¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Del #Gasolinazo a #SaqueaUnWalmart: Mapeando la batalla en línea durante la crisis gasolinera en México

Tractor contra el gasolinazo. Foto por Thelmadatter via Wikimedia (CC BY-SA 4.0)

Con el aumento al precio de la gasolina en México, el malestar social ha encontrado diversos espacios para hacerse notar: la calle, las charlas de café y las redes sociales.

La última alza al costo de combustibles para automóviles – conocida como “gasolinazo” – incrementó el precio alrededor de 20% prácticamente de la noche a la mañana el 1 de enero. Esto resultó en manifestaciones cotidianas en las calles y en línea.

Una de las plataformas que ha servido como megáfono y plaza pública para mostrar el descontento es Twitter. Sin embargo, también se convirtió en espacio de disputa y divulgación de notas falsas.

Tuit borrado por Grupo Formula, acompañado de una foto de Egipto donde se pueden apreciar letreros escritos en árabe.

Uno de los fenómenos más importantes observados en esta lucha es la distribución de rumores y/o la propagación de etiquetas que promueven prácticas ilegales como saqueos o robos. Estas estrategias tienen un doble objetivo: influir en las conversaciones y deslegitimar las protestas sociales. Incluso se han captado mensajes alarmistas acompañados de fotografías que pertenecen a otros contextos y situaciones, como la publicada por el Grupo Fórmula – a propósito de las protestas contra el alza de gasolina en una zona del Estado de México – acompañada de una fotografía de un conflicto en Egipto.

Algunas de las cuentas involucradas en estas campañas de desinformación pudieron ser identificadas como bots (cuentas robots), o como troles que ya habían estado vinculados en acosos y amenazas a periodistas y activistas sociales.

Estas cuentas tienen como estrategia alterar la conversación orgánica en la red a través de temas tendencia que interfieran en los debates. Este tipo de estrategias se han utilizado en diferentes momentos y de manera sistemática para frenar o modificar conversaciones que no son favorables para ciertos grupos de poder.

#SaqueaUnWalmart

Durante las protestas del 4 de enero de 2017, se utilizaron dos etiquetas simultáneamente: #Gasolinazo y #SaqueaUnWalmart, las cuales llegaron a ser temas tendencia en México. La siguiente imagen muestra la relación entre las diversas etiquetas que se encontraban dentro de los tuits publicados en esa fecha. Se puede apreciar un vínculo si uno o más tuits utilizaron las dos etiquetas. El tamaño del nodo representa la relevancia de la etiqueta– mientras más grande, más veces fue utilizada dentro de la conversación. Para generar el análisis se descargaron más de 15,000 tuits emitidos y replicados por más de 10,000 cuentas diferentes.

La centralidad de #Gasolinazo muestra la importancia del tema y su relación con el resto de los nodos de la red. La aparición de #SaqueaUnWalmart puede ser leída como un “nódulo” dentro de la red, una incisión no orgánica que se relaciona con el #Gasolinazo para tomar fuerza e invadir la conversación que sucedía de manera orgánica.

La lectura de la red nos permite identificar otras etiquetas asociadas a #SaqueaUnWalmart que dan pistas sobre la forma de articulación de la estrategia para insertarla. En específico, sobresale la etiqueta #Hail100cia que se refiere al grupo de usuarios-cuentas de Twitter que coordinó la aparición de #SaqueaUnWalmart, y que al día de hoy ha coordinado la aparición de otras etiquetas tales como #GolpeDeEstadoMX.

Para poder identificar la verdadera influencia de la etiqueta dentro de la red, se analizaron y graficaron las cuentas que estuvieron activas con ambas etiquetas, lo que permitió visualizar a quienes emiten mensajes y hacia quienes los dirigen. El siguiente gráfico muestra estas relaciones; el tamaño de los nodos depende de quién sea el usuario más mencionado y quién el menos dentro de las conversaciones de #Gasolinazo y #SaqueaUnWalmart.

 

Las comunidades que se activaron van desde medios tradicionales que reportaron una nota relacionada con el gasolinazo, hasta comunidades específicas – en este caso la red que movió la etiqueta #SaqueaUnWalmart.

Es difícil observar a simple vista la relación de dichas cuentas dentro del universo de cuentas activas en el #Gasolinazo, pero que como muestra la siguiente imagen, lograron articularse para posicionar su etiqueta #SaqueaUnWalmart como tema tendencia.

La comunidad resaltada en color rojo dentro de esta red está compuesta por las cuentas que estuvieron activas y que utilizaron la etiqueta #Hail100cia para identificar el grupo al que pertenecen. Este es el grupo-formación de usuarios (trolls y bots) que irrumpieron en la conversación orgánica del #Gasolinazo para insertar el tema #SaqueaUnWalmart. Este grupo representó apenas un 4.19% del total de cuentas activas (5,302 en total de las etiquetas #Gasolinazo y #SaqueaUnWalmart). Sin embargo, pese a su poca importancia numérica, su estrategia de formación de ataque, que incluye el uso de “respuestas” y menciones, lograron posicionar la etiqueta #SaqueaUnWalmart para incidir en la conversación de manera no orgánica.

Campo de batalla

La modificación de tendencias dentro de una conversación global permite no solo desviar la atención, sino “reventar” o “desinflar” la red y la presión que se ejerce hacia el gobierno y/o ciertos personajes. Este tipo de estrategias si bien no son ilegales, si representan un nuevo desafío en el uso de espacios digitales dentro de la conversación pública.

Surgen varias preguntas después de identificar este tipo de patrones, estrategias y cuentas. La primera tiene que ver con el motivo para influir de cierta manera la conversación. La segunda, quién o quiénes se benefician de este tipo de comportamientos. La tercera, qué estrategia desean lograr a largo plazo. Y por último, qué mecanismos se pueden generar para frenar o mitigar la propagación de tendencias de manera artificial.

Hacer las preguntas adecuadas y trabajar dentro de esta línea es algo imperante en estos tiempos. A un año de una nueva elección federal en México, la arena de las redes sociales se convertirá en un campo de batalla para las conversaciones “artificiales”, para la sociedad, los periodistas, los activistas y los analistas; y en un desafío para la construcción de un espacio público vigoroso, crítico y transparente.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.