¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los “guerreros del teclado” quieren recuperar Kenia

A screenshot of a YouTube video of Kenyans taking part in #TakeBackKenya protest in Nairobi singing with raised fists.

Captura de pantalla de un video de YouTube con kenianos levantando el puño en la protesta Recuperemos Kenia en Nairobi.

El 12 de diciembre de 2016, Kenia celebró 53 años de independencia de Gran Bretaña. Los festejos del Día de Jamhuri (república en swahili) en Nairobi hubieran seguido el estilo tradicional, con la tranquilidad del distrito de negocios, la bandera de Kenia colgando de varios edificios y unos pocos kenianos marchando para celebrar el día nacional.

No obstante, ese día un movimiento formado por kenianos comunes y corrientes (principalmente jóvenes), conocido como Kenianos en Twitter (KOT por su nombre en inglés), organizó una marcha pacífica por las calles de la capital del país. El evento  #TakeBackKenya (Recuperemos Kenia) había sido planificado con meses de anticipación, se puso en marcha un sitio web y se obtuvieron los permisos necesarios del departamento de policía de Kenia para llevar a cabo la manifestación.

Con todo, lo que empezó como una marcha pacífica para denunciar la corrupción y el mal gobierno acabó convirtiéndose en una batalla campal entre los manifestantes y la policía. Todo ocurrió a raíz de que los últimos usaran gas lacrimógeno para dispersar a la gente –hombres y mujeres– que estaba haciendo el recorrido desde la calle Tom Mboya hasta Jeevanjee Gardens gritando, “Lipa Kama Tender” (Paguen como pagan sus licitaciones) y “Recuperemos Kenia”, mientras recitaban canciones patrióticas.

Los cibernautas no perdieron de vista la ironía de que echaran gas lacrimógeno a personas comunes y corrientes el día de la independencia del país, y muchos empezaron a desafiar a los miembros del partido gobernante Jubilee por restringir las libertades por las que los kenianos lucharon tanto 53 años atrás.

La corrupción en Kenia está descontrolada; el país mantuvo su mal desempeño en 2016 en el Índice global de Percepción de la Corrupción (CPI) de Transparencia Internacional, con una nota de 25 en una de escala de 0 a 100 (el cero representa la alta corrupción y el cien muy limpio).

Entre los países que participaron en la encuesta sobre crimen económico de PriceWaterhouseCoopers de 2016, Kenia fue el tercero más corrupto. Se sabe además que el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, dijo que su gobierno no puede luchar contra la corrupción. Fue grabado en un vídeo diciendo: “Sasa mnataka nifanye” (¿Qué quieren que yo ahora?), en respuesta a las acusaciones sobre el masivo grado de corrupción dentro de su propio gobierno.

El movimiento #TakeBackKenya surge de la clase media keniana, a menudo criticada y conocedora de internet, a la que se suele llamar “keyboard warriors” (guerreros del teclado). Ya antes, este grupo fue acusado de participar solo virtualmente en el movimiento por un mejor gobierno y responsabilidad del Gobierno.

Es la primera vez que un movimiento organizado por ciudadanos,  sin ninguna relación con organizaciones civiles, propone sus ideas, sus frustraciones y sus demandas en las redes sociales y en otros lugares fuera de línea por un mejor gobierno y un mejor manejo de los fondos públicos.

#TakeBackKenya fue tendencia a nivel nacional el Día de Jamhuri y se ha convertido en un verdadero movimiento que ha permitido a los kenianos hacer preguntas difíciles de responder –especialmente en un momento en que los médicos kenianos de hospitales públicos han convocado una huelga a nivel nacional. Los médicos piden un mejor sueldo después del escándalo de los fondos públicos presuntamente saqueados por el Ministerio de la Salud de Kenia –el mismo ministerio a través del cual el estado les da empleo.

El movimiento surge cuando médicos y keniano comunes y corrientes piden –con la etiqueta #LipaKamaTender– que el Gobierno pague a los profesionales de la salud así como pagan sus licitaciones ganadas ilegalmente.

A pesar de que los organizadores de #TakeBackKenya dejaron bien claro que sus acciones públicas prvenían de ciudadanos e iniciativas activas de la ciudadanía, los medios de comunicación kenianos se refirieron a ellos como activistas.

Louis Mulema, participante del movimiento en línea, compartió su petición sobre el “régimen corrupto” de Kenia:

Mi petición para el actual régimen corrupto. Kenianos, recuperen Kenia.

Otros usuarios de Twitter utilizaron partes del discurso del presidente Kenyatta en el Día de Jamhuri en su contra. Fundi Ndegz escribió:

Creo que quisiste decir equipados con gas lacrimógeno.

Martin Ndambuki preguntó:

Aparte de “Mis conciudadanos kenianos”, ¿qué otra parte del discurso del presidente Kenyatta era verdad?

Respondiendo a la afirmación del presidente Kenyatta de que los extranjeros querian que el régimen cambiar Kenia al empezar 2017, Gatwiei dijo:

No, Uhuru no tiene un régimen, lo que tiene es una tragedia que debe acabarse en 2017. ¡Vaya presidente, Dios mío!

Los kenianos irán a las urnas en agosto de 2017 y el descontento público con la situación actual está extendido.

Loise Kinuthia tuiteó:

Recuperen Kenia, todo lo robado por los líderes kenianos. Un día, robarán hasta su propia cuenta bancaria creyendo que es una cuenta pública.

Por su parte, Waiguru pensó que el hecho de que Kenia tenga una Comisión de Ética y Anticorrupción (EACC por su nombre en inglés) es bastante irónico:

El trabajo de la EACC no es luchar contra la corrupción sino aparentar que lo hace. Crisis de salud en Kenia. Estafa del Chase Bank. Derrotemos a la corrupción en Kenia. Recuperemos Kenia.

Kate Mbuto habló de su experiencia de formar parte de la marcha:

Recuperemos Kenia fue la primera manifestación de mi vida. Pasé tanto miedo que ni desayuné. Pero aprendí a enfrentar al poder.

Con la etiqueta #TakeBackKenya tomando impulso en línea, muchos kenianos están empezando a difundir mensajes pidiendo a otros compatriotas a tomar una posición contra la corrupción. ¿Podría ser esta la Primavera Árabe de Kenia?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.