¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Perseguido escritor bangladesí tiene una nueva vida en los EE. UU. pero el exilio no es fácil

Tuhin Das, exiled from Bangladesh, now lives in Pittsburgh and is the current writer-in-residence with the City of Asylum program. Credit: Ashley Cleek

Tuhin Das, exiliado de Bangladesh, vive ahora en Pittsburgh, y es el actual escritor residente en el programa de Ciudad de Asilo. Crédito: Ashley Cleek. Usada con permiso.

Esta historia de Ashley Cleek apareció originalmente en PRI.org, el 9 de enero del 2017. Es republicada aquí como parte de un acuerdo de intercambio de contenido entre PRI y Global Voices.

Tuhin Das tenía solo 16 años, y vivía en Bangladesh, cuando empezó a escribir poemas, y editar una revista –y a llamar la atención–.

Sus escritos señalaban la persecución de hindúes y ateos, minorías religiosas en Bangladesh. Estos escritos enfurecieron a algunos fundamentalistas, que pensaron que Das era ‘anti-islam’. Cuando era tan solo un adolescente, un grupo de fundamentalistas lo apuñaló en la calle. Después, en el 2015, el nombre de Das apareció en una lista negra.

“Mi nombre, junto con el de otros cinco, apareció una noche en Facebook”, explica Das en bengalí, a través de un intérprete. Das habla inglés, pero se siente más cómodo en su lengua materna. “La publicación decía: “Estas personas son consideradas enemigas del islam”.

Das dice que, detrás de la amenaza, estaba un grupo ligado a al-Qaeda. Aterrorizado, fue a la policía. Esta le dijo: “Puedes ser atacado en cualquier momento, y no seremos capaces de protegerte si te quedas aquí”.

Así que Das se escondió.

No estaba solo. Muchos escritores han sido puestos en la mira y asesinados en Bangladesh en estos últimos años por islamistas extremistas, que los etiquetan como infieles. Das, que nació en una familia hindú pero se considera ateo, dice que el no escribió en contra del islam. “Escribí contra todo lo que es extremo”, explicó.

Tras esconderse durante meses, Das vio una noticia sobre otro escritor bangladesí que también estaba en peligro, pero que había encontrado seguridad en el extranjero. Al escritor se le había proporcionado seguridad a través de la Red Internacional de Ciudades de Refugio (ICORN), una organización en la que se implican más de 50 ciudades de todo el mundo. El programa de Pittsburgh, llamado City of Asylum (CIudad de Asilo), aceptó a Das.

Él nunca había salido de Bangladesh, nunca había estado en un avión. Hace nueve meses, Das llegó a Pittsburgh. Me mostró la zona que rodea la casa adosada en la que vive ahora. Está en un tranquilo callejón. Es agradable pero, aún así, al principio no podía dormir –pesadillas–. Lentamente, sin embargo, se ha ido asentando. “No me siento tan inseguro aquí como me sentía en Bangladesh”, dice Das, que tiene ahora 32 años. “Puedo escribir con libertad. Puedo expresar mis opiniones y pensamientos libremente en mis escritos”.

The City of Asylum's office is in this house on Sampsonia Way in Pittsburgh. Exiled writer Tuhin Das lives nearby. Credit: Ashley Cleek

La oficina de la Ciudad de Asilo está en esta casa, en Sampsonia Way, Pittsburgh. El exiliado escritor Tuhin Das vive cerca. Crédito: Ashley Cleek. Usada con permiso.

Das es prolífico. Está trabajando en la biografía de un famoso poeta bangladesí; en un diario de su temporada en Pittsburgh; en una novela; en un montón de artículos. Los envía por correo electrónico para que se publiquen en Bangladesh. También sigue con su blog, escrito en bengalí.

La residencia de Ciudad de Asilo dura unos dos años, y Dan es el sexto escritor del programa. Tiene alojamiento, seguro médico, y un estipendio que le proporciona lo suficiente con lo que vivir, así que puede escribir a tiempo completo. Pero el estar exiliado ha privado a Das de todo lo demás: sus amigos, su familia, su idioma, su país. El lugar y la cultura en los que se centran sus escritos están tan lejos… Pasa más tiempo escribiendo por internet a sus amigos de allá que a nadie más de Estados Unidos, dice. Es una vida solitaria.

“No creo que la sensación de estar exiliado sea positiva para mí. Siento que estoy exiliado no solo físicamente, mi mente también lo está”, explica Das.

Se ha mantenido muy informado de lo que está pasando en Bangladesh –viendo cómo los fundamentalistas dividen la cultura bengalí y atacan a las comunidades minoritarias–. Das dice que el sentimiento de persecución, de ser visto como algo “aparte” simplemente debido a la religión en la que uno nace, no se va.

“Soy, ante todo, bengalí. Debería ser conocido por el lenguaje que hablo, la cultura que sigo, mi literatura, mi música, mi arte, mi herencia”, dice Das. “Eso es más importante que mi religión”.

Como extranjero en los Estados Unidos, Das dice que a veces siente que la gente de Pittsburgh lo mira con inseguridad, incluso con sospecha. Es consciente de su piel oscura, y su marcado acento.

Hacia el final de nuestra entrevista, ofrece un comentario en inglés. “Todos, todo es diferente. Todos somos diferentes,” dice Das de los Estados Unidos. “Cuando llegué aquí, estaba muy, muy contento.” Pero ahora, Das está caminando por un parque cercano a su casa. Tiene un lugar favorito, un banco favorito. Sentado en él, dice, encuentra la paz mirando al cielo, sabiendo que es el mismo que está sobre Bangladesh.

He aquí uno de los poemas de Das.

Awake!
By Tuhin Das
Translated by Nandini Mandal

I have something to say.
I have come from the war fields of pen & machete.
I have witnessed the birth of hatred and division in place of love & unity.

How can they say ”kill the nonbelievers”? How can I be silent?
Is my fault that I am a Shia? I am a Hindu? I am a foreigner?

I am gay? Will we Bangladeshis be buried under mass graves
like Iraq, Syria & Afghanistan?
Why are people living in fear of assassination & murder in their own homeland?

My war is against those who divide people
in the name of religion who murder in the name of God thus disturbing the peace.

Why do they shroud humanity in a blanket of blood?
Why would assassins be targeting writers, minorities, and atheists in Bangladesh?

Although we have offered our tears in return after every murder, we are not afraid,
I am not afraid. Even if they want to murder me again I will say:
‘You are afraid, you are scared, and so you wanted to murder me.’

¡Despierta!
De Tuhin Das
Traducido por Nandini Mandal [inglés]

Tengo algo que decir.
He venido de los campos de guerra de la pluma y el machete.
He sido testigo del nacimiento de odio y división, en lugar de amor y unidad.

¿Cómo pueden decir “mata a los no creyentes”? ¿Cómo puedo callar?
¿Es mi culpa el ser chiita? ¿Soy hindú? ¿Soy extranjero?

¿Soy gay? ¿Seremos los bangladesíes enterrados en fosas comunes
como Irak, Siria, y Afganistán?
¿Por qué vive la gente con miedo de ser asesinada en su propia patria?

Mi guerra es contra aquellos que dividen a la gente
en nombre de una religión que asesina en nombre de Dios, alterando así la paz.

¿Por qué envuelven la humanidad en una manta de sangre?
¿Por qué razón persiguirían los asesinos a escritores, minorías, y ateos en Bangladesh?

Aunque hemos ofrecido nuestras lágrimas tras cada asesinato, no tenemos miedo,
yo no tengo miedo. Incluso si quieren asesinarme de nuevo, diré:
“Estás asustado. Tienes miedo. Y por eso querías asesinarme”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.