¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La violencia política continúa su ascenso en Venezuela, pero no logra detener las protestas

Ilustración de Leonardo González. Tomada con permiso.

Con cifras de víctimas que no hacen sino aumentar y protestas que toman distintas formas y espacios, la crisis venezolana sigue desenvolviéndose y creando polémicas entre gobierno y oposición. Relatos de asesinatos de los que se acusa, bien a la Guardia Nacional Bolivariana o a grupos armados que apoyan al gobierno han trascendido las redes para llegar a medios internacionales.

Del mismo modo, reportes de una violencia estatal cada vez más intensa llenan las redes y denuncias de violación a los derechos humanos se recogen gracias a organizaciones no gubernamentales que trabajan por su protección. De acuerdo con Amnistía Internacional y su reporte sobre Venezuela, los manifestantes son presentados en cortes militares y acusados de crímenes que justifican su detención sin evidencia:

Las autoridades venezolanas están utilizando el sistema de justicia de manera ilegal para incrementar la persecución y los castigos contra quienes piensan diferente [Acciones ilegales con el fin de reprimir] incluyen las detenciones sin órdenes judiciales por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), el procesamiento de activistas pacíficos por delitos “contra la patria” y la imposición de medidas de prisión preventiva sin justificación y campañas difamatorias en medios de comunicación contra miembros de la oposición, entre otras medidas.

Con los días cada vez más sucesos llenan las noticias y más símbolos de protesta circulan en las redes. Algunos de los más impactantes y compartidos fue el de una mujer a la que los medios han llamado María José para proteger su identidad y que detuvo una de las tanquetas anti-disturbios de la Guardia Nacional Bolivariana.

La misma atención creó la protesta de Hans Wuerich, que se presentó desnudo a las protestas con una Biblia en la mano y que mostró luego la piel llena de perdigones.

Algunos medios que buscan expandir la narrativa gubernamental critican su uso y denuncian su factura. Sin embargo, estas imágenes continúan conectando distintos testimonios y atrayendo más formas de protesta en distintos escenarios, como la retirada de nueve grupos del Festival de Teatro de Caracas o la protesta de otro grupo de artistas bajo la frase “Ese pudo haber sido yo“, que tomó como origen el video de Yibram Saab Fornino, el hijo del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

En el video Saab Fornino hizo una suerte de carta abierta a su padre pidiendo que interviniera en contra de la violenta represión a las protestas y destaca el caso de Juan Pernalete, que murió al ser impactado en el pecho por una bomba lacrimógena disparada por un agente a quemarropa:

Condenó la brutal represión por parte de los cuerpos de seguridad de la nación de la cual fui víctima el día de hoy, como [también lo fue] el joven Juan Pablo Pernalete, de 20 años de edad, estudiante universitario a quien le quitaron la vida debido al terrible e inhumano uso los gases lacrimógenos, luego de que sufriera un impacto en el pecho. Ese pude haber sido yo.

Otras imágenes de impacto y gran circulación incluyeron también la de un joven tocando el cuatro [instrumento tradicional venezolano] y la campaña en línea #AdoptaUnCivil que busca destacar la participación de civiles en la vida política y ciudadana venezolana, algo que contrasta con el retrato tradicional de la historia política venezolana en la que el espacio predominante está siempre ocupado por personajes militares.

El escenario venezolano continúa marcado, no obstante, por la incertidumbre. Un paso adelante hacia el aislamiento internacional del país se da con el anuncio de la salida de Venezuela de la Organización de Estados Americanos.

Dada la gran fuerza con la que las fuerzas del orden arremeten contra quienes protestan y las contradicciones en las narrativas que vienen desde el gobierno y sus opositores, lo único que no puede dudarse de la crisis que continúa al centro de la vida de los venezolanos es que no tendrá una salida simple o inmediata.

Siga nuestra cobertura de Venezuela con más trabajos sobre los últimos sucesos en nuestra página especial.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.