¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bahréin intensifica su represión contra los medios antes del aniversario del levantamiento

Biled al qadeem, Bahrain. 6th February 2015 -- The clashes continue to more than 40 days in Bahrain, denunciation the arrest of Sheikh Ali Salman, and to revive the month of is February, in Biled AL Qadeem. -- Clashes continued between demonstrators and security forces during protests in Bilad al-Qadeem calling for the release of opposition leader Sheikh Ali Salman who was detained after appearing at a protest in December 2014. Photograph by Sayed Hashim. Copyright: Demotix

Foto de enfrentamientos en Bahréin, el 5 de febrero del 2015, entre la policia y los protestantes. Fotografía de Sayed Hashim. Copyright: Demotix.

Bahréin está intensificando sus medidas contra la libertad de los medios de comunicación en vísperas del aniversario del levantamiento del 14 de febrero, cuanto los manifestantes antigobierno, inspirados por los levantamientos de Túnez y Egipto, tomaron las calles y pidieron una reforma política, e igualdad para la mayoritaria población shiita.

El 16 de enero, el gobierno prohibió a la edición online de al-Wasat, el único periódico independiente del país, “usar las herramientas de los medios electrónicos“. Esto implica que el diario no tiene tan solo la prohibición de publicar en su web, sino también de tener cualquier tipo de presencia en internet a través de las diferentes redes sociales. La publicación tiene 229.000 seguidores en Twitter y más de 354.000 en Facebook. El periódico tiene asimismo un canal de Youtube y una cuenta de Instagram

El cofundador de Al-Wasat, Karim Al-Fakhrawi, murió bajo custodia de la Agencia de Seguridad Nacional en abril del 2011, tras ser sometido a tortura. El diario ya se ha enfrentado a prohibiciones similares con anterioridad. En el 2010 se le prohibió difundir información vía audio, y entrevistas en su web, mientras que el pasado año se le obligó a cerrar su sección de vídeo hasta agosto de ese mismo año

El Ministerio de Información tuiteó que se ha prohibido el periódico por “publicar y difundir en repetidas ocasiones material que causa grietas en la sociedad, y fomenta un espíritu de división que daña la unidad nacional y el orden público”. No está claro a qué material se refiere el ministerio, pero los activistas especulan con que la prohibición puede haber llegado en respuesta a la cobertura que hizo el diario (tanto online como offline) de la ejecución (el 15 de enero de este año) de tres hombres condenados por el asesinato de tres policías en un ataque bomba, en el 2014.

Los grupos de los derechos humanos describieron el juicio de los hombres como injusto, ya que fueron forzados a confesar bajo tortura. Como informa el Centro de Bahréin por los Derechos Humanos:

AlWasat is the only newspaper in Bahrain that led its 16 January print edition with frontpage headlines of the 15 January execution. The AlWasat article featured photos of the executed victims, along with views of the independent local and international NGOs, and reporting on the popular reaction on the streets.

AlWasat es el único periódico en Bahréin cuyo titular más importante en la portada de su edición del 16 de enero trataba sobre las ejecuciones del 15 de enero. El artículo de AlWasat mostraba fotos de las víctimas ejecutadas, así como el punto de vista de ONG locales e internacionales, e informó de la reacción popular en las calles.

En este estado insular de 1,2 millones de habitantes hay más de 4.000 prisioneros políticos, según la estimación del 2015 de grupos por los derechos humanos.

En otro incidente, el juicio de Nazeeha Saeed, una corresponsal de Radio Monte Carlo Doualiya y France24, empezó el 16 de enero, después de que el Ministerio de Información de Bahréin presentase una queja contra ella por “ejercer el periodismo sin licencia”. Saeed, que fue sometida a tortura bajo custodia policial en el 2011, solicitó la renovación de su licencia durante ese período, pero el ministerio rechazó su solicitud.

Con la Ley de Prensa Bahreiní (Ley 47/2002), los corresponsales de medios extranjeros deben obtener un permiso que debe ser renovado cada año, si es que desean continuar con su trabajo. De no conseguir hacerlo, se enfrentan a una multa máxima de 1.000 dinares bahreiníes (alrededor de 2.600 dólares estadounidenses). Bajo el artículo 89 de la ley, el Ministerio tiene el poder de revocar la licencia de los corresponsales extranjeros que “incluyan exageración, invención, engaño, o distorsión”. El año pasado, el Ministerio se negó a renovar el permiso de varios corresponsales extranjeros, incluyendo al fotoperiodista de Agence France-Presse, Mohammed Al-Shaikh; al fotoperiodista de Associated Press, Hasan Jamali; al reportero de AP, Reem Khalifa; y al cámara de Reuters, Aamer Mohammed.

Surgieron violentos enfrentamientos entre protestantes y policías, tras las ejecuciones del pasado domingo. A escasas semanas del aniversario del levantamiento del 14 de febrero, la situación sigue siendo intensa en Bahréin. Las autoridades parecen dispuestas a silenciar cualquier otro medio independiente, cualquier voz crítica que consideren amenazadora para el régimen gobernante.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.