¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas ofrece acreditaciones de medios a blogueros –pero para algunos, el estado intenta controlar contenido de la red

Política de Redes Sociales en el ayuntamiento. Foto de la página de Facebook de la Oficina de Operaciones de Comunicación Presidencial

Es posible que gobierno de Filipinas entregue acreditaciones de prensa a blogueros y otros “publicadores de redes sociales”. Muchos han recibido la iniciativa como un “paso positivo hacia la participación de la ciudadanía”, pero a otros les preocupa que las directrices propuestas de cómo se pueden unir los blogueros a eventos patrocinados por el gobierno puedan minar la independencia de los “publicadores de redes sociales” acreditados.

La Oficina de Operaciones de Comunicación Presidencial (PCOO por su nombre en inglés) organizó un evento de Política de Redes Sociales en el ayuntamiento para anunciar la creación de una Oficina de Redes Sociales, desvelar las directrices de cómo pueden usar las redes sociales los empleados del PCOO y consultar al público sobre la estructura para la acreditación de redes sociales.

En febrero,el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, aceptó la petición de sus defensores en línea de documentar sus actividades dentro del palacio presidencial. Esto llevó a la discusión de si el gobierno podría darle acreditaciones de prensa a los blogueros. Se había propuesto durante la administración previa, pero se rechazó la idea después de que importantes grupos mediáticos citasen el tema de la responsabilidad y el profesionalismo que tienen los blogueros y otros internautas.

Los blogueros acreditados gozarán de pases de acceso o procesamiento más rápido para el lugar donde se desarrollen los eventos y actividades del PCOO. También serán incluidos en la lista de correo de la agencia y en los programas de medios voluntarios.

Durante la reunión sobre la Política de las Redes Sociales del ayuntamiento, el PCOO discutió el borrador de las directrices para las acreditaciones de los blogueros. Pueden solicitar la acreditación tanto blogueros como “publicadores de las redes sociales” que tengan al menos 1.000 seguidores. Deben tener independencia editorial, tienen prohibido apoyar productos comerciales y deben seguir el código de conducta del PCOO. En particular, deben abstenerse de usar un lenguaje “ofensivo, incendiario o provocador”. Además, los blogueros acreditados deben publicar todos los comunicados de prensa del PCOO.

“¿Debe el gobierno reconocer a quienes publican en medios sociales y adoptar una política de medios sociales?” Afiche de internet que anuncia la reunión de la Política de las Redes Sociales en el ayuntamiento. Imagen de la página de Facebook de la Agencia de Información Filipina.

En un comunicado de prensa, Martin Andanar, secretario de Comunicaciones Presidenciales, mencionó la razón que llevó al gobierno a redactar el borrador de la política de las redes sociales:

We’re in interesting times wherein we are seeing bloggers with names become bigger than anyone… It’s a phenomenon that we have to embrace, at the same time we also have to control.

Nos encontramos en tiempos interesantes en que estamos viendo a blogueros con nombres que se hacen más grandes que nadie… Es un fenómeno que tenemos que aceptar, además de tener también que controlarlo.

Danilo Arao, profesor de periodismo, destacó esta cita en su crítica de la política de las redes sociales del gobierno:

…a supposedly harmless gesture of voluntary accreditation becomes a scheming attempt to control online content.

…un gesto supuestamente inocuo de acreditación voluntaria se convierte en un ardid para controlar el contenido de la red.

Describió el borrador de 10 páginas como un documento “interesado” que “busca convertir a los usuarios acreditados de las redes sociales en portavoces”.

Explicó aún más cómo el borrador arrebata a los blogueros el poder que tienen como reporteros independientes y críticos:

This essentially reduces the accredited ones to mere mouthpieces of the PCOO. And when analyzed in the context of one of the guidelines that they should “not use language that is offensive, inflammatory, or provocative” (PCOO, 2017, p. 7), it becomes clear that contrary views are unacceptable lest they be misinterpreted as provocative.

En esencia, esto reduce a los acreditados a meros portavoces del PCOO. Cuando se analiza en el contexto de una de las directrices el hecho de que no deben “usar un lenguaje ofensivo, inflamatorio, o provocador” (PCOO, 2017, pág. 7) se hace evidente que los puntos de vista opuestos son inaceptables, no vaya a ser que se malinterpreten como provocadores.

Noemi Lardizabal-Dado, que habló durante la reunión en el ayuntamiento, reiteró que los blogueros no deberían tener que publicar todo lo que los funcionarios del gobierno dicen o hacen:

…it is not a matter of sharing press releases as part of our responsibility. Bloggers are independent minded and have the freedom of choice which press release to share or write about.

…compartir comunicados de prensa no es parte de nuestra responsabilidad. Los blogueros son independientes y tienen la libertad de elegir qué comunicado de prensa difundir, o sobre cuál escribir.

Antonio Contreras también habló en la reunión y le recordó al gobierno las consecuencias de regular tan estrictamente a los usuarios de las redes sociales:

The moment you begin regulating it (social media), you are constraining it.

En el momento en el que empiezas a regularlas [las redes sociales], las restringes.

La bloguera Trixie Angeles advirtió que el propuesto código de conducta puede asfixiar la creatividad y la libertad de los blogueros:

This code of conduct is very worrisome. Social media is like the ‘wild, wild west.’ If traditional media is the very proper east coast, we're the wild west. The reason why we have such a wild reach is because we are a little free-er in our speech.

El código de conducta es muy preocupante. Los medios sociales son como el ‘salvaje, salvaje oeste’. Si los medios tradicionales son la correcta costa este, nosotros somos el salvaje oeste. La razón por la que tenemos un alcance tan brutal es porque nos tomamos algunas libertades más en nuestro discurso.

Tess Termulo, otro bloguero que participó en el evento, se hizo eco de un hecho similar:

What would be considered as “offensive”? Does offending feelings considered offensive? With the arguments online, it is easy to be “offended”.

I think this also represents the freedom of bloggers to be more expressive with what they post as opposed to traditional journalists who follow a stricter code of ethics. Since this is an aspect of expression that traditional journalists must exercise utmost restraint, it is up to the bloggers to be able to express the pulse of ordinary citizens.

¿Qué sería considerado “ofensivo”? ¿Se considera ofensivo ofender los sentimientos? Con las discusiones en línea, es fácil estar “ofendido”.

Creo que esto también representa la libertad de los blogueros de ser más expresivos con lo que publican, al contrario que los periodistas tradicionales, que siguen un código ético más estricto. Ya que este es un aspecto del que los periodistas tradicionales deben abstenerse, es tarea de los blogueros poder expresar el pulso de los ciudadanos comunes.

Entre aquellos que asistieron a la reunión había blogueros a favor de Duterte que tuvieron inicialmente el privilegio de entrevistar al presidente en el Palacio Malacanang. También eran parte del grupo de blogueros que le pidió al gobierno las acreditaciones de prensa.

Debajo hay algunas reacciones en Twitter con respecto al evento:

Participación ciudadana, no transmisión de noticias, es la razón por la que los ciudadanos quieren acceso. Opiniones para el gobierno, no más invenciones de noticias, ese es el objetivo.

Todos los medios de Filipinas. Este movimiento mezcla la acreditación y el establecimiento de un grupo de redes sociales. Tomen nota de eso.

La cita en el ayuntamiento consiguió reunir a los blogueros interesados en unirse a otros periodistas a la hora de cubrir las actividades del presidente. Permitió al gobierno determinar la opinión de estos sobre su propuesta política de las redes sociales. Hay varias objeciones con respecto al contenido del memorándum, pero afortunadamente el PCOO dice que considerará las sugerencias y los puntos de vista expuestos durante la reunión. La oficina emitirá un memorándum actualizado en marzo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.