¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Operación “Restauración de la Democracia” da esperanza y plantea demandas en África

El presidente gambiano Yahya Jammeh fue presionado a dejar el poder por la ECOWAS. Fotografía de dominio público por la Casa Blanca, subida por el usuario de Wikipedia Alifazal.

Usuarios de internet celebraron la decisión de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS) de intervenir en Gambia, lo que obligó al presidente gambiano Yahya Jammeh a irse al exilio después de perder las elecciones del pasado diciembre. Motivados por esta medida, algunos ciudadanos africanos en redes sociales están criticando a otros grupos internacionales de la región debido a que no han sacado del poder a otros “dictadores” que por mucho tiempo han gobernado a lo largo del continente.

Internautas africanos le han planteado preguntas difíciles a la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC), a la Comunidad Africana Oriental (EAC) y al organismo continental, la Unión Africana (AU), entre otros.

En una intervención denominada “Operación Restauración de la Democracia“, ECOWAS amenazó con sacar del poder a Jammeh por la fuerza, lo que finalmente obligó al expresidente gambiano Yahya Jammeh a irse al exilio. Jammeh, quien gobernó Gambia durante 22 años, fue derrotado en las elecciones de diciembre por Adama Barrow. Después de aceptar inicialmente el resultado, Jammeh se negó a ceder el poder, citando supuestas irregularidades en la votación.

Jammeh se reunió con varios líderes de África Occidental después de que expiró el primer plazo fijado por ECOWAS, en un desesperado intento de mediación pacífica. Posteriormente, la organización le dio una última oportunidad, amenazando con desplegar un grupo armado de monitoreo justo fuera de la capital, Banjul, que lo forzaría a dejar el cargo. Finalmente, los presidentes de Guinea y Mauritania lo convencieron de dejar el país.

El nuevo presidente, Adama Barrow, regresó a Gambia el 26 de enero, después de ser tomar el mando en la embajada de Gambia en Dakar, Senegal. Esta fue la primera vez que un presidente africano toma posesión en suelo extranjero.

Después de la exitosa intervención de ECOWAS, africanos han apuntado a organizaciones como la SADC y la Unión Africana por permitir que el presidente burundés Pierre Nkurunziza y el presidente zimbabuense Robert Mugabe se mantengan en el poder. Nkurunziza cambió la constitución en el 2015 para poder gobernar por un tercer periodo, y Mugabe, quien se cree perdió la elección frente a Morgan Tsvivangarai, se ha mantenido en la presidencia.

En Twitter, Sure Kamhunga pidió:

La SADC debe usar la solución de la Ecowas en líderes que rechazan la voluntad de la gente. No más masajes de ego a déspotas en nombre de la hermandad.

Castro Ngobese le pidió a la misma organización que tomara medidas en contra del presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila:

La SADC debe hablar con acciones, Kabila se tiene que ir. Debemos aplaudir a los líderes de ECOWAS por su implacable presión para que Jameh dejara su cargo.

El periodo de gobierno de Kabila terminó en diciembre, pero este sigue en el poder debido a que, según él, no se pueden realizar elecciones por problemas logísticos y financieros. Un acuerdo entre el gobierno y partidos de oposición determinó que se realizarán elecciones a fines del 2017 y que Kabila dejará la presidencia posteriormente (un año después de que su segundo periodo haya terminado).

Zimbabwean Patriot! (Patriota Zimbabuense) compartió una caricatura burlándose de la SADC y del presidente zimbabuense Mugabe:

SADC, no queremos este tipo de presión en el 2018. Observen a ECOWAS. ¡Aprendan de Gambia!

Algunos ciudadanos africanos incluso han sugerido que el siguiente presidente de la Unión Africana debería provenir de África Occidental. Muhereza Allan escribió:

Ahora estoy de acuerdo con que el próximo presidente de la Unión Africana sea de África Occidental. Felicitaciones ECOWAS. Gambia.

El organismo tenía programado elegir a su próximo presidente a fines de enero.

“ECOWAS les está dando una lección a EAC y SADC”

Refiriéndose a las disputadas elecciones del 2008 en Zimbabue, McIntosh Polela escribió:

Ecowas está haciendo en Gambia lo que la inútil SADC debió haber hecho cuando Mugabe perdió las elecciones y asesinó ciudadanos para forzar un acuerdo de poder compartido.

Después de las elecciones del 2008 en Zimbabue, negociaciones lideradas por la SADC dieron lugar a un gobierno compartido, en el que Mugabe permaneció como presidente y el principal candidato de oposición Morgan Tsvangirai sirvió como primer ministro.

Waiswa Batambuze quiere que se fortalezcan los órganos regionales como primera prioridad:

Creo que antes de hablar de una África unida, primero tenemos que crear y consolidar redes regionales como EAC, ECOWAS, SADC, etc.

David Lewis observó:

La gente en mi Twitter de fuera de África Occidental, especialmente de África Central, está mirando a ECOWAS y su robusta postura frente a Jammeh en Gambia con mucha envidia.

Ilunga Ntengu señaló a los países de África Oriental y Austral que deben observar los eventos ocurridos en Gambia:

ECOWAS les está dando una lección a EAC y SADC; Uganda, Burundi, RD Congo, Zimbabue, Sudán, Congo, Angola deben observar esto muy de cerca.

“Ecowas y SADC son dos organismos internacionales africanos muy distintos”

A pesar del inmenso apoyo recibido por ECOWAS, el ministro de educación superior zimbabués Jonathan Moyo —partidario de Robert Mugabe, de 92 años de edad, quien se mantiene en la presidencia desde 1980— opinó que la toma de mando del presidente gambiano Adama Barrow en Senegal fue un circo y una vergüenza:

No, para nada. Repito. ¡Es un circo y una vergüenza que un presidente tome posesión en un país extranjero y crea un mal precedente!

Chris Danga le respondió a Moyo:

Ecowas es una organización proactiva, a diferencia de nuestra inútil SADC. Algunos de ustedes se habrían ido en el 2008.

Reconociendo lo bueno de comparar organismos regionales, el bloguero zimbabués Takura Zhangazha señaló que el contexto importa:

What is however missed is that Ecowas and SADC are two very different African inter-state organizations. Not just by way of their historical development but also in relation to the fact that they have always tended to act differently on the continental stage especially after they were both reformed in the early 1990s, Ecowas 1993 and SADC 1992 to make them much more formal and more concerned in members states affairs. Especially where it concerns their respective regional economies and trade.

Lo que se olvida, sin embargo, es que Ecowas y SADC son organizaciones africanas interestatales muy diferentes. No solo debido a su desarrollo histórico sino también en relación al hecho de que siempre han actuado de manera distinta en el escenario continental, especialmente después de que ambas fueron reformadas a principios de la década del 90 (Ecowas en 1993 y SADC en 1992) para hacerlas mucho más formales y más involucradas en los asuntos de sus estados miembros. Especialmente cuando afectan a sus respectivas economías regionales y al comercio.

Zhangazha continuó:

But thankfully ECOWAS and SADC are from the same Pan African womb. They however tend to act differently and have a different history of interaction with global powers. Sadc, having its foundation in the liberation struggle era of the Frontline States has a history of solidarity between liberation movements and was never going to abandon that in the face of the regional behemoth that was Apartheid South Africa.

Ecowas, with member states that have experienced greater periods of national independence and inundated with Cold War battles for control of natural resources such as petroleum was always more nuanced and divided in its global relations. Things are therefore not so Manichean. Nor are they easily excusable or a matter of pitting one African region against another.

Afortunadamente, tanto la ECOWAS como la SADC provienen del mismo vientre panafricano. Sin embargo, tienden a actuar de forma diferente y tienen su propia historia de interacción con poderes globales. La SADC, fundada en la era de lucha de liberación de los Estados de primera línea, tiene una historia de solidaridad entre movimientos de liberación y nunca iba a abandonarla ante el gigante regional que era la Sudáfrica del Apartheid.

La Ecowas, con estados miembros que han disfrutado de periodos más largos de independencia y que fueron inundados en la guerra fría por batallas por el control de recursos naturales como el petróleo, siempre fue más sutil y dividida en sus relaciones globales. Por lo tanto, las cosas no son tan maniqueístas ni tan fácilmente excusables o un simple enfrentamiento entre una región africana y la otra.

Al observar las lecciones que países africanos australes pueden aprender de ECOWAS, Chris Saunders (profesor emérito de la Universidad de Ciudad del Cabo) y Henning Melber (profesor del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Pretoria) señalaron que la SADC no posee una fuerza militar. Además, ofrecieron información con respecto a las intervenciones de la SADC:

The only case that somewhat resembled events around The Gambia was South Africa’s intervention in Lesotho in September 1998. Nominally under SADC, that intervention’s goal was to ensure the incumbent ruler was not ousted by opposition forces.

Three SADC member states did intervene militarily in the DRC in August 1998. Troops from Angola, Namibia and Zimbabwe were deployed, nominally under the umbrella of SADC. The goal was to aid the then president, Laurent Desiré Kabila, against rebels who had invaded the eastern Congo. Kabila would not have been able to consolidate himself in power without the military support of the three SADC states.

Both interventions were controversial within SADC, since they were not based on a common decision by the member states. These were at that time marred by the rivalry between Zimbabwe’s Robert Mugabe and South Africa’s Nelson Mandela. This may help explain why there have not been any similar military interventions since.

El único caso que se parece en algo a los eventos ocurridos en Gambia fue la intervención de Sudáfrica en Lesotho en setiembre de 1998. En teoría realizada por la SADC, el objetivo de esta intervención fue asegurarse de que el mandatario del país no fuera derrocado por fuerzas opositoras.

Tres miembros de la SADC intervinieron militarmente en la República Democrática del Congo en agosto de 1998. Tropas de Angola, Namibia y Zimbabue fueron desplegadas, en principio, como parte de la SADC. El objetivo era ayudar al entonces presidente, Lauren Desiré Kabila, en contra de rebeldes que habían invadido el Congo oriental. Kabila no habría podido consolidarse en el poder sin el apoyo militar de los tres estados de la SADC.

Ambas intervenciones fueron controversiales dentro de la SADC debido a que no se basaron en una decisión común por parte de los estados miembros. Estas fueron marcadas por la rivalidad entre los presidentes Robert Mugabe de Zimbabue y Nelson Mandela de Sudáfrica. Esto podría ayudar a explicar la ausencia de intervenciones militares similares desde entonces.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.