¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Deportan a importante sindicalista en el Líbano, y ponen a prueba la determinación de trabajadores inmigrantes

Sujana Rana at Beirut's airport facing deportation. She waves to the crowd of supporters who came to protest her deportation. Taken on December 10, 2016. Source: Facebook.

Sujana Rana siendo deportada en el aeropuerto de Beirut. Saluda al grupo de partidarios que vino a protestar por su deportación. 10 de diciembre de 2016. Fuente: Facebook.

Los funcionarios de orden público en el Líbano están tomando medidas contra los sindicalistas comprometidos a organizar a los trabajadores inmigrantes; los activistas sindicales se ven acorralados y tienen pocas opciones.

Sujana Rana, extranjera y sindicalista nepalí empleada del hogar en el Líbano, estaba trabajando en una casa el 1 de diciembre cuando llegó la policía y la arrestó.

Una semana después, el grupo “Defensores de los Derechos Humanos de las Mujeres en el Medio Oriente y África del Norte” (WHRD, por su sigla en inglés) anunció en Facebook que Rana sería deportada dos días después, a las 12:45 a. m. el 11 de diciembre, 

تحديث: الامن العام اللبناني مصرّ على ترحيل النقابية سوجانا وبذلك أصبح موعد ترحيلها اليوم الساعة 12 45 صباحا ( الاحد). #أوقفوا_الترحيل #الحرية_لسوجانا

Noticia: la Seguridad Nacional del Líbano anunció que Sujana, la sindicalista, deberá irse a las 12:45 a. m. del día domingo.
Detengan las deportaciones. Liberen a Sujana.

Justo antes de que se le hiciera abandonar el Líbano, Rana compartió el siguiente mensaje en Facebook:

Cuídense y manténganse fuertes. Me voy a mi patria. Muchas gracias. Los voy a extrañar a todos.

Las autoridades libanesas se negaron a proveer razones formales para el arresto y deportación, pero muchos sospechan que se enfocaron en Rana por su notorio rol en el Sindicato de Trabajadores del Hogar, el cual ella ayudó a fundar.

Cinco días después de que Rana fuera arrestada, las autoridades libanesas fueron tras Roja “Rosie” Maya Limbu, otra organizadora sindical prominente. Al momento de escribir este artículo, Limbu sigue en custodia.

Aunque los políticos y los medios de comunicación libaneses generalmente le dedican, si es que lo hacen, muy poca cobertura a los problemas de los trabajadores del país, los arrestos de Rana y de Limbu han recibido bastante atención, en términos relativos.

Supporters joining Sujana at the airport as she faces deportation. Source: Facebook.

Partidarios reuniéndose con Sujana en el aeropuerto mientras es deportada. Fuente: Facebook.

En respuesta a estas detenciones aparentemente arbitrarias, la Confederación de Sindicatos Árabes (ATUC, por su sigla en inglés) declaró:

Both the National Union and the General Assembly denounced the decision to deport Sujana Rana, and the “unjustified” arrest of Ms. Rose Limbu. The statement noted, “Until now the reason for her arrest is still ambiguous.” The statement added: “we even were not allowed to communicate with them so we can hire a lawyer or a minimum let us and the public know the charges against them.”

Tanto el Sindicato Nacional como la Asamblea General condenaron la decisión de deportar a Sujana Rana y el arresto “injustificado” de la Sra. Rose Limbu. La declaración señalaba: “Hasta ahora la razón de su arresto es todavía ambigua”. Y agregaba: “ni siquiera se nos permitió comunicarnos con ellas para poder contratar un abogado o, al menos, para que nosotros y el público supiéramos de qué las estaban acusando”.

La Federación Internacional de Trabajadores del Hogar también condenó la decisión:

Deeply saddened and outraged by the recent detention of two Nepali domestic workers in Lebanon — [Sujana] Rana known as Zogana Rana, and Roja Maya Limbu known as Rosie Limbaugh — without formal and clear explanation of the charges levelled against them. […] We strongly condemn this pattern of arrests which aims to weaken the union and intimidate its current and prospective members.

Nos entristece profundamente la reciente detención de dos trabajadoras del hogar nepalíes en el Líbano, Sujana Rana (Zogana Rana) y Roja Maya Limbu (Rosie Limbaugh), sin explicaciones formales ni claras de las acusaciones sostenidas en su contra. (…) Condenamos firmemente este patrón de arrestos que se enfoca en debilitar el sindicato e intimidar a sus miembros actuales y futuros.

Una declaración publicada el 9 de diciembre por el Movimiento Anti-Racismo del Líbano, firmada por 29 ONG tanto libanesas como internacionales, pedía la liberación inmediata de las dos mujeres. La declaración sostiene que los arrestos prueban lo que los sindicatos denuncian sobre la falta de protección de los trabajadores del hogar inmigrantes:

إن سوجانا وروزي من المدافعات عن حقوق عاملات المنازل في لبنان، وقد عملتا لسنين طويلة في توثيق وكشف الانتهاكات ضد عاملات المنازل المهاجرات والتي يسببها نظام الكفالة في لبنان. هذا النظام المستند الى تعليمات إدارية يربط إقامة العاملة بصاحب عمل واحد دون منحها الحق بتغييره إلا بموافقته، ولا يقدم حماية قانونية كافية للعاملات بسبب استثنائهن من قانون العمل اللبناني. وبالتالي، يمنعهن من التمتع بالحق في حرية التحرك، والراحة والحصول على الحد الادنى من الاجور بالإضافة الى العديد من الحقوق الاساسية وأهمها الحق في التعبير عن الرأي وإنشاء جمعيات ونقابات.

وتشكل هذه القضية دليلا صارخا على هشاشة الوضع القانوني للعاملات في المنازل بحيث تتحكم السلطات وأصحاب العمل في مصيرهن، وتثير هذه الخطوة الشكوك حول احتمال وجود إجراءات تمييزية بحق المدافعات عن حقوق الانسان والحرية النقابية المكفولة في مقدمة الدستور.

Sujana y Rose son defensoras de los derechos de los trabajadores del hogar en el Líbano y por años han realizado el esfuerzo de documentar y revelar las transgresiones en contra de los trabajadores del hogar inmigrantes causadas por el sistema de Kafala/patrocinio en el Líbano. Este sistema, que está basado en instrucciones administrativas, conecta la estadía legal de un trabajador del hogar en el Líbano a un único empleador, y el empleado no tiene derecho a cambiar de jefe sin su consentimiento. Es más, no garantiza ningún tipo de protección legal para los trabajadores del hogar inmigrantes ya que están excluidos explícitamente de la Ley Laboral del Líbano. De este modo, el sistema Kafala les niega el derecho a la libertad de movimiento, descanso, salario mínimo y muchos otros derechos básicos, entre los que se encuentra el derecho a asamblea y asociación.

Hoy, el caso de Sujana y Rose prueba una vez más lo vulnerables que son los trabajadores del hogar inmigrantes en el Líbano, ya que su destino está completamente controlado por las autoridades y los empleadores. La última acción realizada por Seguridad General levanta sospechas de la posibilidad de que existan medidas discriminatorias contra los defensores de los derechos humanos y el derecho a la libertad de asociación garantizada en el preámbulo de la Constitución del Líbano.

Los arrestos de estas dos importantes organizadoras sindicales resalta la práctica libanesa del “Kafala”, sistema de patrocinio que priva eficazmente a los trabajadores del hogar de sus derechos laborales protegidos bajo ley internacional.

Según un artículo publicado en 2015 en Migrant-Rights.org:

الكفالة نظام سلطوي. في سياق الهجرة، يسمح هذا النظام للحكومات بترك مسؤولية المهاجرين في أيدي المواطنين والشركات حيث يعطي الكفلاء صلاحيات قانونية للتحكم بمصير العمال فمن غير إذن الكفيل، لا يستطيع العامل تجديد أوراقه وتغيير وظيفته والاستقالة منها أو ترك البلاد. حينما يرحل العامل عن وظيفته من دون إذن الكفيل، فيحق للكفيل إلغاء إقامته مما يضع العامل في وضع غير قانوني داخل البلاد. وبعدما يقوم الكفيل بإلغاء الإقامة، لا يستطيع العامل الخروج من البلاد سوى من خلال إجراءات الترحيل التي تعرضهم تلقائياً للحبس لمدة أسابيع أو شهور وأحياناً لسنوات.

[El sistema Kafala] es un sistema de control. En el contexto migratorio, es una práctica que utilizan los gobiernos para delegar la responsabilidad y supervisión de los inmigrantes a ciudadanos o compañías privadas. El sistema le da a los patrocinadores un conjunto de capacidades legales para controlar a los trabajadores: sin el permiso del empleador, los trabajadores no pueden cambiar de trabajo, renunciar o irse del país. Si un trabajador renuncia sin permiso, el empleador tiene el poder de cancelar su visa de residencia, lo cual convierte automáticamente al trabajador en un residente ilegal en el país. Los trabajadores a los que se les han cancelado sus visas de residencia a menudo tienen que irse del país por medio de procedimientos de deportación y muchos tienen que pasar tiempo tras las rejas.

Tenemos que revertir lo que le hicieron a Sujana y Rose. El no liberar a Rose ni ayudar a que Sujana vuelva rápidamente a su trabajo en el Líbano significaría un golpe directo a la moral de muchos activistas inmigrantes y, particularmente, a los defensores de los derechos de los trabajadores del hogar. Si la Seguridad General del Líbano puede salirse con la suya en un tema como este, acusando y castigando a mujeres por ser activas al apoyar y solidarizarse como trabajadoras del hogar aquí, entonces esto tendrá consecuencias graves en todos los esfuerzos por defender los derechos de los trabajadores inmigrantes en este país. Básicamente, infundirá temor en muchos, desalentará a los trabajadores incluso a pensar en ser activista y hará que todo el sufrimiento y trabajo retrocedan a donde estaban en un principio.

Mientras tanto, los activistas libaneses están trabajando para que Roja sea liberada inmediatamente:

Pedimos la liberación inmediata de Rosa y que se adopten mecanismos de protección para trabajadores inmigrantes en el Líbano. ¡Basta de intimidación! Liberen a Rose.

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.