¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Grupos suicidas” con temas de ballenas brindan oportunidad para imponer medidas severas a internet en Asia Central

Caricatura de la ballena azul. Dominio púbico.

En Kazajistán y Kirguistán, un juego en línea que presuntamente lleva a los adolescentes al suicidio, ha ofrecido a las autoridades un útil pretexto para tomar medidas contra internet.

El juego, que los gobiernos de ambos países llama “Ballena Azul” (traducción del ruso), se juega en las redes en Vkontakte, el equivalente a Facebook en Rusia.

Supuestamente, administradores anónimos de grupos privados en la red usan este servicio (así como Whatsapp y Skype) para dar instrucciones a los jugadores respecto a tareas específicas que incluyen el daño autoinfligido. Después de cincuenta días –según algunos casos documentados– se les dijo que se suicidaran.

Las etiquetas del juego incluyen #SeaOfWhales [mar de ballenas], #BlueWhales [ballenas azules], #WhalesSwimUpwards [las ballenas nadan corriente arriba] y #WakeMeUpAt420 [Despiértenme a las 4:20]. Parece que se usan ballenas en las etiquetas del juego porque, como a los delfines, se les conoce por morir en situaciones que se asemejan al suicidio.

Sin embargo, a pesar de todo el pánico que rodea este juego, solamente existe un caso de un estudiante en ambos países que se cree pudo haberse suicidado como resultado directo del juego, pero después, la policía kazaja descartó la conexión.

Desde Rusia con temor

La repentina aparición del juego en ambos países plantea preguntas. A finales de enero, un número de fuentes en Kirguistán (con Sputnik.kg, propiedad del gobierno de Rusia, a la delantera) publicaron artículos sobre la “llegada” del juego al país. Una de las estaciones de televisión gubernamentales de Kazajistán emitió un informe sobre el juego un día después del informe de Sputkik, mientras que otros medios kazajos recién lo hicieron una semana después.

En Kirguistán, los informes de los medios del 30 y 31 de enero y 1 de febrero reportaron el juego como un virus que estaba infectando las escuelas del país. Algunos informes dijeron que el juego había aparecido a finales del año anterior o a comienzos de 2017, pero hay pocas explicaciones de por qué no hubo cobertura de los medios sobre este tema antes del 30 de enero.

Muchos padres han acusado al gobierno y a los medios por detonar la amenaza. En Kazajstán, el 8 de febrero, el presidente de la asociación de padres se quejó porque la amenaza social generada por el juego ha aumentado mucho más debido a la exageración publicitaria que lo rodea.

En Rusia, el juego ya no “está de moda” en la mayoría de las cuentas. El joven al que las autoridades rusas ven como el inventor del juego, Filip Budeikin, enfrenta cargos por llevar al suicidio al menos a 15 adolescentes.

En una entrevista franca y escalofriante con el medio de comunicación saint-petersburg.ru el año pasado, Budeikin aseguró que la cifra real era 17 y dijo que sus victimas “murieron felices. Les di lo que no tenían en la vida real: calidez, comprensión, conexión”.

Aunque un controversial informe de Gazeta.ru sobre los llamados grupos de muerte o grupos suicidas de Budeikin y otros creados les atribuyeron 130 muertes en Rusia, la cifra se ha disputado ampliamente.

Las autoridades de Asia Central reaccionan

En el vecino Kazajistán, “Ballena Azul” no ha conducido a ninguna muerte probada, aunque ha habido varios informes de daño autoinfligido. No obstante, el 14 de febrero, un juzgado de Almatý, la mayor ciudad del país, aprobó la petición del fiscal del distrito, que envió una orden que prohibiría la circulación de estos juegos:

Решением суда удовлетворено заявление прокурора Наурызбайского района Алматы о прекращении деятельности на территории Республики Казахстан распространения продукции иностранных средств массовой информации, склоняющих детей к суициду.

La corte acepta la petición del fiscal del distrito de Nauryzbayskovi de Almatý, en relación al cese de actividades y distribución a través de medios extranjeros [usando el término “medios extranjeros” para hacer referencia a VKontakte] o a productos que inclinen a los niños al suicidio en el territorio de la república de Kazajistán.

La orden de la corte se refiere a los llamados “grupos ballena” o “grupos de muerte” y no específicamente a VKontakte. En ese caso, los moderadores de los grupos de VKontakte deberían cerrarlos a petición del gobierno.

El gobierno kazajo está visiblemente incómodo con su incapacidad para regular decisivamente el contenido de VKontakte. El 13 de febrero, el ministro de interior del país hizo un llamado a una regulación más estricta respecto a las redes sociales.

Здесь выход должен быть такой: мы должны в законодательном порядке обязать владельцев держать все данные на казахстанских пользователей в Казахстане или же обязать их работать в Казахстане через казахстанских провайдеров. Вот тогда будет [контроль].

Así es como debería de ser: nosotros deberíamos dar las órdenes que obliguen a los dueños de [redes sociales] a mantener los datos de los usuarios de Kazajistán dentro de Kazajistán u obligarlos a trabajar en Kazajistán a través de proveedores kazajos de [servicios de internet]. Así habría [control].

La respuesta de Kirguizistán ha sido más caótica. Después de aparecer la noticia del suicidio de un menor ocurrido el 1 de febrero, que según la policía no está conectado con el juego, la policía pidió al dueño de una agencia de viajes que cubriera el aviso publicitario que había encargado –que tampoco estaba conectado con el juego– que mostraba una ballena beluga.

Imágen de una ballena en una obra de arte callejero que fue cubierta después del pánico que en torno al juego llamado ‘Blue Whale (ballena azul)’. Imagen de Kloop.kg, creative commons.

Después fueron a las escuelas y, según los estudiantes, revisaron sus teléfonos móviles en busca de conexiones con el juego.

Más recientemente, el comité estatal de comunicaciones dijo que bloquearía los usuarios de redes sociales que usaran etiquetas asociadas al juego. Para hacer esto, el comité reconoció el 14 de febrero que necesitaría la ayuda de Rusia, pues los servidores de VKontakte están ubicados allá.

Мы будем инициировать запрос коллегам из Роскомнадзора в России, так как перечень хэштегов в основном используется в социальной сети “ВКонтакте”, чтобы они удалили со своего сервера этих пользователей, эту информацию

Enviaremos peticiones a Roskomnadzor [regulador ruso de comunicaciones], colegas en Rusia, ya que estas etiquetas se usan principalmente en las redes sociales “VKontakte”, para que puedan eliminar [estos usuarios] de sus servidores.

Roskomnadzor, el regulador de comunicaciones estatales de Rusia, ya ha censurado medios que informan sobre los suicidios y ha tenido un papel activo en clausurar los “grupos de muerte” de VKontakte en Rusia.

Guerras de medios sociales: algo de Eurasia

Estas iniciativas podrían caracterizarse como una simple reacción exagerada si los gobiernos de Asia Central no hubiesen tenido una venganza prologada previa contra las redes sociales.

Kazajistán se inclina por frenar las redes sociales después de haber mostrado que son una herramienta útil para movilizar a gente en protestas masivas contra el gobierno en al año anterior.

Al mando del presidente saliente Atambayev, Kirguizistán atacó activamente a los usuarios de Facebook que critican al jefe de estado, y ha llamado a muchos para interrogatorios.

Ambos países parecen reacios a bloquear las redes sociales completamente (excepto en raras ocasiones), que pueden causar criticas internacionales y robarles la oportunidad de tener un termómetro útil para medir el humor público político.

Lo que aparece en cambio, es un enfoque fragmentario en el que ciertos subtextos brindan justificaciones para que las autoridades en los dos países pongan a las redes sociales bajo mayor escrutinio y las incluyan en otras regulaciones.

Y también está el entorno regional.

En febrero del 2016, un oscuro grupo llamado Organización de la Ciberseguridad Eurasia (OECS por su nombre en inglés) envió correos a los medios de comunicación en varios países exsoviéticos que hacían un llamado a los líderes de los países para asegurar sus “ciberfronteras” y bloquear, si fuese necesario, páginas como YouTube y Facebook, que podrían amenazar su estabilidad política.

Un medio de comunicación kirguiso hizo un intento fiel aunque infructuoso para descubrir quién o qué es la OECS. Knews.kg observó que la página web de la organización tenía direcciones en Moscú y en la ciudad kazaja de Almatý que no se verificaban al probarlas, y que además la página había sido diseñada para parecer como de la Organización de Tratado de Seguridad Colectiva, cuerpo militar multilateral liderado por Rusia.

La mayoría de las fuentes en Kirguizistán, Kazajistán y Armenia no hicieron ninguna verificación de hechos y simplemente reimprimieron el llamado sensacionalista.

La página vinculada a OECS desapareció desde entonces. Al igual que en la reciente aparición de grupos “ballena azul” en Kirguistán y Kazajistán, nadie puede asegurar quién estaba detrás.

La primera causa de suicidio es la depresión no tratada. La depresión se puede tratar y el suicidio se puede evitar. Puedes recibir ayuda de líneas de asistencia confidenciales para suicidas y personas son crisis emocionales. Visita Befrienders.org para encontrar una línea de ayuda de prevención de suicidio en tu país.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.