¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Marvel con los Orishas: un artista brasileño convierte a los dioses africanos en superhéroes

Oxalá, el creador del universo, del artista Hugo Canuto. Publicada con permiso.

Piense en Los Vengadores, la serie de cómics de la editorial estadounidense Marvel sobre un variopinto equipo de superhéroes que se unen para proteger al mundo de las fuerzas del mal. Ahora, imagine que allá por los años 60, los creadores Jack Kirby y Stan Lee hubiesen encontrado la inspiración para Los Vengadores en la mitología Yoruba. En lugar de Iron Man, tendríamos al guerrero Oxaguiã. En el puesto del dios escandinavo de ojos azules y pelo rubio, Thor, estaría el igualmente fuerte y de piel oscura Xangô, protector de la justicia –que, casualmente, también porta un martillo–. Ant-Man, el Hombre Hormiga, con su control de los insectos, da paso a Ossain, que es el rey del bosque, el hechicero, y conocedor de los secretos de las plantas. Y, ¿quién es Capitán América en comparación de Ogum y su espada, siempre ansiando batalla?

Eso es lo que el artista brasileño de 30 años Hugo Canuto tenía en mente cuando, en agosto del 2016, reimaginó la portada del clásico #4 de Los Vengadores, reemplazando a todos los personajes famosos con Orishas (escrito Orixás en portugués), las deidades de las religiones afrobrasileñas actuales que tienen sus orígenes en Nigeria y Benín. Hugo es un fan de toda la vida de Marvel y todo lo relacionado con los cómics, además de nativo de Salvador [de Bahía], hogar de una de las poblaciones afrobrasileñas más grandes del país.

Puso como título de este spin-off “The Orixás”, mezclando el inglés y el portugués a propósito, dice. Y un día después de que Jack Kirby, de seguir vivo, hubiese cumplido 99 años, publicó su homenaje en Facebook.

Tras recibir buenas críticas de sus amigos (aviso: soy amiga personal de Hugo), pronto creó otra portada de Los Orixás, esta vez mostrando al dios Xangô.

El proyecto empezó cuando Canuto recreó la clásica portada de Los Vengadores con Orishas como superhéroes. Imagen de Hugo Canuto, publicada con permiso.

“Luego todo fue muy rápido. Un montón de gente se puso en contacto, alabando la idea de traer a estos personajes al universo del cómic”, le dijo Hugo a Global Voices. En noviembre, decidió probar suerte con el crowdfunding, esperando alcanzar los 12.000 reales brasileños (4.000 dólares estadounidenses) para producir dos cómics de una serie que llamó “Tales of Òrun Àiyé” (Historias de Òrun Àiyé) –que significa cielo y tierra en el idioma yoruba–.

La idea de la mezcla entre la popular estética del cómic estadounidense y los mitos religiosos de África fue tremendamente popular, y en una semana el objetivo financiero se alcanzó. Con más dinero del esperado, Hugo, un graduado en arquitectura que renunció a su empleo estable en los servicios públicos en el 2015 para perseguir su pasión por los cómics, tuvo que pensar rápido en formas de expandir el proyecto. Invitó a dos veteranos profesionales del cómic, Marcelo Kina y Pedro Minho, a ayudar con la producción. El equipo mejoró luego la calidad del material, el número de páginas, y los toques finales, y estableció mejores recompensas para los que apoyaron el proyecto.

Al día de hoy, la campaña ha recaudado más de 40.000 reales (unos 12.000 dólares de EE. UU.). Mientras tanto los afiches, cada uno con diferentes Orishas, están siendo vendidos de forma continua, y el dinero financiará una tirada de dos cómics de 90 páginas, cada uno mostrando una historia diferente inspirada por el Itan –la colección de mitos, historias, y canciones sobre los Orishas–.

Según Hugo, todo será publicado de forma independiente, sin editoriales establecidas involucradas, por el momento.

Los Vengadores, pero de Bahía

Brasil estaba en el centro de la trata de esclavos portuguesa, tanto antes como después de la independencia de Brasil en 1822. Bahía, cuando los colonos portugueses llegaron por primera vez en 1500, recibió más de 1,3 millones de esclavos, que venían principalmente del oeste central de África y del Golfo de Benín.

Sus rituales y creencias sobrevivieron los 300 años de trabajos forzados y extrema violencia. Esas creencias se manifiestan ahora a través de las religiones afrobrasileñas modernas del Candomblé y Umbanda, que son la amalgama de varias tradiciones de diferentes grupos étnicos africanos, especialmente los Yoruba, pero también los Fon y los Bantu.

“Para alguien que nace y crece en Bahía, la influencia africana de nuestra cultura va más allá de la religión. Afecta a nuestros hábitos, nuestro discurso, nuestra comida. Es parte de nuestra identidad”, dice Hugo. “Esto es lo que me hizo tan ansioso por producir una historia inspirada en la cultura afrobrasileña”, añade.

Xangô, dios de la justicia. Publicada con permiso.

Oxum domina las aguas dulces, ríos, y cascadas. Publicada con permiso.

Oxóssi, el dios cazador. Publicada con permiso.

Pero a pesar de estar tan incrustada en la cultura de Bahía, las religiones afrobrasileñas aún no son muy comprendidas por la mayoría de la población de Brasil –con frecuencia enfrentándose a la estigmatización e incluso la persecución de evangelistas cristianos radicales.

Para Hugo, uno de los puntos más importantes del proyecto es celebrar estas narraciones religiosas que sobrevivieron el tiempo y la distancia, y que se han convertido en un aspecto tan importante de la cultura brasileña:

Acredito que é necessário valorizar um dos pilares do Brasil, que infelizmente ainda sofre com discriminação e preconceitos. Acredito que o público entendeu essa ideia, pois temos muitos depoimentos de professores que falaram sobre o tema levando as artes para seus alunos, ou brasileiros vivendo no exterior que desejam apresentar esse aspecto do país. Sejam eles adeptos ou não das religiões de matrizes africanas, há um interesse imenso.

Creo que es necesario valorar uno de los pilares de Brasil, que por desgracia aún sufre de discriminación y prejuicios. Creo que el público entendió esa idea, pues hemos escuchado a muchos profesores hablar de este tema, llevando el arte a sus alumnos, o a brasileños viviendo en el extranjero y queriendo mostrar esa parte del país. Sean o no practicantes de las religiones de matices africanos, hay un enorme interés.

Las religiones africanas proporcionan un montón de material para historias de superhéroes. Como la santería y el vudú en otras partes, el candombé reconoce una multitud de deidades. Son conocidas como Orishas, que gobiernan por sobre las fuerzas de la naturaleza y la humanidad. Todos los Orishas –más de un millar, considerando las prácticas tanto en América como en África– tienen cualidades propias de los humanos, se implican en luchas unos contra otros por poder, cometen errores, y se enamoran.

Para el primer cómic, Hugo dice que el personaje principal será Xangô, el dios de la justicia. Según la mitología, Xangô castiga a los mentirosos, los ladrones, y los que hacen el mal. También tuvo, en diferentes puntos del tiempo, tres esposas, que asimismo son Orishas: Iansã, Oxum y Obá.

Canuto, que vivía en São Paulo cuando le vino la inspiración para el cómic, se volvió a mudar a Bahía para investigar sobre el proyecto. “Me sumergí en el estudio de los Orishas, no solo leyendo libros de autores de renombre como Pierre Verger, Edson Carneiro, José Beniste, y Reginaldo Prandi, sino también visitando terreiros [templos canbombé], y hablando con líderes religiosos. Todo porque quiero sacar esto adelante con el mayor respeto y cuidado”.

Ossaim, gobernante de las pociones y los remedios. Publicada con permiso.

Iansã controla los vientos y las tormentas. Publicada con permiso.

Yemanjá, domina las aguas de los océanos, madre de todos los Orishas. Publicada con permiso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.