MarineLePen #France #Trump2016 #Trump #Putin #USA #Russia

A photo posted by Мария Катасонова (@katasonovamaria) on

El pasado otoño Katasonova incluso se presentó para ocupar un escaño en la duma, pero perdió estrepitosamente frente al actual presidente.

Gracias a la sorprendente victoria de Trump ante Hillary Clinton, Katasonova ha mantenido algo de protagonismo en Moscú con esta atracción juvenil proKremlin, cuyos activistas relacionados con el gobierno llevan periódicamente a escena eventos para recordarles a los periodistas que también existen. El viernes y su desfile de filósofos del tríptico prometen ser su último recordatorio.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.