¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Río de Janeiro se vio atrapado entre brote de fiebre amarilla y censura a la prensa

Movilización en apoyo a Caio Bezerra. Fotografía de Thiago Dezan/The Intercept Brasil, usada con autorización.

Un reportero fue despedido de un periódico en Río de Janeiro, poco después de escribir una crítica a la respuesta de la administración municipal frente a un brote de fiebre amarilla. Acusan al alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella, de solicitar directamente su despido.

El 16 de marzo, el diario O Dia publicó la historia de Caio Barbosa sobre las largas colas y las vacunas insuficientes contra la fiebre amarilla en las clínicas públicas de Río. Hubo un aumento de la fiebre amarilla en el estado vecino de Minas Gerais. Para ese momento, habían muerto 117 personas, lo que provocó pánico entre los ciudadanos de Río de Janeiro que los forzó a buscar urgentemente vacunas para ellos y sus hijos.

El despido de Barbosa causó enojo entre los habitantes de Río. de la destitución, el jefe de policía Orlando Zaccone recordó el gobierno militar de Brasil, que duró de 1964 a 1985. Zaccone escribió en su página de Facebook:

O que resta da ditadura? Tudo, menos a ditadura.
[…] Temos que nos mobilizar urgentemente para produzir uma vacina contra o arbítrio do poder político em nosso país, democratizando os meios de comunicação.

¿Qué nos queda de la dictadura? Todo, menos la dictadura.
[…] Urgentemente, debemos movilizarnos para crear una vacuna contra la voluntad del poder político de nuestro país, y democratizar los medios de comunicación.

El primero en anunciar la noticia sobre el despido de Barbosa fue el periodista Cid Benjamin, quien contó que habló con el periodista despedido por teléfono. Benjamin hizo una serie de publicaciones en su página de Facebook donde dice, citando a Barbosa, que Crivella le solicitó directamente al dueño del periódico que despediera a Barbosa por esa historia, que luego fue retirada del sitio web de O Dia.

Según Benjamin, citando a Barbosa, el texto ya había sido modificado de su versión original, antes de que lo retiraran. Aunque ya había aparecido en la edición impresa de O Dia, la versión modificada fue reproducida por otros medios de comunicación, como Agência Brasil. En Facebook, la usuaria Mariana Claudino, accedió a la versión original a través de la caché de Google y publicó algunas capturas de pantalla en su página de Facebook.

Cid Benjamin (izquierda) y Caio Barbosa (derecha) rodeados por manifestantes en Río de Janeiro. Foto de Thiago Dezan/The Intercept Brasil, publicada con autorización.

Marcelo Crivella es un ex senador del estado de Río de Janeiro y fue elegido alcalde de la ciudad en 2016, por un partido que tiene fuertes lazos con la Iglesia Universal, la congregación evangélica más grande de Brasil. Crivella es un ministro ordenado de la congregación. El domingo, Crivella publicó una nota negando cualquier irregularidad:

É falsa a informação divulgada nas redes sociais atribuindo a mim o pedido de demissão do jornalista Caio Barbosa do Jornal O Dia. Jamais faria isso. Declaro de forma veemente que respeito os profissionais de comunicação e a liberdade de imprensa. Repudio, tenho desprezo e nojo a perseguições políticas, e no meu primeiro discurso depois de eleito, roguei a Deus que nos livrasse da praga maldita da vingança.

Es falsa la información divulgada en las redes sociales, que me atribuye la solicitud de destitución del periodista Caio Barbosa del diario O Dia. Nunca haría eso. Declaro vehementemente que respeto a los profesionales de los medios de comunicación y la libertad de prensa. Repudio, desprecio y estoy disgustado por la persecución política, y en mi primer discurso después de ser elegido, rogué a Dios que nos librara de la plaga maldita de la venganza.

Barbosa respondió a la nota de Crivella en su página de Facebook:

A nota oficial do prefeito é uma mentira. Não apenas sobre mim. Sobre ele. Mente do início ao fim. Uma pena. Mentir é pecado. Deve ter sido escrita por um assessor. Espero.
Errar e reconhecer o erro é virtude que Deus perdoa. Insistir na mentira é feio.

La nota oficial del alcalde es una mentira. No sólo sobre mí. Sobre él. Miente de principio a fin. Una pena. Mentir es un pecado. Debe haberla escrito un ayudante.
Eso espero.
Cometer un error y reconocerlo es la virtud que Dios perdona. Insistir en la mentira es desagradable.

Alcalde Marcelo Crivella. Foto de Midia Ninja, uso libre.

El apoyo a Barbosa se desbordó en redes sociales y blogs durante ese fin de semana y hubo una protesta de emergencia, con unas 50 personas que lo apoyaron, frente a las oficinas de O Dia en el centro de Río el 20 de marzo.

Entre los seguidores, el profesor Mauricio Santoro dijo en Facebook:

O prefeito do Rio de Janeiro mandou demitir um repórter do Dia, Caio Barbosa. O jornal seguiu a ordem. Ambos os gestos são inaceitáveis e perigosos em país que se esforça em ter maior transparência e prestação de contas de políticos, mas cujos líderes insistem em não entender essas demandas sociais.

El alcalde de Río de Janeiro mandó a despedir a reportero de O Dia, Caio Barbosa. El periódico siguió la orden. Ambos gestos son inaceptables y peligrosos en un país que se esfuerza por tener mayor transparencia y responsabilidad de los políticos, pero cuyos líderes insisten en no entender estas demandas sociales.

La periodista Cecilia Oliveira, jugando con el lema de campaña de Crivella, Cuidemos a las personas, agregó:

Vamos cuidar das pessoas, desde que elas digam o que vc permite. Certo, Marcelo Crivella?
INADMISSÍVEL.

Vamos a cuidar a las personas siempre y cuando digan lo que usted les permite decir.¿Cierto, Marcelo Crivella?
INADMISIBLE

.
El Periódico O Dia ha estado en medio de la controversia desde una gran parte de sus acciones fueron adquiridas por el grupo portugués Ongoing. El conglomerado de medios utilizó la nacionalidad brasileña de su esposa para burlar el límite que impone Brasil a las inversiones de capital extranjero en compañías de medios. Ongoing enfrenta actualmente a una crisis financiera, y O Dia está ahora en el borde de la quiebra.>

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.