¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Legisladores rusos quieren sacar a los niños de las redes sociales y obligar al registro con “nombre real”

Imagen de Pixabay, editada por Kevin Rothrock.

La ley recientemente propuesta en Rusia prohibiría a los chicos menores de 14 años crear cuentas en redes sociales y obligaría a los adultos a utilizar sus nombres reales, verificados con información del pasaporte, en el momento de registrarse en cualquier plataforma de red social.

Esto marcaría un desvío importante de la práctica habitual en toda RuNet y en la plataforma de red social más popular de Rusia, VKontakte, que no obliga a sus usuarios a registrarse con sus nombres reales.

Según parece, la Asamblea Legislativa del Óblast de Leningrado, que representa la mayor área de San Petersburgo, está planeando enviar esta ley a la Asamblea Federal de Rusia, la Duma. Y, tal como la ley está redactada, los infractores enfrentarían multas administrativas de 300.000 rublos (5.350 dólares).

Aunque todavía no está claro cómo se aplicaría esta ley, sobre todo en lo que respecta a plataformas de red social extranjeras, la ley está diseñada para aplicarse a ciudadanos rusos y extranjeros residentes en suelo ruso, según informa el periódico Izvestia.

El proyecto de ley permitiría a los menores de entre 14 y 17 años registrarse en cuentas de redes sociales, pero les impondría restricciones a la hora de unirse a grupos y comunidades que comparten un contenido que legalmente no puede ser distribuido a niños, includos asuntos de lo “mágico o lo oculto”, información sobre “mezclas que se fuman” y la llamada “propaganda homosexual”.

La ley también redoblaría una norma preexistente que prohíbe a los internautas compartir información sobre manifestaciones públicas “no autorizadas”, y penalizaría este tipo de divulgación expresamente. También haría ilegal la publicación de correspondencia con otros usuarios de la red social sin el consentimiento de esa persona, medida inspirada tal vez por los recientes escándalos políticos relacionados con filtración de comunicaciones entre figuras públicas.

Si se aprobara, la ley entraría en vigor a principios de 2018.

Países en todo el mundo, desde Jordania hasta Zambia, pasando por Corea del Sur, han puesto en marcha requisitos similares de registro con supuestos “nombres reales”, tanto para plataformas en línea como para las tarjetas SIM de los móviles, con diversos grados de eficacia. En todos estos casos, los legisladores han argumentado que la práctica servirá de más ayuda a la actuación policial en el momento de detectar actividades delictivas en línea. Sin embargo, recoger estos datos también aumenta la capacidad de las entidades gubernamentales de vigilar las actividades de todos los internautas, sin importar si están involucrados en actividades delictivas. El almacenamiento de este tipo de información también puede suponer un desafío. Corea del Sur quiso retirar este requisito después de que decenas de millones de datos personales de internautas se filtraran en 2011 tras un hackeo masivo a servidores administrados por el Estado.

Vladímir Petrov, diputado en la Asamblea Legislativa del Óblast de Leningrado, dijo a Izvestia: “Nadie está intentando introducir censura o restringir la libertad de expresión. Una verificación y un control estricto en la autenticidad de los nombres de los [usuarios] solo servirá para aumentar el valor de la comunicación virtual y de las opiniones propias”.

Vitaly Milonov, diputado de la Duma Estatal conocido por ser pionero de las leyes anti LGBT en Rusia, dijo: “Cuanto menos anonimato irresponsable, mejor. No se puede entregar esta esfera a pedófilos, terroristas y delincuentes”.

Milonov le dijo a Izvestia que, si la ley se envía a la Duma, existiría una alta probabilidad de ser aprobada.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.