¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

#SiMeMatan: la etiqueta que repudia el tratamiento del feminicidio en México

"Violencia". Foto en Flickr de Bianca Cardoso. Usada bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0

“Violencia”. Foto en Flickr de Bianca Cardoso. Usada bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0

El cuerpo inerte de una joven de 22 años llamada Lesby Berlín Osorio fue encontrado en el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el 4 de mayo de 2017. La etiqueta de Twitter #SiMeMatan irrumpió en la red en México como una reacción de enojo ante la manera como las autoridades encargadas de la procuración de justicia en la Ciudad de México dieron a conocer el caso de feminicidio – sin dar información sobre el móvil del crimen o avances en la investigación, pero ofreciendo detalles de la vida personal de la víctima que la culpabilizaban de la violencia.

En esta etiqueta, mujeres anticiparon con ironía las “faltas” que, al parecer las autoridades y medios usarían para culparlas en caso de ser asesinadas, como lo hicieron con la joven cuyo cuerpo apareció atado a una caseta telefónica en el campus de la UNAM. La etiqueta se convirtió en tendencia global con decenas de miles de confesiones. Aquí compartimos algunas de ellas:

Hubo también comparaciones entre el tratamiento de un crimen cuando se trata de una mujer:

Otras usuarias hablaron de lo que desearían fuera la reacción:

La periodista y académica Gabriel Warkentin, recordó las otras etiquetas que han creado tendencia global a propósito de la violencia de género en México:

Igual que el colectivo feminista Luchadoras que evocó el llamado de la lucha feminista #NiUnaMenos, “Vivas nos queremos”:

Otras mujeres reflexionaron sobre el significado detrás de cada tuit:

Por su parte, la usuaria Madame Déficit hizo notar que en el campus de la UNAM –por ser una institución que goza de autonomía del gobierno– es difícil contar con presencia policial. En otras ocasiones, el ingreso de corporaciones policiacas al campus –conocido como Ciudad Universitaria– ha provocado el rechazo y la ira por parte de algunos sectores de la comunidad estudiantil.

El portal independiente Sopitas narró así el proceso de difusión de información oficial por parte de la Procuraduría General de Justicia local:

La narrativa en que se revictimiza y minimiza a la joven Lesby vino desde nuestras propias autoridades capitalinas. En la cuenta de Twitter de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) se publicaron varios mensajes sobre el caso: sin tacto, echándole la culpa a la víctima y como justificando lo que le pasó. “La mujer hallada sin vida en jardines de las instalaciones de la UNAM fue identificada por familiares”, inició el lamentable relato. “Su madre y novio aseguraron que ella ya no estudiaba desde 2014 y dejó sus clases en CCH Sur, donde debía materias”, continuó la dependencia dirigida por Rodolfo Ríos.

Unas horas después, el procurador capitalino Rodolfo Ríos, publicó en su cuenta de Twitter que los tuits difundidos por la agencia eran “inapropiados” y agregó:

Violencia contra mujeres y torpeza de las autoridades para contenerla: Nada nuevo

En 2016, Global Voices generó un serial de trabajos en los que se abordó la problemática de la violencia contra las mujeres en México y en particular en la ciudad capital, ello detonado por la agresión sexual –aún impune después de 14 meses– a la periodista estadounidense Andrea Noel. En aquella ocasión se retrató la forma en la que el gobierno dice atender el problema, o sea, con la creación de más oficinas que cuestan mucho y que ofrecen pocos o nulos resultados tangibles.

Con motivo de dichos trabajos, en entrevista para Global Voices, la especialista en temas de justicia con perspectiva de género, la abogada Fabiola Higareda, apuntó que la violencia contra las mujeres parte de la ausencia de estrategias que se enfoquen en los generadores de la misma:

Es necesario que las estrategias tomen en consideración que la violencia de género no es un asunto exclusivo de mujeres violentadas, sino también de hombres generadores de violencia.

Más allá del galimatías jurídico en el que se convierte la investigación de los delitos en México, a juzgar por las expresiones ciudadanas recogidas en #SiMeMatan, la sociedad exige que a la impunidad no se sume la revictimización de las mujeres que son violentadas y que, en el peor de los casos, son privadas de la vida, como ocurrió con la joven Lesby.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.