¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pintura roja, acoso y ciberataques: Periódico pro Pekín critica el aumento de violencia

Primera página del Sing Pao que ataca a Zhang Dejiang, 3 de octubre. Foto: Sing Pao vía Hong Kong Free Press.

Este artículo fue escrito por Ellie Ng y publicado originalmente en Hong Kong Free Press el 27 de febrero de 2017. La siguiente versión se publica en Global Voices como parte un acuerdo de asociación.

El diario pro Pekín Sing Pao Daily dice que su personal está en el punto de mira tras publicar varias historias críticas con el número tres de China, Zhang Dejiang, Jefe Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, y la Oficina de Enlace de China, el órgano de Pekín en la ciudad.

El periódico de lengua china aseguró que recientemente se han intensificado las amenazas recibidas, y que sus empleados han pedido la asistencia de la policía cuatro veces en una semana. La última denuncia presentada a la policía fue hecha en las tempranas horas del 26 de febrero, después de que la puerta del apartamento de un editor jefe del Sing Pao fuese manchada con pintura roja.

Según el Sing Pao, el editor volvió a casa bajo la protección de agentes de policía. Se encontraron la puerta de su casa cubierta de pintura roja, que se usa con frecuencia como advertencia simbólica. También había fotografías del editor y afiches del director de Sing Pao, Gu Zhuoheng, en las paredes de la propiedad.

El periódico sospecha que alguien contrató a miembros de una tríada local (grupo del crimen organizado) para hacerlo. El diario “condenó firmemente” estos actos ilegales y urgió a la policía a arrestar a los culpables.

El Sing Pao dijo que las amenazas probablemente intentan silenciar al periódico, conocido por sus ataques anónimos contra el sindicato político asociado con el alto funcionario Zhang Dejiang, Leung Chun-ying y la Oficina de Enlace.

La Asociación de Periodistas de Hong Kong dijo en un comunicado el 26 de febrero que “condena firmemente la escalada de violencia y amenazas” contra el periódico:

The campaign of terror, which has been going on for more than a week, is on the surface an outrageous attempt to silence the paper.

This is an outright challenge to law and order in Hong Kong as well as a threat to press freedom which is enshrined in the Basic Law.

La campaña del terror, en marcha desde hace más de una semana, en su superficie, es un indignante intento de silenciar al periódico.

Este es un desafío directo a la ley y el orden de Hong Kong así como una amenaza a la libertad de prensa, protegida en la Ley Básica.

La asociación urgió a las autoridades a poner seguridad para proteger al personal del Sing Pao, y a hacer arrestos.

Un portavoz de la policía dijo que la institución estaba “muy preocupada” por los incidentes. También dijo que la Unidad de Delitos Regionales del Este de Kowloon está siguiendo el caso y proporcionará protección a las personas relevantes.

Acoso y ciberataques

A finales de febrero, el periódico emitió un comunicado urgente diciendo que unas personas habían puesto folletos que amenazaban a su personal de administración fuera de sus casas. Sostuvo que las fotografías que salían en los folletos probablemente fueron extraídas de las permisos de regreso –documentos de viaje emitidos por las autoridades chinas para que los habitantes de Hong Kong puedan entrar en China continental– de los administradores.

El periódico también dijo que “un gran número de personas sospechosas que parecen ser del continente” había estado merodeando en el exterior de sus oficinas, y siguiendo a sus administradores desde mediados de febrero.

Agregó que su página web había sido víctima de dos ciberataques, el 18 y 19 de febrero.

El diario sospechaba que las amenazas estaban motivadas por la política y “trataban de influir en el resultado de las elecciones a jefe ejecutivo”. Acusó a Leung y a la Oficina de Enlace de estar tras los ataques, diciendo que las amenazas estaban “destinadas a suprimir la disidencia”.

En febrero, a los reporteros del Sing Pao se les negó la entrada por primera vez a la cena del Año Nuevo Lunar organizada por la Oficina de Enlace. El periódico dijo que un recepcionista le dijo a sus reporteros: “No son bienvenidos para informar sobre nuestro evento”.

Desde el pasado agosto, el Sing Pao ha estado publicando comentarios anónimos que atacaban a Zhang, Leung y la Oficina de Enlace. Decían que los “funcionarios corruptos” de Hong Kong serían derrocados del poder.

También dijo que a Leung no se le permitiría ir a la reelección; días después el jefe ejecutivo anunció que no buscaría un segundo mandato.

Estas amenazas han llevado a especular con que la facción pro Pekín está fragmentada y que el presidente chino, Xi Jinping, está preparado para erradicar a un poderoso sector del Partido Comunista.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.