¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jaysh Al-Islam lidera conversaciones de paz en Ginebra, mientras reprime libertad de expresión en Ghouta Oriental

Una foto en Ghouta incita al odio contra los escritores de Freedom Raise Magazine. Dice: “Escritores de la revista ‘Freedom Raise’ en Ghouta Oriental que promueve explícitamente la herejía en esta tierra. Hagamos caer a esta gente; mandémosles a juicio y cerremos sus oficinas. Fuente de la foto: Yassin Al Haj Saleh

Jaysh Al Islam, grupo de oposición sirio que dirige la región de Ghouta Oriental, muy cerca de la capital, Damasco, ha cerrado una revista y cinco organizaciones de la sociedad civil, según activistas que trabajan en la región.

La aparente represión ocurre cuando el líder de Jaysh Al Islam, Mohammad Alloush, lidera una delegación que representa a la fracturada oposición siria en las Naciones Unidas en las conversaciones de paz con el gobierno de Bashar al-Assad.

Siria, país destrozado por la guerra, está dividido en territorios ocupados por fuerzas aliadas al régimen de Assad y zonas ocupadas por fuerzas aliadas a grupos rebeldes laicos o islamistas (como Jaysh Al Islam). Los grupos kurdos e ISIS también controlan partes del país.

La represión viene después de que la revista ‘Rising for Freedom (طلعنا عالحرية), también conocida como RFM, publicara un artículo titulado “Carry Me, Dad” (Llévame, papá), fue considerado ofensivo y blasfemo por algunos manifestantes, que asaltaron y destrozaron las oficinas de la revista. Los manifestantes exigieron que el personal de la revista fuera sometido a juicio y que sus oficinas fueran cerradas. Jaysh Al Islam pronto acató estas demandas. Pero su represión es amplia y se extiende a organizaciones que no tienen afiliación con la RFM.

Cuando se extendió la noticia de que Jaysh Al Islam estaba tomando medidas contra la revista y las organizaciones civiles en Ghouta Oriental, Waseem Al Ahmad, activista sirio radicado en Damasco, escribió:

“لا تقتلوا الثورة والعمل المدني في الغوطة فهي من المناطق القليلة التي نتباها بها
ونحدث بها أمام شعوب العالم عن ثورتنا السلمية التي خرجنا بها من أجل الحرية والعدالة”

No maten la revolución y la obra civil en Ghouta. Es una de las pocas áreas de las que presumimos y hablamos al mundo como un lugar que fue testigo de la aparición de nuestra revolución pacífica, luchando por la libertad y la justicia.

Assad y su padre gobernaron Siria durante 45 años con fuerte censura, vigilancia masiva y abusos sistemáticos de los derechos humanos, antes de que estallaran las protestas generalizadas en 2011 que exigían reformas al principio, y luego un cambio de régimen. Assad se negó a dimitir, con lo que envió a Siria a un conflicto de seis años donde han muerto casi medio millón de personas, casi la mitad de la población ha debido desplazarse y el control sobre el país se ha dividido.

La represión

En respuesta, la RFM anunció que suspendería sus actividades dentro de Siria hasta próximo aviso:

 في أعقاب التطورات الأخيرة التي أعقبت الاحتجاج على نشر مقال “يا بابا شيلني” للكاتب شوكت غرز الدين في العدد 86 من مجلة طلعنا عالحرية، قررت إدارة المجلة إيقاف نشاطها في الداخل السوري، وإيقاف التوزيع الورقي إلى حين البت في الأمر عبر المحكمة.

A la vista de los acontecimientos recientes que siguieron a las protestas contra nuestra publicación “Llévame, papá” del autor Shawkat Garzeddin, en el número 86 de [RFM], hemos decidido suspender nuestras actividades en Siria y frenar la distribución a la espera de la decisión del tribunal.

Además de la revista Rising for Freedom, las organizaciones afectadas por represión fueron: Violations Documentation Center (Centro de Documentación de Violaciones), The Day After: Supporting a Democratic Transition in Syria (El Día Después: Apoyo la Transición Democrática en Siria), Local Development and Small-Projects Support (Apoyo al Desarrollo Local y Pequeños Proyectos) y Hurras Network for Child Protection (Red Hurras para la Protección de la Infancia). Todas son organizaciones conocidas que operan en la región de Ghouta Oriental, especialmente en la ciudad de Duma, a 10 kilómetros de Damasco.

Según los activistas, a los Comités Locales de Coordinación (CLC), una red de aproximadamente 70 grupos de coordinación que desempeñan un papel clave en la organización de manifestaciones contra el régimen y la difusión de información sobre la revolución, también se les ha ordenado cesar sus operaciones.

Un artículo “ofensivo”

La amplia represión se produce después de que 70 manifestantes se presentaran en la mañana del martes 7 de marzo de 2017 en las afueras de las oficinas de RFM, y amenazaron con entrar por la fuerza. La policía de Jaysh Al Islam se negó a intervenir y pidió a los empleados que evacuasen sus oficinas.

Según un comunicado emitido por 16 organizaciones sirias, incluyendo las cinco organizaciones que han sido clausuradas, esto es lo que sucedió después:

At 4 PM, when the staff of the NGOs left, they encountered protesters with melee weapons. Soon after, a small group arrived with signs and tools for vandalizing, and they subsequently stormed the building, vandalizing furniture and office equipment, tearing down the NGOs’ signs and posters inside their offices. They wrote threats on the doors and outside the building before fleeing.

A las 4 de la tarde, cuando salió el personal de las ONG, encontraron a manifestantes con armas. Poco después, un pequeño grupo llegó con letreros y herramientas para destrozar, y luego irrumpieron en el edificio, donde destrozaron muebles y equipo de oficina, derribaron los letreros y carteles de las ONG en sus oficinas. Escribieron amenazas en las puertas y fuera del edificio antes de huir.

Un día después, el Fiscal General de Duma, controlado por Jaysh Al-Islam, emitió una declaración que ordenó el cierre de RFM, junto con las otras cinco organizaciones, muchas de las cuales no tienen afiliación con RFM:

All offices of the Rising for Freedom Magazine, Hurras Network for Child Protection, and any affiliated organisation or magazine will be closed until they face a judicial hearing.” The decision also instructed “to send a statement to the local administration in Douma to close the offices and seal them shut, and write a report” about the situation.

Todas las oficinas de la revista Rising for Freedom, Hurras Network for Child Protection y cualquier organización o revista afiliada se cerrarán hasta que se enfrenten a una audiencia judicial”. La decisión también ordenó “enviar una declaración a la administración local en Duma para cerrar la oficinas y sellarlas, y escribir un informe” sobre la situación.

Aous Al Mubarak, activista sirio y miembro de ‘Hurras’, explicó en Facebook, que a pesar de que Hurras insiste en que no tiene ningún vínculo con la revista, la fiscalía general no cambia de idea.

تسكرت المكاتب بأمر من النيابة العامة (بالقضاء التابع لجيش الإسلام) اللي وصلتها دعوى من الحسبة (هيئة الأمر بالمعروف والنهي عن المنكر التابعة لجيش الإسلام) ضد شبكة حراس الطفولة بسبب مقالة بطلعنا عالحرية!
قلنالهن للي جايين ينفذوا الأوامر من الشرطة (التابعة لجيش الإسلام) إنو شبكة حراس الطفولة مجلتها هي طيارة ورق ومالهن علاقة بمجلة طلعنا عالحرية. لكن أصروا على الإغلاق لكل المكاتب، مو بس شبكة حراس، مكتب التنمية ومركز توثيق الانتهاكات. كان واضح إنو الموضوع سياسي ضد كل هالمؤسسات. …
كل عمرهن متضايقين من وجودنا ومن المبادئ اللي عم نشتغل عليها بالحرية والعدالة والمساواة وفصل السلطات والانتخابات العامة، متضايقين من نجاحنا. بس اليوم قرروا ينهوا كل شي وما عاد يسمحوا لتيارات مختلفة عنهن تشتغل.
مبروك عليكن الحزب القائد للدولة والمجتمع وكل شمة هوا بهالبلد.

La fiscalía general de Jaysh Al Islam ha recibido una demanda del “Comité de Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio” para que se cierren las oficinas de Hurras por un artículo publicado en la revista Freedom Raise. Dijimos que la revista no es parte de la red, hemos explicado que nuestra revista afiliada es ‘Kite/tayyara waraa’, pero todo fue en vano. No sólo cerraron la oficina de la red, sino también el Centro de Desarrollo y Documentación de Violaciones. La oposición contra todas estas instituciones se debe a razones políticas claras. Desde hace mucho tiempo les disgusta nuestra presencia y los principios de nuestro trabajo: libertad, justicia, igualdad, división del poderes y elecciones generales. No les gusta nuestro éxito, pero hoy decidieron poner fin a todo. Ya no aprueban las orientaciones políticas diversas, las que no se ajustan a sus ideales. Felicidades por tomar el control de Siria, de la sociedad y de cada ser en este país.

El controvertido Jaysh Al Islam lidera las conversaciones de paz

Muchos consideran que el altamente controvertido Jaysh Al Islam está detrás del secuestro de los conocidos activistas Samira Al-Khalil, Razan Zaitouneh, Wael Hammadeh y Nazem Hammadi, conocidos de forma colectiva como ‘Los cuatro de Duma‘, el 9 de diciembre de 2013, en Duma, Ghouta Oriental. Los cuatro siguen desaparecidos hasta el día de hoy. En ese momento, Zahran Alloush, primo de Mohammad Alloush, lideraba Jaysh Al Islam hasta que murió en un bombardeo aéreo en 2015.

Afiche de la campaña por los Cuatro de Duma. Fuente: web de Douma Four Campaign

Los activistas sirios lo condenaron rápidamente. En una publicación en Facebook, la activista Loubna Mrie dijo:

My problem with the opposition delegation to Geneva can be summarized by the following: Currently I am being represented, against my will, by Muhammad Alloush, whose Jaysh al Islam proudly put civilians in cages as human shields and have a long history of kidnapping and harassing activists. While Alloush is in Geneva pretending to speak for Syria’s revolutionaries, his thugs are attacking the very revolutionaries he should be speaking for. Today his loyalists shut down the offices of civil society activists because his group didn't like what the activists wrote in one of their articles.

Mi problema con la delegación de la oposición en Ginebra se puede resumir en lo siguiente: actualmente me representa, contra mi voluntad, Muhammad Alloush, cuyo Jaysh al Islam puso orgullasmente a civiles en jaulas como escudos humanos y tiene una larga historia de secuestros y hostigamiento contra activistas. Mientras que Alloush está en Ginebra fingiendo hablar por los revolucionarios sirios, sus matones atacan a los mismos revolucionarios que debería estar representando. Hoy sus leales han cerrado las oficinas de los activistas de la sociedad civil porque a su grupo no le gustó lo que los activistas escribieron en uno de sus artículos.

Continúa diciendo:

There will be no peace without accountability for all war crimes committed by all sides of the conflict. The people living in Eastern Damascus under regime bombs an the oppressive rule of Jaysh al Islam do not have the option of speaking out. Those of us who are safe in the west have a responsibility to not let a war criminal represent the voices who called for democracy and freedom of speech. This is just one more mistake committed by our political opposition. We need to reclaim our revolution and not allow the Alloush group to intimidate the political delegation the way it has oppressed the people of Damascus.

No habrá paz sin responsabilidad por todos los crímenes de guerra cometidos por todas las partes del conflicto. Quienes viven en el este de Damasco bajo las bombas del régimen y bajo el régimen opresivo de Jaysh al Islam no tienen la opción de hablar. Los que tenemos la seguridad de Occidente tenemos la responsabilidad de no permitir que un criminal de guerra represente a las voces que pidieron democracia y libertad de expresión. Este es sólo un error más cometido por nuestra oposición política. Debemos reclamar nuestra revolución y no permitir que el grupo de Alloush intimide a la delegación política de la misma manera que ha oprimido al pueblo de Damasco.

Sarmad Al Jilane, colaborador de Global Voices, tuiteó:

Yo apoyo a Freedom Raise. Dejen en paz el centro de medios de la revista “Rising for Freedom”. Hoy lo cerraron con amenazas de detención en Ghouta.

Once organizaciones de la sociedad civil que trabajan en Siria han mostrado su solidaridad con los grupos que han sido cerrados, incluyendo el Syrian Center for Media and Freedom of Expression (Centro Sirio de Medios y Libertad de Expresión), Baytna Syria, Free Syrian Lawyers Aggregation (Conjunto de Abogados Sirios Libres), Alkawakbi Center for Transitional Justice and Human Rights (Centro Alkawakbi por la Justicia Transicional y los Derechos HUmanos), Syrian Nonviolence Movement (Movimiento No Violento Sirio), Syria Network for Human Rights (SNHR) (Red Siria por los Derechos Humanos), la organización Darna, la Unidad de Consejos de Administración Local (LACU), Badael Foundation, Fraternity Foundation for Human Rights (Fundación Fraternidad por los Derechos Humanos) y Kesh Malek.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.