¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Con un voto más Trinidad y Tobago podría prohibir el matrimonio infantil

Photo: Thinking Development / Flickr / CC 2.0

Foto: Desarrollo del pensamiento/ Flickr / CC 2.0

El matrimonio infantil será probablemente pronto ilegal en Trinidad y Tobago. El proyecto de ley sobre el matrimonio y provisiones diversas, que el fiscal general de Trinidad y Tobago presentó en el senado del país días atrás, se ha aprobado — incluso con la oposición de cuatro senadores (incluyendo una mujer) y un independiente que decidió abstenerse. Todo lo que falta, mientras que el proyecto de ley se dirige a la Cámara de Representantes, es el apoyo de una simple mayoría para convertirlo en ley.

Sin embargo, Sat Maharaj, el secretario general del Sanatan Dharma Maha Sabha, la organización hindú más destacada del país, ha amenazado con tomar acciones legales en caso las enmiendas de la Ley de Matrimonio se aprueben.

La única mujer que se abstuvo del voto en el Senado, Khadijah Ameen, sostuvo que las perspectivas religiosas que se expresaban en el parlamento “a través de dos designaciones temporales, un representante de la fe musulmana y uno de la fe hindú” tuvieron mérito, al decir: “Esos puntos de vista han sido criticados, pero son reales, son parte de nuestra sociedad multicultural y debemos de transmitir esas opiniones”.

En Twitter, Tillahwillah, una defensora de los derechos de la mujer que participó en una protesta con el grupo Coalición para acabar con el matrimonio de niños el 17 de enero del 2017, dijo sobre la postura de Ameen:

Querida Khadija Ameen, eres el peor cólico posible en el útero de este país y me gustaría que se tuviera alguna clase de ibuprofeno para tratar con usted.

Muchos internautas sienten que el tema es mucho más amplio que el matrimonio en si. El usuario de Facebook, Skye Hernandez reflexionó:

People, don't think it's only those who are still advocating to keep child marriage on the books that have a problem, eh. Walk in town with a 10-year-old girl and notice how big men look at her. It is disgusting and terrifying. The whole ‘after 12 is lunch’ culture is not only upheld by outdated religious ‘laws’ and their advocates. It's everywhere in this society — open season on women and girls.

Gente, no crean que es solo aquellos que todavía están abogando por mantener el matrimonio infantil en los libros que son los que tienen un problema, eh. Caminen en la ciudad con una niña de 10 años y observen cómo los hombres la miran. Es repugnante y aterrador. Todo la cultura del “después de las 12 es la hora de almorzar” no solo es sostenida por “leyes” religiosas obsoletas y sus defensores. Está en todas partes en esta sociedad – temporada libre sobre las mujeres y muchachas.

“Después de las 12 es la hora de almorzar” es un modismo que significa que si una niña es mayor de 12 años, ya no está sexualmente prohibida.

Todo el mundo parecía involucrarse en el debate virtual de este tema, incluyendo al ex-primer ministro, Basdeo Panday, cuyas observaciones en Facebook sobre “toda la vieja charla girando alrededor” golpearon la cuerda incorrecta con algunos cibernautas:

Screengrab of image of Basdeo Panday's Facbeook status update. Widely shared on social media.

Fotograma de la imagen de la actualización de estado del Facebook de Basdeo Panday. Compartido ampliamente en redes sociales.

La usuaria de Facebook Rhoda Bharath respondió rapidamente su pregunta:

Because marriage is a legal contract and only adults can enter into legal contracts. This point has been made by the legislation and by many present at the debate. Bas baffles me here.
#EndChildMarriageNow

Porque el matrimonio es un contrato legal y solo los adultos pueden formalizar contratos legales. Este punto ha sido señalado por la legislación y por muchos presentes en el debate. Bas me desconcierta aquí.

Keith Francis agregó:

Bas letting down the side here badly. Badly.
18 is the age of legal responsibility. A body can't sign a document or exercise suffrage until they attain that age. They shouldn't be able to sign a marriage certificate and enter into a legally binding arrangement that ties them to someone for the rest of their lives if they can't even open a bank account on their own.

Bas decepciona estrepitosamente en este punto. Estrepitosamente. Dieciocho es la edad de la responsabilidad legal. Un cuerpo no puede firmar un documento o ejercer el sufragio hasta que alcance esa edad. No deben de ser capaces de firmar un certificado de matrimonio y entrar en un acuerdo legal vinculante que los ate a alguien por el resto de sus vidas, si no pueden incluso abrir una cuenta bancaria por su cuenta.

Curiosamente, la posición de la Organización de las Mujeres Hindúes de Trinidad y Tobago sobre este tema está en desacuerdo con la postura de algunos líderes religiosos. El grupo “[reiteró] su llamado para que la edad de 18 se establezca como la edad legal del consentimiento para casarse con medidas para las edades 16-18 bajo estrictos controles y balances”, agregando:

In so doing, we seek to correct the misleading statement made by temporary Senator Basdeo Seetahal in the Senate debate of 11 January 2017.

We have not rescinded our position as he claimed.

Our position, articulated since 2012 in the resolution coming out of the Marriage Act Public Discussions held by the organization that year, is that the Marriage Acts should be updated to reflect the age of consent for sexual relations.

Al hacerlo, buscamos corregir la declaración engañosa hecha por el senador temporal Basdeo Seetahal en el debate del Senado el 11 de enero del 2017.

No hemos rescindido de nuestra posición como él señaló.

Nuestra posición, articulada desde el 2012 en la resolución que sale de los debates públicos de la Ley de Matrimonio celebrada por la organización ese año, es que las Actas de Matrimonio deben de ser actualizadas con el fin de reflejar la edad de consentimiento para las relaciones sexuales.

En una carta al editor enviada a la conocida página web Wired868, Alana Abdool se preguntaba si “la cultura hiper-sexualizada de los jóvenes” estaba vinculada al furor que rodea al matrimonio infantil:

Lust, love and sex are all part of a complex dynamic of the fight for power between the sexes. It is unfortunate that marriage is deeply interwoven into this web and usually suffers the fatal blow. […]

The fight for marriage has been age old. The products of the war has seen the creation of a deeply rooted culture of sexism, feminism, misogynism and objectification. […]

The current debate on child marriages has been a morose, crass exchange of rebuttals over the right to grant the child the opportunity to marry or not marry along a subjective morally defined age range—vis a vis a grant of the right to let them know when to lust, love and have sex using foolproof, technically defined, sexualized parameters.

And by the grant of a right to marry, I mean the conditions for a sex license. And by conditions I mean age. And by sex license I mean the Marriage Act. […]

We must be wary that we do not objectify the discussion of the readiness of children for marriage and in so doing, weaken one of the greatest foundation blocks of a society.

There is infinitely more to this debate than the butchering currently being rendered in parliament. There is also infinitely more hypocrisies in what is not being addressed than what is.

La lujuria, el amor y el sexo forman parte de una dinámica compleja de la lucha por el poder entre los sexos. Es lamentable que el matrimonio esté profundamente entretejido en esta red y por general sufre el golpe fatal. […]

La lucha por el matrimonio ha sido milenaria. Los productos de la guerra han visto la creación de una cultura profundamente arraigada de sexismo, feminismo, misoginia y deshumanización. […]

El actual debate sobre el matrimonio infantil ha sido un intercambio lúgubre y grosero de refutaciones sobre el derecho de conceder al niño la oportunidad de casarse o no casarse a lo largo de un rango subjetivo de edad moralmente definido – en relación con el otorgamiento de derechos de hacerles saber cuando desear, amar y tener relaciones sexuales usando parámetros infalibles, técnicamente definidos y sexualizados.

Y por la concesión de un derecho a casarse, me refiero a las condiciones para una licencia de sexo. Y por condiciones me refiero a la edad. Y por licencia de sexo me refiero a la Ley de Matrimonio.

Debemos tener cuidado de no objetivar el debate sobre la disposición de los niños para el matrimonio y, al hacerlo, debilitar uno de los mayores bloques de fundación de una sociedad.

Hay infinitamente más en este debate que la carnicería que se está haciendo actualmente en el parlamento. Hay también infinitamente más hipocresías en lo que se está abordando que en lo que se busca en realidad.

Se espera que el proyecto de ley pase ampliamente en la Cámara Baja del parlamento. Si lo hace, entonces tendría que ser aprobado por el presidente del país para convertirse en ley.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.