¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El mejor hospital contra el cáncer de Moscú está bajo presión por la privatización de la sanidad

Moscow City Oncology Hospital No. 62. Source: http://onco62.ru/history/.

Hospital Oncológico de la Ciudad de Moscú Nº 62. Fuente: http://onco62.ru/history/.

El 8 de noviembre, el alcalde de Moscú, Sergey Sobyanin, firmó un decreto que despoja al Hospital Oncológico de la Ciudad de Moscú Nº 62, uno de los centros contra el cáncer más prestigiosos, de sus estatus de institución autónoma. En la jerga tecnocrática de los funcionarios de Moscú, el hospital había sido “optimizado” bajo la competencia presupuestaria del gobierno de la ciudad, mejorando ostensiblemente la eficiencia de la institución.

Pero para muchos, la reclasificación del Hospital, más que una optimización, parece un paso parar ‘cerrar el círculo’ –parte de un movimiento hacia la privatización del sistema sanitario ruso, que debería proporcionar servicios médicos gratuitos a los 140 millones de ciudadanos del país–. En efecto, menos de tres semanas antes de que Sobyanin firmase el decreto, el jefe médico del hospital dimitió, y el resto de doctores comenzó a preguntarse por el futuro de la institución. Con la sustitución de hospitales públicos por hospitales privados, y con los hospitales públicos que queden sobrecargados y sin los suficientes fondos, muchos se preguntan cuánto puede aguantar el actual sistema.

“Todo estará bien, excepto el cuidado de los enfermos”

Los médicos del Hospital Nº 62 empezaron a cuestionar la prudencia –y la motivación detrás de– la “optimización” de forma casi inmediata. En lugar de abaratar costes, la reorganización parecía estar aumentándolos, y quizá más importante, cambiando la forma del hospital de proceder médicamente. Como institución autónoma, el Hospital Nº 62 podía solicitar ofertas de compra de compañías farmacéuticas y negociar el precio de los medicamentos directamente. Ahora que ha sido integrado en el presupuesto de Moscú, las compras deben ser hechas por el Departamento de la Salud.

Hospital Oncológico de la Ciudad de Moscú Nº 62. Fuente: http://onco62.ru/history/.

En una entrevista del 8 de diciembre, titulada “Todo estará bien, excepto el cuidado de los enfermos”, Anatoly Makhson, el jefe médico del Hospital Nº 62, dijo que la reclasificación había resultado en un aumento del coste de las medicinas en numerosas ocasiones; la implicación del Departamento de la Salud en el proceso de adquisición, dijo Makhson, había creado una especie de “cártel” que podía vender medicamentos a un precio muy superior al de su valor de mercado.

Después de una fea y pública enemistad con el vicealcalde de Moscú, Leonid Pechatnikov (a cargo de la reestructuración), por el desarrollo social, Makhson, que había sido jefe médico desde 1990, dimitió el 23 de noviembre. Un mes después, presentó una apelación directamente a Aleksandr Bortnikov, el jefe del Servicio de Seguridad Federal (FSB) de Rusia, pidiéndole que revisase los gastos del Departamento de la Salud en medicinas. Según Makhson, el Hospital Nº 62 solía comprar una dosis de Novotaks por 2.900 rublos, pero el Departamento de la Salud lo compra ahora por 25.400. Este coste extra, dice Makhson, redujo el número de pacientes que el hospital podía tratar.

«Завышение закупочных цен привело к дефициту противоопухолевых препаратов отпускаемых по льготным рецептам в аптечных пунктах города и как следствие приведет к увеличению смертности от онкологических заболеваний»

Los aumentos en los precios nos llevaron a un déficit de medicamentos antineoplásicos prescritos por las farmacias de Moscú, y nos llevarán, como resultado, a un aumento de tasas de mortalidad por cáncer.

La acción de los famosos

Poco después de que se anunciase la optimización del Hospital Nº 62, Stalic Khankishiev, un famoso chef en Rusia, escribió en una extensa publicación de Live Journal que el hospital había curado el cáncer de su hija embarazada, salvándole la vida, y pidió que la decisión de arrebatarle su autonomía fuese revocada:

Такие больницы не закрывать надо и не оптимизировать, а распространять их опыт…Представляете, на всю Европу есть всего две лаборатории, рейтинг которых выше, чем у лаборатории 62-й больницы. И вот такое надо оптимизировать, да? Неужели эти люди не понимают, что разрушать такую больницу равноценно строительству газовой камеры?!

Este tipo de hospitales no necesitan ser cerrados u optimizados; en realidad, su experiencia debería ser reproducida… Imagínense, a lo largo de toda Europa hay tan solo dos laboratorios que tienen mayores tasas que el Hospital Nº 62. ¿Es eso lo que necesita ser optimizado? … ¿No se dan cuenta de que destruir tal hospital es el equivalente a construir una cámara de gas?

La publicación de Khankishiev se extendió rápidamente en las redes sociales; al momento de escritura del original de este artículo ya había sido compartido más de 26.000 veces en Facebook.

Médicos y activistas pronto se unieron a la protesta de Khankishiev: Ekaterina Ananeva, cuya madre fue paciente del Hospital Nº 62, empezó una petición en Change.org para hacer al hospital nuevamente autónomo. A la petición le faltaban 559 firmas para alcanzar su objetivo de 10.000.

A medida que aumentaban las críticas, Pechatnikov acusó al Hospital Nº 62 de haber comprado medicinas caducadas para mantener sus costes bajos –una acusación que el alcalde de Moscú, Sergey Sobyanin, no tardó en respaldar–. Además, Pechatnikov argumentó que el aumento del coste de las medicinas era también resultado de una directriz del Ministerio de Economía, que había cambiado las regulaciones de compra.

Hacia la privatización

A pesar de las quejas de Makhson, y la defensa de Khankishiev, el hospital parece estar destinado a su cierre, según Semen Galperin, un neurólogo que trabajaba en el Hospital Nº 11, una instalación oncológica de Moscú, que fue cerrada en el 2014. En un entrevista del 19 de enero con Sobesednik.ru, Galperin razonó que el cierre del Hospital Nº 62 minaría aún más el sistema sanitario público de la ciudad, y crearía espacio en el mercado para caros hospitales privados, incluyendo el Centro Médico Europe (EMC), localizado no muy lejos del Hospital Nº 62.

…62-я онкобольница – прямой конкурент: кто пойдет лечиться за деньги, если есть возможность получить хорошее лечение бесплатно? К тому же я не уверен, что где-нибудь еще найдутся врачи уровня Даниила Львовича Строяковского (химиотерапевт в 62-й онкобольнице. – Ред.). Ситуация очень похожа на ту, какая была с 63-й больницей. Она тоже соседствовала с ЕМЦ, и ее – под видом «оптимизации» – прикрыли в 2012-м. У нас вся реформа здравоохранения идет к одному: к переводу государственного здраво­охранения в частное.

…El Hospital Nº 62 es un competidor directo para el EMC: ¿quién va a pagar por un tratamiento si es posible obtener un buen cuidado de forma gratuita? No estoy seguro de que puedan encontrar médicos del calibre de Daniil Lvovich Stroyakovsky [especialista en quimioterapia del Hospital Nº 62] en otra parte. La situación es muy similar a la del Hospital Nº 63. También está cerca del EMC y, en nombre de la optimización, fue cerrado en el 2012. Todas las reformas de nuestro sistema sanitario se dirigen a un mismo lugar: la privatización del sistema sanitario público.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.