¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Desde hace casi dos meses, los médicos de Kenia han estado en huelga

Madres hacen fila a la espera de tratamiento en el hospital distrital de Sindo, Nyanza, Kenia, en el 2008. Foto publicada con licencia CC BY-NC-ND 2.0 por el Departamento del Reino Unido para Desarrollo Internacional.

En diciembre del 2016, 5,000 médicos kenianos procedentes de todos los hospitales públicos a nivel nacional se declararon en huelga en protesta por el fracaso del gobierno keniano en implementar un convenio colectivo acordado con los médicos a través de su sindicato en el 2013.

Varias semanas después, los médicos siguen en huelga y el estancamiento no ha llegado a su fin.

La huelga ha llevado a la paralización del sistema de salud pública. Por ejemplo, se informó que más de cien pacientes huyeron del principal hospital siquiátrico en Nairobi cuando la huelga comenzó y un guardia de seguridad en un hospital del oeste de Kenia fue obligado a dar ayuda a una mujer dando a luz.

El Sindicato de Profesionales Médicos, Farmacéuticos y Dentistas de Kenia (KMPDU por su nombre en inglés), organismo que rige a todos los médicos kenianos, hizo un llamado a sus miembros para que dejaran de trabajar en reacción a la incapacidad del gobierno de cumplir con el acuerdo en medio del deterioro de las condiciones de salud pública.

El Hospital Kenyatta Nacional y el Hospital Universitario y de Derivación Moi están prácticamente cerrados. El gobierno de Kenia debe implementar el convenio colectivo que suscribió en el 2013.

El convenio colectivo entre el gobierno keniano, a través del Ministerio de Salud, y el sindicato de médicos se suscribió el 23 de junio del 2013. Su objetivo era reparar el sistema de salud en el país, que está en condiciones deplorables. La mayoría de hospitales públicos carecen de equipo médico básico y medicamentos, y los 5,000 médicos están saturados de trabajo para atender a una población de 43 millones de kenianos.

Según el informe de desarrollo humano del 2014 de las Naciones Unidas, los ingresos del 20 por ciento de la población keniana más rica aumentó continuamente en la década pasada y llegó a 11 veces más que el ingreso del 20 por ciento más pobre, lo que deja a Kenia como la segunda sociedad más desigual en África Oriental después de Ruanda. Aunque hay hospitales privados, están fuera del alcance para muchos kenianos.

Los medios de comunicación en Kenia no han informado debidamente de la huelga en curso ni los términos del convenio colectivo, pues muchos afirman que los médicos solamente buscan un aumento de 300% en su remuneración. Sin embargo, no es lo único que estipula el convenio colectivo, que propone la reforma del sistema de salud pública equipando todos los hospitales públicos, y ofrecer servicios de salud universales de bajo costo. La mayoría de médicos empiezan con un salario de US$ 400 al mes. La proporción médico-paciente es baja, de 18:100,000.

En un tuit difundido cuando empezó la huelga, KMPDU publicó una infografía que desglosaba el convenio colectivo de manera que los kenianos pudieran entenderlo fácilmente y compartirlo ampliamente.

1. Hoy es el día 41 de la huelga de médicos. El convenio colectivo es para los kenianos.
Más doctores disponibles en instalaciones públicas.
Pruebas de diagnóstico fácilmente disponibles
Servicios de salud más baratos
Servicios de emergencia de calidad
Medicamentos disponibles en todos los hospitales
Investigación de salud para mejores resultados
Hospitales mejor equipados

——-
13. Ese convenio colectivo es lo que recuperará los servicios de salud de este país pues contiene el interés de todos los kenianos.

Debido a lo que se percibe como tergiversación de hechos e iniciativas por parte del gobierno y algunos medios de comunicación, fue que el sindicato empezó una fuerte campaña en medios sociales con el fin de sensibilizar a los kenianos sobre el real estado de los servicios de salud en el país y de impulsar el apoyo de los kenianos.

Todos los medios de comunicación tienen la obligación moral de destacar no solamente las dificultades del paciente, sino también la de los médicos.
Paguen como pagan las licitaciones.

Con su cuenta de Twitter @KMPDU, durante casi dos meses, el sindicato ha difundido infografías, memes, fotos, caricaturas, videos e historias de sus miembros contando sus experiencias personales de tratar de salvar vidas sin equipo médico, sin medicamentos ni electricidad y con el exceso de trabajo de muchos médicos que a veces realizan turnos de 36 horas con muy poco descanso.

En un ensayo fotográfico reunido por el sitio web Courageous Stories (Historias de valor), un médico describió cómo vieron morir a un paciente porque se había entregado la ambulancia del hospital a un político local para que recogiera tomates del mercado.

La campaña en medios sociales del sindicato ha reunido un total de 12 etiquetas desde el inicio de la huelga: #LipaKamatender [Paguen como pagan las licitaciones], #ImplementCBA [Implementen el convenio colectivo], #DoctorsOnTrial [Médicos en dificultades], #DoctorsStrike [Huelga médica], #DoctorsAreHumansToo [Los doctores también son humanos], #CBAismorethancash [El convenio colectivo es más que dinero], #offernotCBA [No ofrezcan convenio colectivo], #HealthCrisisKe [Crisis de salud en Kenia], #CBAforKenyans [El convenio colectivo es para los kenianos], #healthontrial [La salud en dificultades], #SickAt50 [Enfermo a los 50 años], #IAmaTribelessDoctor [Soy un médico sin tribu].

1. Su padre murió en un hospital público cuando era un niño de 11 años. Si su padre hubiera tenido acceso al mejor servicio de salud disponible en Kenia, estaría vivo para ver a su hijo defender el derecho a servicios de salud de calidad por todos los kenianos de todos los estratos.
2. Iba caminando descalzo al colegio porque su familia no podía comprarle zapatos. De niño, se vio afectado de pulgas que atacan la piel y se convirtió en el “experto de la aldea” en extirpación de pulgas. Se hizo médico para brindar un servicio de salud de calidad para todos los kenianos de todos los estratos.
3. Supo que no podía quedarse callada sobre el estado de los servicios de salud en los hospitales públicos la primera vez que perdió un paciente porque no había disponible equipo básico para atender emergencias médicas en el departamento de accidentes y emergencias.
4. Creció en uno de los condados más pobres de Kenia. Cuando se graduó, decidió regresar a servir a la comunidad donde se crió – una comunidad que lucha por elegir entre poner comida en la mesa o comprar medicinas cuando están enfermos.

——-
¡Van 51 días ya! ¿¡Cómo dejamos que llegara a este punto!? ¡Merecemos y exigimos mejor servicio de salud! ¡Eso es todo!

El gobierno se ha resistido a los pedidos de los médicos. En una entrevista en vivo en televisión nacional en diciembre, Eric Kiraithe, portavoz del gobierno dijo que Kenia no necesita médicos y que el gobierno planeaba importar médicos de India y Cuba.

Pocas semanas después de esta afirmación, el periódico indio The Telegraph informó que el primer ministro indio había rechazado la solicitud de sustituir médicos kenianos con médicos indios durante una visita del presidente keniano a Nueva Delhi.

Mientras tanto, el sistema de salud pública sigue paralizado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.