¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Se extienden teorías de la conspiración en Brasil tras accidente donde murió juez clave en caso Lava Jato

planecrash

Rescatistas en el lugar del accidente de aviación que le costó la vida al juez Teori Zavacksi de la Suprema Corte de Brasil el 19 de enero. Foto: Aeroagora/Twitter a través de Agência Brasil (CC 3.0).

El juez de la Suprema Corte brasileña que presidía la “Operación Lava Jato“, investigación de corrupción masiva que ha ayudado a encarcelar a docenas de ejecutivos de negocios y políticos, murió en un accidente de aviación el jueves 19 de enero, dejando a los brasileños preocupados por el futuro de la operación. Muchos temen que la caída del avión no haya sido un accidente.

A pesar de la falta de evidencia que sugiera la existencia de juego sucio, muchos brasileños han promovido elaboradas teorías, en gran parte infundadas, sobre la prematura muerte del juez Teori Zavascki, de 68 años.

El avión que llevaba a Zavascki se estrelló en el mar aproximadamente a la 1:45 p.m. cuando se acercaba al aeropuerto de Paraty, un popular destino turístico, 250 kilómetros al sur de Río de Janeiro. También murieron otros cuatro pasajeros: un hombre de negocios y amigo de Zavascki, cuya empresa era propietaria del avión, el piloto, una fisioterapeuta y su madre.

Muchos brasileños están expresando su preocupación de que la muerte del juez Zavascki pueda echar a perder la Operación Lava Jato. El señor Zavascki había sido el funcionario responsable de decidir cuándo acusar a políticos de turno, que solamente pueden ser procesados en la Suprema Corte según la ley brasileña.

Recientemente, Zavascki interrumpió sus vacaciones para revisar las negociaciones de condena de 77 ejecutivos de Odebrecht, la mayor empresa constructora de Brasil y uno de los principales participantes en un esquema de coimas que pagó millones de dólares en sobornos a gerentes de la firma petrolera estatal Petrobrás a cambio de lucrativos contratos.

Las negociaciones de condena tienen potencial explosivo, pues pueden implicar un nuevo grupo de políticos de alto nivel, que incluye hasta al presidente del país, Michel Temer.

En un posible conflicto de intereses, el Reglamento de la Suprema Corte permite al presidente Temer nombrar al sucesor de Zavascki, que asumirá automáticamente todos sus casos. Sin embargo, el sábado 21 de enero, el presidente Temer dijo que solamente designará un sucesor después de que la Corte reasigne los procedimiento de la Operación Lava Jato a un juez en funciones.

El anterior juez tenía planeado validar las negociaciones de condena en febrero, pero es probable que su muerte las retrase.

El velorio de Teori será el mayor encuentro de políticos aliviados y silenciosamente felices de la historia de Brasil.

El puesto de alto riesgo del juez Zavascki, junto con el momento de su muerte, lanzó las alarmas en medios sociales en las esferas de izquierda y derecha, pues políticos de todo el espectro político han sido implicados en la operación, desde sus inicios a comienzos del 2014. Como resultado, ha habido una explosión de teorías de la conspiración fuera de los medios de comunicación tradicionales y profesionales.

Como dijo Vera Rodrigues, prolífica comentarista política en medios sociales:

Num país dominado por gângsters, não tem essa de “teoria conspiratória” quando o tema é assassinato de políticos e juízes que atrapalham o caminho.

En un país dominado por gángsters, no hay “teoría de la conspiración” cuando el tema es asesinato de políticos y jueces que se ponen en el camino.

En una publicación de Facebook de mayo del 2016, Francisco Zavascki, hijo mayor del desaparecido juez, señaló que su familia había sido amenazada. La publicación pronto volvió a aparecer el fin de semana luego de la caída del avión. En comentarios a la prensa, el hijo confirmó que su familia sí había recibido amenazas, aunque dijo que es “improbable” que hubiera juego sucio en el accidente del avión.

En WhatsApp circularon toda clase de rumores. Una teoría sostenía que Zavascki llevaba documentos delicados que se habrían perdido para siempre. Otros acusaron a un general del ejército conectado con el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de estar detrás del sabotaje. Esta y otras teorías aparecieron en el grupo de Facebook E-farsas, dedicado a recopilar colaborativamente la verificación de noticias de internet y rumores en medios sociales.

Tal vez el rumor más extraño surgió en el sitio web JetPhotos.net, sitio para aficionados de la aviación que tiene una extensa base de datos de aeronaves de todo el mundo.

Curiosamente, una foto del avión que se accidentó el 19 de enero —un Beechcraft C90GT King Air, prefijo PR-SOM— tuvo un alza en el tráfico de internet el 3 de enero, con 1,885 clics. Esto contrasta considerablemente con los 30 días anteriores, cuando la misma foto fue vista apenas unas cuantas veces. El primer observador en notarlo fue Claudio Tognolli, reportero del servicio brasileño de Yahoo.

Screen Shot edit

Extraña alza en la cantidad de visitas del registro de jephotos.net ha desencadenado la teoría de que al avión le estaban dando seguimiento al menos dos semanas antes del accidente. Foto: Captura de pantalla/jetphotos.net.

Explicando el rumor, el youtuber brasileño Lito, que administra un popular canal dedicado a la aviación, dijo que podía haber un fallo en el registro de Jetphotos, y como evidencia muestra que el registro no cuenta ninguna visita el día del accidente, 19 de enero, aunque hay 21,340 y 5,274 visitas en los dos días siguientes, respectivamente.

Estos extraños informes se esparcen rápido en sitios web oscuros —sobre todo sitios que proveen a los medios alternativos de derecha de Brasil. El Monitor de Debate Político, proyecto que sigue la pista de las noticias políticas más difundidas en Facebook, mostró que cuatro de seis de los artículos más difundidos en Facebook en los dos días siguientes al accidente se originaron en blogs alternativos de derecha conocidos por difundir información discutible no verificada.

Por su parte, la prensa tradicional ha restado importancia a la veracidad de esas teorías de la conspiración, y hasta se niega a informar sobre el rumor ampliamente difundido sobre JetPhotos. En Facebook, el profesor Pablo Ortellado describió esta falta de compromiso de la prensa tradicional como errónea.

A grande imprensa, por “responsabilidade”, não menciona a hipótese de que o avião possa ter sido sabotado enquanto não surgem evidências concretas. Ela trata do assunto como se a possibilidade não pudesse ser discutida a sério, desprezando a preocupação do país inteiro. Enquanto isso, o acesso à má imprensa dispara, já que só ela está discutindo diretamente aquilo com que todo mundo está preocupado. Essa postura é pura arrogância. A imprensa supõe que (ainda) é a detentora da verdade social e que se ela não deu, a coisa não existe. Mas se isso algum dia já foi verdade, seguramente não é mais. (…) A culpa não é só do algoritmo do Facebook e da polarização. A imprensa precisa atender, sem petulância, a preocupação das pessoas comuns. Está na hora da boa imprensa discutir a possibilidade de sabotagem no avião, mesmo que seja para dizer que é uma hipótese improvável e sem grande apoio em evidências.

La prensa tradicional, por “responsabilidad”, no menciona la hipótesis de que el avión fuera saboteado sin evidencia concreta. Trata el asunto como si la posibilidad no pudiera ser discutida seriamente, y descarta la preocupación del país entero. Por su parte, el acceso a la mala prensa alcanza su punto máximo, pues es la única que está analizando lo que preocupa a todos. Esta actitud es puramente arrogante. La prensa supone que detenta la verdad social y, si no la informa, no existe. Pero si esto fue verdad en algún momento, seguramente ya no lo es. […] La culpa no es solamente del algoritmo y la polarización de Facebook. La prensa debe atender, sin arrogancia, las preocupaciones de las personas comunes y corrientes. Es hora de que la buena prensa discuta la posibilidad de sabotaje en el avión, aunque sea para decir que es una hipótesis poco probable y sin mucho apoyo en evidencias.

Hasta ahora, la única “evidencia no especulativa” es el informe de un testigo ocular del accidente: un barquero de Paraty, que dice que vio humo saliendo del ala del avión mientras caía del cielo.

Pero en una entrevista en el El País, un experto en investigaciones de accidentes de aviación en Brasil dijo que es probable que los observadores aficionados vean humo por error en el flujo de aire que sale del avión cuando vuela a través de una nube de lluvia. También destacó la falta de infraestructura del aeropuerto de Paraty, que virtualmente se limita a una pista, así como a las condiciones del clima al momento del intento de aterrizar, y concluye que la posibilidad de sabotaje es baja, aunque no se debe descartar del todo.

La policía federal brasileña dice que llevará a cabo una investigación completa del accidente, incluido el análisis de las cajas negras del avión, que fueron recuperadas del oceáno por la Fuerza Aérea brasileña.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.