¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Los derechos humanos en Burundi se están deteriorando”

Armel NIYONGERE avec sa permission

Armel NIYONGERE (con su permiso)

Armel Niyongere dice que se niega a dejar que el miedo se interponga en el camino hacia sus objetivos.

Niyongere ha escuchado a demasiada gente en Burundi hablar sobre torturas, ejecuciones extrajudiciales, arrestos, y detenciones arbitrarias como para dejar de abogar por la protección de los derechos de todos los ciudadanos de su país.

Niyongere es un defensor de los derechos humanos y abogado, preside la organización ACAT Burundi (Acción Cristiana por la Abolición de la Tortura, Burundi), y coordina una red de asociaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos. Niyongere, además, vive en el exilio actualmente, y ACAT Burundi fue suspendida por el gobierno, en medio de los disturbios del país a finales del 2015. Desde entonces, ha fundado otra organización, SOS-Torture Burundi.

La decisión del presidente Nkurunziza de ir por un tercer mandato en el 2015 desató un vehemente desacuerdo, y llevó a cierto número de manifestaciones y campañas que se convirtieron rápidamente en enfrentamientos y una rebelión armada. Las duras represalias del gobierno han forzado a los disidentes al exilio o el silencio. Global Voices se reunió con Armel para arrojar algo de luz sobre la situación de los derechos humanos en Burundi:

Global Voices (GV): Tras la controversia que rodea el tercer mandato del presidente Pierre Nkurunziza en el 2015, la situación en Burundi es crítica. Los Acuerdos de Arusha no han tenido el efecto deseado. La radicalización del régimen ha polarizado el conflicto político, resultando en cientos de muertes y la huida de más de 200.000 personas del país. ¿Cómo ve la situación a corto plazo en el país?

Armel NIYONGERE (AN) : Oui, effectivement, la crise actuelle au Burundi a été déclenchée à l’origine par ce troisième mandat illégal et inconstitutionnel de Nkurunziza qui met en cause les accords d’Arusha.  La population avait organisée des manifestations pacifiques pour protester contre ce mandat. Le gouvernement  a de facto réprimé ces manifestations dans le sang avec plus de 2 000 morts, plus de 500 000 réfugiés et plus 8 000 personnes détenues arbitrairement. Dans l'immédiat, je pense que la communauté Internationale devrait être ferme pour obliger le gouvernement à négocier avec les opposants pour une solution pacifique. Sinon, il y a risque de se retrouver dans une guerre civile ou de plonger la crise dans l’irréparable.

Armel NIYONGERE (AN): Sí, la crisis actual fue provocada por el tercer mandato de Nkurunziza. Esto es tanto ilegal  como anticonstitucional, y ha suscitado dudas sobre los Acuerdos de Arusha. En general, la población ha organizado muchas manifestaciones pacíficas en protesta, sin embargo, estas han sido violentamente aplastadas por el gobierno. Esto ha resultado en más de 2.000 muertes, más de 550.000 refugiados, y más de 8.000 personas detenidas arbitrariamente. Por ahora, creo que la comunidad internacional debe ser firme, y forzar al gobierno a negociar con la oposición para tratar de encontrar una solución pacífica. De lo contrario, nos arriesgamos a una guerra civil, o a permitir que la crisis sea irreparable.

GV: Usted es abogado, así como un firme defensor de los derechos humanos en Burundi. ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta la protección de los derechos humanos, hoy día, en Burundi, y cómo trabajan las organizaciones para resaltar y denunciar cualquier violación de los mismos?

AN : En tant qu’avocat et défenseur des droits humains au Burundi, je constate que la situation des droits de l’homme continue à se dégrader. Il y a l’impunité permanente, la justice est toujours aussi corrompue et n’est vraiment pas indépendante. La police manque cruellement de professionnalisme et elle est souvent citée dans beaucoup de crimes. De plus, il y a la présence de des milices de l'Imbonerakure, les jeunes du Parti au pouvoir qui semble être au-dessus de la loi. Et maintenant, le gouvernement est entrain de fermer et radier de nombreuses organisations de la société civile pourtant très dynamiques dans leurs dénonciations des violations des droits humains.  Mais toutes ces répressions a l’endroit de ces associations dont nous faisons partie n’affecteront pas notre travail, nous devrons par contre changer de stratégie pour continuer à alerter le monde sur ce qui se passe au pays pour que chacun joue son rôle.

AN: Como abogado y defensor de los derechos humanos en Burundi, he notado un marcado deterioro de la situación de estos. Hay una constante impunidad y un muy corrupto sistema judicial, que no consigue actuar de forma verdaderamente independiente. La policía manifiesta una cruel falta de profesionalismo, y es mencionada con frecuencia envuelta en actividades delictivas. Además, las juventudes del partido gobernante, el Imbonerakure y su milicia, parecen estar por encima de la ley. Y ahora el gobierno está cerrando muchas organizaciones comprometidas con los derechos civiles dada su franqueza con respecto a las violaciones de los derechos humanos. Sin embargo, aunque puedan tratar de suprimir estas organizaciones (a las que también pertenecemos nosotros), el hecho no afectará a nuestro trabajo. No obstante, necesitamos cambiar nuestro enfoque para poder mostrarle al mundo qué está pasando en este país, para que todos puedan desempeñar un papel.

GV: ¿Puede concebir el comienzo de charlas constructivas en temas relacionados con los derechos humanos y la libertad de expresión en la que se impliquen los diferentes partidos?

AN : Un dialogue inter-burundais constructif est pratiquement impossible vu que le gouvernement du Burundi continue de refuser  à se mettre autour de la table avec ceux qui ont organisé les manifestations de contestation. On remarque aussi que l'organisation de la région de la Communauté East Africaine qui s'est saisi de la question n’a pas montré de volonté à trouver une solution tangible à la crise burundaise, ce qui pourrait faire trainer le retour à la paix.

AN: un diálogo constructivo basado en Burundi es casi imposible, ya que el gobierno de Burundi sigue negándose a entablar conversación con los organizadores de las discutidas manifestaciones. Es también evidente que la Comunidad Africana Oriental, la organización intergubernamental regional, que ha planteado la cuestión, no parece dispuesta a encontrar una solución palpable a la crisis de Burundi, lo que puede retrasar el proceso de paz.

GV: Es usted el presidente de ACAT-Burundi y ahora el director de SOS-Torture: ¿Cómo describiría un día común enfrentando estas responsabilidades? ¿Cómo asegura la seguridad de sus seres queridos y sus compañeros?

AN : Tout dépend de l’engagement pour arriver au résultat,  peu importe le contexte. Maintenant avec la crise, nous avons appris à la population à être eux-mêmes des observateurs pour dénoncer des violations des droits de l’homme. Nous avons bien sur des enquêteurs anonymes sur terrain mais nous recevons aussi des informations de la part des agents de l’Etat (police, administration, etc…). Nous essayons de ne pas exposer nos collègues. Nous travaillons dans un contexte très difficile, mais nous adoptons des stratégies spécifiques régulièrement pour nous adapter conformément à l’évolution du contexte.

AN: Todo depende del compromiso que tengamos para conseguir nuestro objetivo, independientemente del contexto. En estos tiempos de crisis, hemos enseñado a la gente que los individuos pueden ser testigos, y por lo tanto, denunciar cualquier violación de los derechos humanos. Por supuesto, tenemos investigadores anónimos ahí fuera, pero también recibimos información de funcionarios del estado (policías, administradores públicos, y demás). Intentamos no exponer a nuestros colegas. Trabajamos en un medio muy difícil, sin embargo, adoptamos regularmente estrategias específicas que nos permiten adaptarnos, en la línea del contexto de cambio continuo en el que trabajamos.

GV:  ¿Qué papel desempeña la comunidad internacional en relación con sus acciones, y cómo es percibida la situación actual en el plano internacional?

AN: La communauté internationale joue un rôle important dans la crise burundaise, vu comment elle est adoptée beaucoup de résolution mais qui n’a jamais été mise en œuvre. Les observateurs internationaux continuent a présenté des rapports montrant qu’il y a des crimes commis par des agents de l’Etat, nous attendons les actions concrètes par rapports aux rapports présentés par les Nations Unies. Il faut absolument que les Nations Unies mettent en place la résolution pour envoyer les policiers dans la mesure de protéger la population burundaise et prévenir le génocide sinon ça sera une complicité.

AN: La comunidad internacional tiene un rol muy importante en la crisis de Burundi: ha aprobado muchas resoluciones que, sin embargo, nunca han sido implementadas. Los observadores internacionales siguen enviando informes de delitos cometidos por funcionarios del estado; aún estamos esperando una respuesta oficial a los informes emitidos por las Naciones Unidas. Es imperativo que la ONU ponga en marcha una solución que envíe policías para proteger a los burundeses, y para prevenir un genocidio. Si no lo hacen, serán cómplices.

GV: Las relaciones entre Burundi, la Unión Europea, y la Comunidad Africana parecen tensas. ¿Tiene esto algún impacto en la situación interna del país, y pone en peligro organizaciones como la suya?

AN : Oui, certainement.  Les relations tendues du gouvernement du Burundi avec ces partenaires met en danger la vie de la population burundaise. En effet, ces tensions avec les partenaires internationaux provoquent indirectement une hausse des produits alimentaires de base  à cause du manque de devise que cela engendre. Ceci a pour effet de rendre en général la vie de la population au quotidien très difficile. Pour éviter tout cela, il faut trouver rapidement une solution rapide à la crise burundaise.

AN: Sí, indudablemente. Una relación tensa entre Burundi y sus aliados pone la vida de los burundeses en peligro. Estas tensas relaciones con nuestros compañeros internacionales realmente causan un aumento indirecto en el precio de productos alimenticios básicos, dada la falta de intercambio extranjero. Como resultado, la vida diaria se ha tornado difícil para la población en general. Para tratar de evitar este escenario, necesitamos encontrar una solución urgente a la crisis de Burundi.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.