¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Controvertida sentencia destaca problemas de Mozambique para sancionar violencia doméstica

Josina Machel. Imagen: YouTube.

Un caso de violencia doméstica está causando debate en Mozambique. A finales de febrero, un empresario llamado Rafael Licuco fue condenado a tres años y cuatro meses de cárcel por golpear a su novia, la hija del expresidente de Mozambique Samora Machel. Como resultado del ataque, ella perdió la visión en un ojo. La controversia llegó cuando la sentencia fue conmutada por una compensación de 200 millones de meticales, alrededor de 3 millones de dólares estadounidenses.

Algunos dijeron que la multa es muy alta, mientras que otros están indignados porque el atacante no vaya a prisión. Los críticos que consideran que 200 millones de meticales es un castigo excesivamente elevado han argumentado que el caso fue injustamente acelerado, y quizá influenciado por la alta posición de la familia de la víctima. Muchos resaltaron que hay miles de otros casos similares en Mozambique que se olvidan, aunque otros opinaron que podría servir de ejemplo a futuros atacantes potenciales.

A finales de 2015, Josina Machel (que también es hija de la activista Graça Machel e hijastra de Nelson Mandela) describió públicamente el ataque que sufrió en Maputo el 16 de octubre de 2015, diciendo que su novio desde hacía dos años la atacó en un coche aparcado durante una discusión, y que la golpeó dos veces en el rostro. Josina salió del coche, tambaleándose por culpa de sus lesiones, y luego se desmayó. Dice que se despertó en un hospital, donde los médicos le dijeron que nunca recuperaría la visión de uno de sus ojos.

A pesar de una ley aprobada en 2009 para aumentar las condenas a prisión por violencia doméstica a doce años, Mozambique ha tenido problemas para reducir sus tasas de criminalidad en este rubro. El pasado año, hubo 25.000 casos de violencia doméstica a lo largo del país, según funcionarios públicos. El Ministerio de Sanidad ya ha declarado la violencia doméstica como una cuestión de salud pública.

Otro caso significativo tuvo lugar el pasado diciembre, cuando Valentina Guebuza, también hija de un expresidente de Mozambique, fue asesinada de un disparo por su propio marido, Zófimo Muiuane, que está ahora entre rejas esperando el juicio.

Mientras tanto, los usuarios de internet en Mozambique han reaccionado de diferentes formas ante la decisión de librar de la prisión al atacante de Josina Machel. En Facebook, la usuaria Joselina Caetano encontró exorbitante la compensación económica impuesta al acusado:

Mas porque esse todo valor? Será que a justiça moçambicana quando julga alguém olha para o apelido? Por me ficavas na cadeia esses 3 anos por bom comportamento acho que irias ficar só um em vez de enriquecer essa dai…Justiça moçambicana as vezes não vale para nada

¿Pero por qué todo ese dinero? ¿Será que cuando la justicia mozambicana juzga a alguien investiga primero su nombre? Si dependiese de mí, él permanecería en la cárcel los tres años, con buen comportamiento creo que solo uno, en lugar de enriquecer a esa… A veces la justicia mozambicana no sirve para nada.

Tomás Machava cuestionó la utilidad de la multa del tribuna, dado que hay cientos de personas atacadas cada día:

Em Moçambique TODOS somos iguais perante a lei, porém, a lei não é igual perante a TODOS..Quantos não são mortos e não são pagos nem a metade dessa fortuna às suas famílias!!! Agora pergunto onde esta a igualdade social????

En Mozambique TODOS somos iguales ante la ley, sin embargo, la ley no es igual para TODOS. ¡Cuántos han muerto mientras que a sus familias no se les da ni la mitad de esa fortuna! Ahora pregunto, ¿¿¿dónde está la igualdad social???

En la edición portuguesa de Deutsche Welle, Flávio Menete, presidente de la Orden de Abogados de Mozambique, explicó que el tribunal determinó la cantidad de la compensación “teniendo en cuenta el grado de culpabilidad del atacante, la situación económica de la parte herida, así como las circunstancias del ataque”.

En el mismo artículo, Maria Paula Vera Cruz, presidenta de Foro de Mujeres, organización que defiende los derechos de la mujer en Mozambique, dijo que la gran suma se arriesga a “distraer”, pues centra la atención pública en el dinero y no en el caso o el mayor problema nacional que representa.

No obstante, en Facebook, Dioclésio Ricardo dijo que todos los que piensan en el dinero revelan cómo sufre la sociedad mozambiqueña de un serio problema social:

Não mais disfarçam! A intolerância, a violência e a imoralidade são, cada vez mais, notórios na nossa sociedade. Não há pudor. Revelam-se em plena luz do dia. Deseja-se a morte, crucifica-se a vítima, humilha-se e devassa-se a vida privada. É recorrente!

Patrícios, o nosso sistema jurídico é de uma família que não se verga ao precedente. Se uns obtiveram uma indemnização de X porque morreu o menino, não legitima que o olho de uma (presumível) vítima de violência doméstica valha menos a título compensatório. Não é obrigatório que o juiz fixe igual ou menos. Pode fixar mais e mais!

(…) Urge uma auditoria moral à sociedade. Estamos imorais demais. Aliás, criamos uma moral na imoralidade. Não mais respeitamos a dor do outro. Comparamos tudo e mesmo o incomparável.

¡Ya ni se esconden! Intolerancia, violencia, e inmoralidad prevalecen más y más, en nuestra sociedad. No hay modestia. Se muestran a plena luz del día. Desean la muerte, crucifican a la víctima, la humillan, e invaden su vida privada. ¡Es recurrente!

Compatriotas, nuestro sistema judicial es de los que no entiende de precendentes. Si alguien obtuviese X dinero por la muerte de un niño, eso no legitima que el ojo de una (presunta) víctima de violencia doméstica valga menos en términos de compensación. El juez no está obligado a fijarla en lo mismo o menos. ¡Puede fijar más y más!

(…) Necesitamos una evaluación moral de nuestra sociedad. Somos demasiado inmorales. Mientras tanto, creamos una moralidad en la inmoralidad. Lo comparamos todo, y hasta lo incomparable.

Por su parte, Mauro Paulo celebró el desenlace del caso, y lo llamó una victoria contra la violencia doméstica:

Parabéns à VÍTIMA de violência doméstica que conseguiu punir bem mesmo seu agressor. Que as outras tenham feeling de denunciar seus agressores também. Se a justiça não funcionar para vocês, culpem os advogados, promotores e juristas, que não sei para que existem neste País ou a quem servem, e ao cidadão comum que é corrupto e condiciona o espírito da corrupção no dia-a-dia e a todos os níveis.

Felicidades para la VÍCTIMA de violencia doméstica que consiguió castigar bien a su agresor. Que otras tengan a bien denunciar a sus agresores también. Si la justicia no funciona para ustedes, culpen a los abogados, que no sé por qué existen en este país o a quién sirven, y al ciudadano común que es corrupto y desarrolla un espíritu de corrupción en su día a día y en todos los niveles.

Josina Machel ya ha prometido utilizar cualquier compensación económica ordenada por un tribunal para ayudar a otras mujeres maltratadas, y ha establecido la Asociación “Kuhluka” (“Levántate”) para liderar esta iniciativa.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.