¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Conoce a Ara Malikian, cosmopolita con un violín

Ara Malikian during his concert in Sofia, Bulgaria. Photo by BG Sound Stage, used with permission.

Ara Malikian durante su concierto. Foto publicada por BG Sound Stage, usada con permiso.

Lo llaman “un genio del violín”. Ara Malikian, un armenio que se crió en Líbano y actualmente vive en España, estudió música en Alemania e Inglaterra. Recientemente fue nombrado concertino de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Malikian ha viajado por el mundo, tocando en auditorios como solista y como parte de orquestas sinfónicas.

A finales de febrero de este año, Malikian llevó a cabo un concierto en Sofía, Bulgaria. El mes siguiente llevó a cabo otro concierto en Ankara, Turquía. Este último fue un concierto con un significado especial relacionado con la posición de Malikian respecto al genocidio armenio, que conmemoró en septiembre de 2015 en los recitales de Zaragoza y Madrid.

Malikian también ha dado conciertos en apoyo a los refugiados de Líbano. Tanto en el escenario como en otros aspectos de su vida, para sus fans, se ha vuelto un símbolo de la cultura en lucha por la unidad, mezclando música tradicional de Europa Central, Argentina, España, y del pueblo árabe y judío.

El padre de Malikian, violinista amateur armenio, lo introdujo en el mundo de la música desde muy chico, y le enseñó la tradición musical libanesa. El álbum más reciente de Malikian, “The Incredible Story of a Violin” (La increíble historia de un violín), está inspirado en su niñez. A los 12 años de edad tocó en su primer concierto. A los 15 dio un gran salto más tarde, cuando consiguió una beca para la escuela de música de Hannover. Luego continuó sus estudios en Londres.

Nevena Borisova, colaboradora de Global Voices, tuvo la oportunidad de hablar recientemente con Malikian sobre su vida y su música.

Nevena Borisova (NB): Tienes una biografía muy interesante. Es difícil elegir por dónde empezar… Eres cosmopolita, por tu nacionalidad, por tu manera de ser. Aun así, ¿dónde te sientes más como en casa?

Ara Malikian (AM): Frankly, nowhere. Today I feel myself at home in Bulgaria, because you Bulgarians welcomed me with much love. And I feel very confident here. I have been travelling so much during my whole life that I had to learn to feel home everywhere with any people. But the most important thing for me at a place are the people. When I meet people who I feel close to me, I feel like being at home.

Ara Malikian (AM): Sinceramente, en ningún lado. Hoy en día me siento como en casa en Bulgaria, porque ustedes, los búlgaros, me han acogido con mucho amor. Y me siento muy seguro aquí. He estado viajando tanto durante toda mi vida que tuve que aprender a sentir que todos lados eran mi hogar, en compañía de cualquier persona. Pero lo más importante de un lugar, para mí, es la gente. Cuando me encuentro con personas a quienes siento cercanas a mí, ahí es cuando me siento como en casa.

NB: ¿Cuál es la diferencia entre tus dos últimos álbums?

AM: First of all, in my last album there are my own compositions. Never before I have been a composer in my albums, but in this last one I worked a lot on the compositions and therefore I am happy it is a fact. Furthermore, in this album I had many guests. We had many live concerts. This last album is very special — it is very new for me.

AM: Primero que nada, mi último álbum incluye mis propias composiciones. Nunca antes había sido compositor en mis álbumes, pero en este último trabajé muy duro componiendo y por lo tanto estoy muy contento de que se haya concretado. Por otra parte, en este álbum hay muchos artistas invitados. Llevamos a cabo muchos conciertos en vivo. Este último álbum es muy especial, es muy nuevo para mí.

NB: Has interactuado con muchos estilos musicales: música clásica, tango, música oriental y española. ¿Cuáles son tus fuentes principales de inspiración? ¿Cuáles son los estilos musicales que más han influenciado en tu último álbum?

AM: I don’t control from where the inspiration comes. I was lucky to be able to play with musicians from many places, many styles. Each of them has inspired me. Every one of them has taught me many things. When I make music, it comes from the subconscious, which is in fact the most precious. In the album, each song is completely different from the previous or the next one. They are very different by style. This is the way by which I perceive and make the music. This is my musical concept. I would be bored if I always proceeded in the same way.

AM: No tengo control sobre mis fuentes de inspiración. Fui afortunado de haber podido tocar con músicos de muchos lugares y estilos. Cada uno me ha inspirado. Todos me han enseñado muchísimas cosas. Cuando hago música viene de mi inconsciente, y eso es lo más valioso. En el álbum, cada canción es completamente diferente de la anterior o la siguiente. Son de estilos muy diferentes. Así es como percibo y hago la música. Este es mi concepto musical. Me aburriría mucho si procediera siempre de la misma manera.

NB: Has interactuado con muchas culturas, y de alguna manera eres una prueba viviente de que hay muchos puntos de contacto entre ellas. ¿Cómo explicas todos estos conflictos que vemos hoy en día en el mundo?

AM: There are many people who are desperate because of living with all these conflicts. Refugees, wars, terrorism… It is all very negative side of the world. I think that the only way to go through these conflicts is through art, music, culture. The world can change through interacting with other cultures, on the basis of respect towards other opinions and ways of thinking. Through art it is the best way to understand that — although we are different — we all have something in common. That is why I think, sooner or later, culture and art will save humanity… I am sure.

AM: Hay mucha gente desesperada por culpa de estos conflictos. Refugiados, guerras, terrorismo… Es realmente un lado muy negativo del mundo. Pienso que la única manera de superar estos conflictos es a través del arte, la música, la cultura. El mundo puede cambiar por medio de la interacción con otras culturas, sobre base del respeto hacia otras opiniones y maneras de pensar. El arte es el mejor medio para entender que, a pesar de que somos diferentes, todos tenemos algo en común. Por eso es que pienso que, tarde o temprano, la cultura y el arte salvarán a la humanidad… estoy seguro.

NB: En 1899 el poéta búlgaro Peyo Yavorov le dedicó el poema “Armenios” al destino de este pueblo. Hace un momento dijiste que crees que el arte puede cambiar al mundo. ¿Piensas que los artistas contemporáneos tienen esto en mente? ¿Están lo suficientemente comprometidos con la idea de mejorar el mundo frente a los problemas de hoy en día?

AM: There are many artists who are engaged and make an effort to improve the world, but of course there are other ones who think in a more selfish way and who are more interested in economic and political terms… And of course not so much humanitarian interests. So, there is always this conflict between these two ways of thinking. But it still seems to me that the world is a better place today, although we think it is a worse place. And sooner or later people will realize that the only way to survive is to respect each other, our differences, opinions, fate, and different ways of life.

AM: Hay muchos artistas que están comprometidos y hacen un esfuerzo por mejorar el mundo pero, por supuesto, hay otros que piensan de una manera más egoista y están interesados en términos económicos y políticos… Y claro, no tienen muchos intereses humanitarios. Siempre está este conflicto entre dos maneras de pensar. Pero aún así, para mí el mundo es mejor hoy en día, a pesar de que pensemos que está peor. Y, tarde o temprano, la gente se dará cuenta de que la única manera de sobrevivir es respetándose los unos a los otros, con nuestras diferencias, opiniones, destinos y distintas maneras de vivir.

NB: Has vivido en Medio Oriente, en Beirut. En una de tus entrevistas dijiste que la música oriental es muy tranquila, suave y pacífica. ¿Por qué, entonces, observamos falta de paz en esa región?

AM: Oriental music can be that way, but it can also be very, very rhythmical. There are both styles of this music. Frankly, I do not know why there are so many wars… Maybe because of hot blood, I do not know [laughing]… I've lived in Lebanon for many years and I have many friends who are Arabs and Jews. And basically they live very well, but when it comes to economic interests and political interests, things change. I think if only people would live together they would have any problems. But as long as these interests and leaders wield influence, they create hate, rage, and this is how you come to war. But I believe that the normal people don’t want to have war. I remember when I lived in Lebanon, we did not want to have war, even though we lived in a time of war, we didn’t want…

AM: La música oriental puede ser así, pero también puede ser muy, muy, rítmica. Existen dos estilos en esta música. Francamente, no sé por qué hay tantas guerras… Quizás por su sangre caliente, no lo sé [risas]… Viví en Líbano muchos años y tengo muchos amigos árabes y judíos. Básicamente ellos conviven muy bien, pero cuando se trata de intereses económicos o políticos, las cosas cambian. Pienso que no habría ningún problema si esto tan solo dependiense de la gente conviviendo. Pero mientras estos intereses y líderes ejerzan influencia, creando odio e ira, viviremos en guerra. Aún así creo que la gente normal no quiere estar en guerra. Recuerdo que cuando vivía en Líbano no queríamos guerra, aunque era un tiempo de guerra, no la queríamos…

NB: Hace algunos años diste un concierto en Líbano en apoyo a los refugiados. ¿Cómo ha cambiado Líbano desde que lo recuerdas?

AM: In Lebanon things have changed. When I left Lebanon, the country was plunged in an absolute war. Now there is a kind of peace, people respect each other and each other’s differences. Of course, now there are other, new problems related to the situation of refugees. We have to see how we can make the lives of refugees better, so they can have a future. Those who have lost their family, home, and work — they cannot go back to their countries… Of course, the best way of solving the problem is having peace in their country, so they can go back and find their lives there… But until they go back, we have to help them.

AM: En Líbano, las cosas han cambiado. Cuando dejé Líbano, el país estaba sumergido en una guerra atroz. Ahora hay algo de paz, la gente se respeta entre sí y sus diferencias. Por supuesto que ahora hay nuevos problemas en relación a la situación que se vive con los refugiados. Tenemos que encontrar la manera de hacerles la vida mejor, para que tengan un futuro. Los que han perdido a su familia, su hogar y su trabajo; ellos no pueden volver a sus países… Por supuesto que la mejor manera de resolver estos problemas es que haya paz en sus países, así ellos podrían volver y vivir sus vidas… Pero, hasta que puedan volver, debemos ayudarlos.

Ara Malikian during his concert in Sofia, Bulgaria. Photo by BG Sound Stage, used with permission.

Ara Malikian durante su concierto. Foto publicada por BG Sound Stage, usada con permiso.

NB: Has dado un concierto en apoyo a los armenios y en defensa de lo que los armenios llaman un injusticia histórica. ¿Cuáles son los desafíos más grandes que los armenios enfrentan hoy en día?

AM: I have Armenian roots, I speak Armenian, and I also play Armenian music, I know my culture… We, Armenians, are trying to persuade the world to recognize the genocide, which today is forgotten. We are trying it to be recognized officially — to correct the historic record. That is what we try to do. And what we shouldn’t do today is create hatred against the Turks. I think that Turks today are not our enemies. Of course, they have to recognize the genocide — all the crimes that were committed. But I think for the good of our relations, we shouldn’t think of them as our enemies, and we have to respect them. We have to try to talk with them through dialogue and try to resolve the problem.

AM: Tengo raíces armenias, hablo armenio y también toco música armenia; conozco mi cultura… Los armenios estamos tratando de persuadir al mundo a que reconozca el genocidio que hoy en día ha sido olvidado. Estamos tratando de que sea reconocido oficialmente, que se corrija el registro historico. Es lo que intentamos hacer. Y lo que no deberíamos hacer hoy en día es crear odio hacia los turcos. Creo que los turcos en la actualidad no son nuestros enemigos. Por supuesto, deben reconocer el genocidio y todos los crímenes que cometieron. Aún así pienso que, por el bien de nuestras relaciones, no debemos verlos como nuestros enemigos, debemos respetarlos. Debemos intentar hablar con ellos y tratar de resolver los problemas dialogando.

NB: Tu talento floreció cuando eras un niño, con la guerra libanesa como telón de fondo. ¿Cómo describirías tu niñez?

AM: Although as a child I lived during the war, I really have good memories of it. I had friends, I enjoyed my family, my mother, and my father. The only unfortunate thing was that my childhood was still very short, because I went to Germany [for a music school scholarship]. But this was my destiny: to have a short childhood, but to enjoy it.

AM: A pesar de que viví mi niñez durante la guerra, la verdad tengo muy buenos recuerdos de mi niñez. Tenía amigos, disfrutaba de estar con mi familia, mi mamá y mi papá. Lo único malo fue que mi niñez fue muy corta, ya que tuve que irme a Alemania [por una beca en una escuela de música]. Pero ese fue mi destino: tener una niñez corta, y aún así disfrutarla.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.