¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hongkoneses hacen selfies de protesta ante la “exposición” del Proyecto Palacio Museo

Protesters mimicked the 1989 student democracy protests in Beijing in front of the Palace Museum Exhibition. Photo by HKFP Melissa Maize. Permission to use.

Los manifestantes imitan las protestas democráticas estudiantiles de 1989 en Pekín en frente de la exposición del Museo del Palacio. Foto de Melissa Maize de Hong Kong Free Press. Con permiso de utilización.

Si se encuentra en Hong Kong, podrá observar algunos carteles enormes en la estación central de metro en los que se muestra una imagen de la “Ciudad Prohibida”, perteneciente al Museo del Palacio de Pekín. Quizá decida hacerse un selfie frente a ellos. Algunos hongkoneses decidieron hacerlo a mediados de enero, pero los suyos no eran unos selfies normales, sino que incluían pequeños gestos de protesta en contra del mensaje que se encontraba detrás del anuncio.

La campaña o “exposición”, nombre que usa el gobierno de Hong Kong a la hora de referirse a ella, tiene la finalidad de convencer al público de que deberían estar orgullosos del proyecto de construcción del Palacio Museo en el Distrito Cultural Kowloon, al oeste de Hong Kong, el cual ha costado al gobierno 1 580 000 HK o 200 000 USD.

El polémico proyecto, el cual no obtuvo ningún proceso de consulta ciudadana, fue anunciado por la en ese entonces Secretaria Jefe del Gobierno, Carrie Lam, el 23 de diciembre del 2016. Lam reveló que la idea provenía de una “conversación de chat” mantenida con autoridades cercanas en Pekín (Hong Kong es una región administrativa especial de China continental) allá por setiembre del 2015.

Para asegurar que no se interrumpiera su construcción, en vez de proceder a la aprobación de un nuevo presupuesto para el proyecto a través del Consejo Legislativo, Lam, quien también es el presidente de la Junta de Autoridades del Distrito Cultural de West Kowloon (WKCDA), se aseguró de lograr una donación de 3,5 millones de DHK del Hong Kong Jockey Club.

El asunto llegó a lo más alto cuando una plataforma de investigación descubrió que el WKCDA había encargado a Rocco Yim, una conocida arquitecta, dibujar los diseños iniciales del museo en junio del 2016, sin proceder a concurso público. Lam difundió la información a los otros miembros de la junta de WKCDA solo meses después, en octubre y noviembre del 2016.

La idea del Distrito Cultural de West Kowloon apareció en 1998; desde ese momento, las decisiones sobre el desarrollo del distrito se han llevado a cabo de manera abierta y transparente a través de llamamientos públicos para consultar propuestas y concursos de diseño públicos. El WKCDA es una autoridad financiada por el gobierno, establecida bajo la Ordenanza de Autoridades del Distrito Cultural de West Kowloon, la cual establece que:

…the Authority shall, in relation to matters concerning the development or operation of arts and cultural facilities, related facilities, ancillary facilities and any other matters as the Authority considers fit, consult the public at such time and in such manner as it considers appropriate.

… la Autoridad, en relación a asuntos concernientes al desarrollo o el funcionamiento de instalaciones artísticas y culturales, instalaciones conexas, instalaciones auxiliares y cualquier otro asunto que la Autoridad considere oportuno, consultará al público en dicho momento y de la manera que considere apropiado.

Mientras Carrie Lam argumentaba que el proyecto poseía “información sensible” y que por ende no podría ser revelada al público, los ciudadanos preocupados, decidieron llevar el caso a la corte para una revisión judicial.

En medio de toda la controversia, el gobierno continuó promoviendo el proyecto y gastando 3,8 millones de dólares hongkoneses en una serie de televisión el fin de semana “Con el Museo Palacio”, y 1,5 millones de dólares hongkoneses en un enorme cartel publicitario en la estación central de metro para promover la serie. El gobierno posteriormente argumentó que los carteles de la estación de metro no eran carteles publicitarios sino “exhibiciones”.

Desde que Carrie Lam es un candidato potencial a participar en las elecciones para presidente ejecutivo (el máximo jefe de la ciudad) en mayo, el Proyecto Palacio se ha considerado como parte de su campaña electoral, a través del cual demuestra su patriotismo y capacidad de gobierno de la ciudad.

Así como el cartel ha traído literalmente a la “Ciudad Prohibida” (un lugar que simboliza el dominio del estilo de la China imperial y recuerda a la gente las medidas severas tomadas contra las protestas estudiantiles a favor de la democracia de 1989) a Hong Kong, muchos hongkoneses han decidido crear pequeños actos de resistencia frente a las exposiciones, y compartir sus selfies en las redes sociales.

En los últimos días, dentro del círculo de Facebook de Hong Kong, puede observarse un tanque pasando por la “Ciudad Prohibida”:

Viral photo on Facebook: Tank running through "The Forbidden City" at Hong Kong's central metro station.

Foto viral en Facebook: un tanque pasando a través de la “Ciudad Prohibida” en la estación central de metro de Hong Kong.

Algunos manifestantes se fotografiaban con lemas:

“Vindicate the 1989 democratic movement, hold those who ordered the massacre accountable.” Via Facebook user Wai Hung Chow.

“En defensa del movimiento democrático de 1989, responsabilicen a aquellos que ordenaron la masacre”. A través del usuario de Facebook Wai Hung Chow.

Otros sostenían réplicas de la Estatua de la Democracia frente a la “Ciudad Prohibida”:

Image via Facebook user Wai Hung Chow

Imagen del usuario de Facebook Wai Hung Chow

El grupo político Alianza de Hong Kong en apoyo a los movimientos democráticos de China, recogió la iniciativa ciudadana y posteriormente hackeó la exposición. El 9 de enero del 2017, imitó la escena de protesta de 1989 gritando lemas y pidiendo la libertad de prisioneros políticos, incluyendo al ganador Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo:

En una reacción bastante típica ante la protesta, un lector del artículo del Hong Kong Free Press escribió en el hilo de comentarios:

Oops, what [was] originally meant to be a platform for the CE [Chief Executive] throne is now turned into a new venue for protests. What a creative piece of crap! A new mess to clean up for lame Lam.

¡Oops! lo que originalmente [era] una plataforma al trono del CE [Presidente Ejecutivo] ahora se ha convertido en un nuevo campo para los manifestantes. ¡Qué creativa pieza de mierda! Un nuevo desorden que deberá limpiar la pobre Lam.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.