¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Críticos dicen que Parlamento de Albania trata de indultar a políticos deshonestos, bajo pretexto de reforma judicial

Protesta en Tirana, 11 de abril. Foto cortesía de la página de Facebook de “No al artículo 449, No a la amnistía por delitos”. Usada con autorización.

Parece que los opositores a las reformas al Código de Procedimientos Penales de Albania obtuvieron una importante victoria en la segunda quincena de abril, luego de la decisión del presidente Bujar Nishani de no respaldar las reformas, después de dos protestas en la capital del país.

Los legisladores que apoyan la legislación dicen que es una condición previa a que Albania se una a la Unión Europea, pero los activistas y muchos abogados dicen que los cambios propuestos al artículo 449 del código penal debilitarían más a la judicatura del país. Los críticos dicen que las reformas prohibirían la reevaluación de las sentencias judiciales, “si el propósito [de la audiencia] es empeorar la posición del acusado”.

Quienes se oponen a la legislación dicen que equivaldría a “amnistía” e impunidad para políticos, en cuanto sean exonerados por jueces e investigadores corruptos. La campaña contra las reformas empezó con una petición en línea y luego se organizó una protesta afuera de la oficina del presidente el 8 de abril, para pedirle que no suscriba la legislación.

Protesta en Tirana, 8 de abril. Foto cortesía de la página de Facebook de “No al artículo 449, No a la amnistía por delitos”. Usada con autorización..

El 11 de abril, unos cien activistas realizaron una segunda protesta frente al Parlamento. Los legisladores se escaparon por una puerta trasera en lugar de enfrentar a los manifestantes.

Con la anunciada negativa del presidente de firmar las enmiendas, la legislación volvería al Parlamento para mayor discusión y posiblemente un voto para hacer caso omiso de la oposición del presidente.

Dispuestos a evitar un voto de anulación, los activistas han estado ocupados en Facebook, con la esperanza de desacreditar las reformas. Uno de los principales lemas del grupo incluía “Llamada reforma judicial”, “No a la amninstía de políticos corruptos” y “No al artículo 449″.

Silencio del organismo internacional que defendió la reforma judicial en Albania

Una investigación de organizaciones anticorrupción como Freedom House y Transparencia Internacional ha encontrado las sospechosamente cercanas conexiones entre jueces y políticos en Albania. En 2016, el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que varios problemas —presión política, intimidación, corrupción generalizada y recursos limitados— todos limitan a la judicatura de Albania.

Bajo presión de la Unión Europea, que ha determinado los cambios judiciales como un prerrequisito para las negociaciones de la accesión, el Parlamento albanés adoptó las enmiendas procesales unánimemente en julio de 2016, lo que provocó que los críticos comentaran desdeñosamente que el “Parlamento más corrupto en la historia nacional” de un momento a otro se dedicara a una reforma penal.

Los críticos se hicieron más escépticos aun por la naturaleza de las negociaciones: representantes de la Unión Europea y Estados Unidos realizaron las reuniones tras puertas cerradas, fuera de la vista del público. Hasta el presidente Nishani objetó la falta de transparencia, con una carta abierta donde de quejaba de que su despacho había quedado excluido de las negociaciones.

Justo antes de que el Parlamento adoptara las reformas, el medio de comunicación EURACTIV también reveló que los legisladores albaneses pedían garantías de la Unión Europea y Estados Unidos de que podrían confiar en inmunidad para proteger sus “vidas, familias y bases de poder”, cualquiera fuera la redacción final de la legislación.

Desde mediados de 2016, los funcionarios europeos y estadounidenses se han negado a comentar sobre los informes de los medios de que las reformas judiciales de Albania contradecían las sugerencias de EURALIUS, proyecto con financiación de la Unión Europea para ayudar a Albania a reformar su judicatura.

Respuesta de los legisladores

Los medios albaneses ignoraron las protestas en gran parte, pero la diputada socialista Vasilika Hysi se enfrentó a sus críticos en una publicación de Facebook, donde expuso que las reformas no debilitarían a los tribunales.

Hysi también dijo que no se dará amnistía en casos penales como el de la tragedia de Gërdec de 2008, cuando 26 personas murieron por la explosión de un depósito de municiones, o la muerte de cuatro manifestantes frente al edificio del primer ministro en 2011.

Varios abogados y expertos han refutado la interpretación de Hysi de la legislación, dicen que ofrecería amnistía en tanto que trata a sentencias pasadas como el producto válido de una judicatura operativa.

Crisis política ensombrece las protestas

“No a la amnistía por delitos”, dice el cartel de un hmobre en una protesta en Tirana. Foto cortesía de la página de Facebook de “No al artículo 449, No a la amnistía por delitos”. Usada con autorización.

Albania está actualmente en medio de una crisis política, debido al conflicto entre la mayoría gobernante y el opositor Partido Democrático, que ha boicoteado el Parlamento y recientemente confirmó que no participará en las próximas elecciones, a menos que se designe un “gobierno técnico” para administrar el país.

De otro lado, la mayoría gobernante de Albania ha acusado a la oposición de juego sucio, pues dicen que está tratando de anotar puntos políticos en una elección que ya está perdida. El partido de gobierno incluso amenazó con votar por las enmiendas en ausencia de la oposición.

Los cien o más manifestantes que salieron a oponerse a las reformas dicen que no esperaban tener mucha visibilidad en los medios. Dijeron que protestaron porque temen que esas enmiendas tengan un impacto aun mayor en Albania que la que tuvo una legislación similar en Rumania, donde también hubo recientes protestas.

Los manifestantes han sostenido en medios sociales que la Unión Europea debió evitar confiar en los políticos de Albania cuando se dirigió al país.

Después de que el presidente Nishani rechazara las enmiendas, el activista Brizida Gjikondi felicitó a sus camaradas por su éxito, y escribió en Facebook para agradecer a “todos los albaneses que se dieron cuenta de la importancia de esta causa y se unieron a nosotros”.

Aunque el interés público en las reformas judiciales de Albania es bajo, el Parlamento podría tratar de invalidar la decisión del presidente, y quienes se oponen a las reformas dicen que continuarán con su resistencia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.