¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Empezó el voto en el referéndum en Turquía. ¿Qué está en juego?

Erdogan. Imagen de Pixabay. Dominio público.

La última vez que hubo un referéndum en Turquía fue hace siete años, y se aprobaron todos los cambios. Pero en el sétimo referéndum de su historia, el 16 de abril de 2017, la división del país es más marcada y hay mucho más en juego.

El presidente Recep Tayyip Erdogan, el político más preeminente del país en la última década y media ha consolidado poder personal, ha eliminado controles y rivales dentro de los tribunales y el goiberno y ha desencadenadp una represión sin precedentes que afectan a casi todas las esferas de la vida pública luego del intento fallido de golpe de julio de 2016.

Y aun así, para los turcos que votan por el Sí en el referéndum del 16 de abril, Erdogan es el hombre que hizo perder ventaja a la maliciosa influencia del ejército en política interna, el protector de los musulmanes religiosos y la cara de la marca ‘Nueva Turquía’ que proclamó en 2014.

Sus oponentes consideran que una victoria del ‘Sí’ en el referéndum es algo así como un apocalipsis.

¿Qué está cambiando?

Según las 18 enmiendas propuestas a la Constitución, en caso de ganar el ‘Sí’, Turquía perdería su condición de república parlamentaria y pasaría a una presidencia ejecutiva. El presidente Erdogan podría postular a la presidencia en 2019, y de ser elegido, podría estar en el poder hasta 2029.

Los cambios también le darían al nuevo presidente el derecho de disolver el Parlamento, designar ministros y otros funcionarios de alto rango –sin proceso de veto– y también a la mitad de los jueces supremos.

El presidente también tendría el derecho de convocar a referéndums, declarar situaciones de emergencia y emitir decretos con fuerza de ley. Los partidarios de los cambios y su Partido Justicia y Desarrollo (AKP) sostienen que aceleraría el proceso de toma de decisiones en el país. El puesto de primer ministro, actualmente el más poderoso según la Constitución, sería suprimido.

Pueblo de Turquía, ustedes tienen el poder. Referéndum en Turquía. Voten por el no.

Referéndum en Turquía:
Democracia
Erdogan
.
————
Referéndum en Turquía.

La democracia es frágil. No dejen que se divida en mayoría autoritaria.
————-
“La historia de Turquía le dice al mundo lo frágil que es la democracia ante la demagogia populista” – Elif Safak, escritora turca.

Vamos a despertar en una nueva Turquía mañana. Sin importar cuál sea el resultado, vamos a estar así (votantes por el sí y por el no uno al lado del otro).

Por una patria, una bandera, una nación, un estado, [mi voto] es SÍ. ¡Nada será igual!

Si gana la campaña del ‘No’, las enmiendas propuestas serán dejadas de lado indefinidamente.

Condiciones de voto tóxicas

Las críticas a la votación se han centrado no solamente en torno a su posible resultado, sino también al hecho de que Turquía simplemente no está en condiciones de organizar un referéndum en este momento.

Cerca de 200 plataformas de medios han sido clausuradas, más de 150 periodistas están tras las rejas y la sociedad civil ha sido intimidada por la purga tras el intento de golpe, lo que limita significativamente el espacio político para la oposición a Erdogan.

Cerca de 71,000 personas fueron interrogadas luego del intento de golpe de estado atribuido a Fethullah Gulen, rival de Erdogan que vive en Estados Unidos. Otras 41,000 personas fueron acusadas según una reciente noticia del New York Times sobre los resultados de las purgas en Turquía. Parlamentarios del partido HDP, prokurdo y a favor de la democracia, se han visto despojados de su inmunidad y esperan juicio.

Un hombre que sigue disfrutando de libertad de expresión es el propio Erdogan. En las últimas semanas, los turcos han visto a su presidente comparar a los alemanes y los holandeses con nazis, llamar a Holanda república bananera y exigir sanciones contra el país luego de un extraño y alarmante conflicto por el derecho de su partido de hacer campaña por el ‘Sí’ en países extranjeros. Ha dicho que votar por el ‘No’ equivale a votar por el terrorismo.

Muchos votantes por el ‘No’ temen que, sin importar cómo concluya la votación, una nueva clase de terror, dirigido por el estado, recién comience.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.