¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activistas de Myanmar: “La Ley de difamación debe terminar”

Miembros del comité para Mejorar la Ley de Telecomunicaciones convocan una reunión para retirar el controvertido artículo 66(d) de la ley. Fotografía de la página The Irrawaddy de Facebook, socio de contenido de Global Voices.

El gobierno militar de Myanmar perdió las elecciones del 2015, pero las medidas que implementó para silenciar a los disidentes siguen estando vigentes en el país.

Esto incluye a la “Ley de Telecomunicaciones”, aprobada en el 2013 para promover inversiones extranjeras en el sector de las Tecnologías de Información y proteger a los usuarios y proveedores de esta. Pero a pesar de este claro objetivo de la ley, muchos oficiales han interpretado el artículo 66(d) como una base legal útil para presentar cargos de difamación contra sus críticos.

Desde su transcurso, 48 casos de difamación se han presentado en los juzgados recurriendo al artículo 66(d) de la ley. El último año, incluso con el ex-partido opositor Liga Nacional para la Democracia (NLD) tomando el control del gobierno, 29 personas fueron detenidas por quebrantar esta ley.

El artículo 66(d) declara que cualquiera que utilice una “red de telecomunicaciones para extorsionar, amenazar, obstruir, difamar, perturbar, influenciar inapropiadamente o intimidar” puede ser “castigado con cárcel por un período prolongable hasta un máximo de tres años, y será responsable de multa o ambas cosas”.

Para muchos activistas y periodistas, la retórica de esta previsión es vaga y puede ser estrechamente interpretada para acusar a cualquiera de difamar a otra persona.

Desde el año pasado, el artículo 66(d) ha ganado presencia notoriamente por ser una herramienta legal utilizada por oficiales militares contra sus críticos en los principales medios de comunicación y en los medios sociales.

A pesar que la derrota del partido que apoyaron en las elecciones, los militares siguen teniendo una fuerte influencia en la burocracia. La constitución aprobada en el 2008 garantizó la representación militar en el parlamento y en el gabinete.

Preocupados por el creciente número de casos relacionados con el artículo 66(d), algunos activistas, eruditos y periodistas formaron el comité para Mejorar la Ley de Telecomunicaciones (CATL) para persuadir al parlamento sobre la urgente necesidad de reformar la ley.

Ellos afirman que el artículo 66(d) es innecesario debido a que la difamación ya está cubierta actualmente por el Código Penal.

El CATL argumenta que, bajo el artículo 66(d), una persona acusada de difamar a alguien puede ser detenida sin tener derecho a fianza. Una tercera parte también puede presentar un caso en nombre de otra persona, lo que explica porqué algunos casos involucrando a los militares no fueron iniciados directamente por oficiales del ejército, sino por civiles.

En Birmania, el gobierno del NLD se está encargando de la gente que los critica con el Artículo 66D. DECIMOS NO AL 66D.

Bo Kyi, de la Asociación Asistencial para la Protección Política cree que la difamación puede ser resuelta con un castigo menos severo:

Article 66(d) of the Telecommunications Law should be removed—it is better for the country’s future if we try to solve problems by discussing them patiently while fostering the culture of democracy and compromise from all sides.

El artículo 66(d) de la Ley de Telecomunicaciones debería ser retirado-es mejor para el futuro del país si intentamos solucionar los problemas debatiéndolos pacientemente mientras acogemos la cultura de la democracia y el compromiso desde todos los flancos.

El abogado por los Derechos Humanos U.Robert San Aung está de acuerdo en que la ley necesita ser revisada:

It is not appropriate that a citizen who criticises someone more powerful should face legal action of this kind.

No es apropiado que un ciudadano que critica a alguien más poderoso tenga que enfrentarse a una acción legal de este tipo.

El activista Ko Maung Saung Kha observó que el artículo 66(d) es utilizado selectivamente por las autoridades, mientras que el discurso de odio religioso y el abuso online contra las mujeres se están volviendo predominantes:

We have to raise a question why this law doesn’t take effect against those who spread religious hate speech online. There are sexual abuses against women online but this law can’t prevent them. The law only takes actions against those who insulted state leaders … The law is being used with impunity.

Tenemos que preguntarnos porqué esta ley no causa efecto sobre aquellos que difunden el discurso de odio religioso online. Existen abusos sexuales contra las mujeres online pero esta ley no puede prevenirlos. La ley solo toma acciones contra aquellos que han insultado a los líderes estatales… La ley está siendo utilizada con impunidad.

El activista se refiere al creciente sentimiento antimusulmán en las redes sociales encabezado por budistas radicales. Myanmar tiene un población mayormente budista. Algunos radicales budistas acusan a los musulmanes de perpetrar el desplazamiento de los residentes birmanos de sus comunidades.

Aparte de los funcionarios públicos, hay ciudadanos que también han invocado el artículo 66(d) contra sus críticos y trolls en las redes sociales. El escritor Moe Thet War ha explicado cómo la ley ha afectado al comportamiento de muchos usuarios de Internet en Myanmar:

Ever since the creation of Section 66(d), citizens have become hesitant to publicly share anything on Facebook, even if they're actually pointing out someone else's wrongdoing.

Desde la creación del artículo 66(d), los ciudadanos se han vuelto reticentes a compartir públicamente cualquier cosa en Facebook, incluso si actualmente están señalando a alguien su mala conducta.

Moe Thet War ha usado la caricatura de más abajo para ilustrar como un ladrón puede acusar a un usuario de Facebook de estar cometiendo un delito si este último esta publicando una foto “insultante” en la popular red social.

Esta caricatura define a grandes rasgos el artículo 66(d) de la Ley de Telecomunicaciones

El CATL organizó una manifestación a mediados de enero para presionar la retirada de artículo 66(d). En respuesta, el parlamento ha dicho que es su deseo el revisar la ley y abordar el impacto negativo de artículo 66(d).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.