¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estas activistas ayudaron a familias kurdas de Iraq a celebrar Nouroz con color y resistencia

De izquierda a derecha: Bakhsheen Taha Solaee, Biza Barzo y Sazan M. Mandalawi. Fuente: Rudaw.

Las familias del Kurdistán iraquí se reunieron para celebrar Nouroz y dar la bienvenida al nuevo año, según calendario tradicional kurdo e iraní y celebrar su cultura centenaria de resistencia.

Los kurdos celebran Nouroz, que también se escribe Nowruz y Noruz, con poesía, baile, fuegos artificiales, hogueras y saltando sobre el fuego. Nouroz representa mucho más que una antigua tradición zoroastriana para los kurdos. Durante siglos, Nouroz y el fuego han simbolizado la resistencia del pueblo kurdo. Su antigua mitología está plagada de historias sobre un herrero que venció a un tirano cruel y poderoso el primer día de Nouroz. Incluso en la actualidad, que los kurdos están divididos entre Turquía, Siria, Iraq e Irán, las celebraciones de Nouroz ayudan a desafiar visiblemente la represión que sobre la identidad kurda ejrece nacionalismo árabe o turco.

Para los kurdos que celebran Nouroz, los trajes llamativos y coloridos kurdos Jili Kurdi se han vuelto esenciales. Sin embargo, para muchas familias kurdas que viven en Iraq, un país destrozado por la guerra, estos trajes se han convertido en un lujo inalcanzable.

Para enfrentar este problema, los activistas han lanzado la campaña #KurdishClothesForAll [Ropa kurda para todos] en las redes sociales donde piden a personas de toda la región que donen trajes kurdos. Unas mil personas difundieron la etiqueta Facebook y Twitter y muchos se han ofrecido como voluntarios para ayudar a distribuir las donaciones que se han realizado en puntos de recojo en las ciudades de Solimania, Erbil y Duhok.

En conversación con Global Voices, Biza Barzo, estudiante de 23 años de la Universidad Americana de Iraq-Solimania y una de las propulsoras de esta campaña, declaró que unas 450 familias que viven en zonas más desfavorecidas han recibido ropa nueva para ponerse en Nowruz.

Bakhsheen Taha Solaee, una activista medioambiental de 23 años y Sazan M. Mandalawi, autora de My Nest in Kurdistan [Mi nido en Kurdistán] se unieron con Barzo para promover la campaña. En un post de su blog, Mandalawi escribió:

We are collecting used Kurdish clothes (or new ones) of all sizes, parts, and colors for both genders. They will be distributed to poor families in the Kurdistan Region. This is a community service — and this Newroz as you wear your beautiful Kurdish dress in celebration, you can rest assured that someone else also has one to wear one with a happy heart.

Estamos recogiendo ropa kurda usada (o nueva) de todas las tallas, partes y colores para ambos sexos. Se entregarán a las familias pobres de la región del Kurdistán. Es un servicio comunitario y este Nouroz, mientras lleves puesto tu precioso traje kurdo en la celebración, puedes tener la seguridad de que otra persona también puede usar uno con el corazón contento.

Ropa preparada para ser entregada. Fuente: Biza Barzo en Facebook.

Muchos que no podían donar nada animaban a otros a hacerlo. Speda Mizuri, estudiante londinense de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS por sus siglas en inglés), escribió en Twitter:

Ropa kurda para todos. Si tienes trajes kurdos que no se vas a volver a ponerte, ¡por favor, dónalos! ¡Haz que este Nouroz sea colorido para todos!

La ciudad iraquí de Aqrah es fundamental para la tradición del Nouroz kurdo

Según un antiguo mito, los kurdos vivieron bajo la cruel tiranía de Zuhak, que no permitía que la primavera llegara a Kurdistán. El herrero Kawa entrenó un ejército de rebeldes y vencieron a Zuhak el primer día de Nouroz. La victoria se celebró con un incendio en las colinas. Desde ese momento, se ha utilizado el fuego como el símbolo de la lucha kurda para conseguir la libertad.

Es por eso que las celebraciones más importantes de Nouroz en Kurdistán iraquí se celebran en Aqrah, en la Gobernación de Nínive, controlada por el Gobierno Regional de Kurdistán.

Se dice que la ciudad es el lugar donde nació Kawa y que, probablemente, sea el lugar donde el espíritu de Nouroz se siente con más intensidad. Las personas llevan antorchas y encienden una hoguera en la cima de la colina, después bajan zigzagueando y van encendiendo más hogueras a su paso. En la falda de la colina se puede observar, además de edificios otomanos del siglo XIX, a personas bailando al son de los fuegos artificiales y de la música folklórica kurda y a otros que saltan por encima de las hogueras.

A continuación, dos videos de las celebraciones de Nouroz en Aqrah en 2016 y 2015 respectivamente:


Aunque algunos kurdos pueden celebrar Nouroz más libremente que otros, todos comparten el sueño de seguir el ejemplo de Kawa y acabar con la tiranía.

Al otro lado de la frontera del Gobierno Regional de Kurdistán, los kurdos de Manbiy, en el norte de Siria, celebraron Nouroz este año por primera vez desde su liberación de ISIS el año pasado.

Junto a los kurdos, otros grupos étnicos que viven en el norte de Siria, incluidos árabes y turcomanos, participaron de las fiestas, lo que señala que existe una posibilidad de que todos puedan coexistir de manera pacífica en esa zona.

Beriva, una mujer que estaba participando en la ceremonia en Manbiy, le dijo a Kurdistan24 que:

Kurds, Arabs, and Turkmen of Manbij are celebrating Newroz. We say Happy Newroz to them

Kurdos, árabes y turcomanos de Manbiy están celebrando Nouroz. Nosotros les deseamos Feliz Nouroz.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.