¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘Lalades’, tulipanes locales que indican primavera en la isla griega de Quíos

Tulipán en la isla de Quíos, al norte del Egeo. Foto de la autora.

Cuando oyes la palabra tulipán, podrías pensar en los Países Bajos, tal vez incluso en la tulipomanía del siglo XVII. Pero ¿sabías que la época dorada del Imperio Otomano se llama el “Período Tulipán” (Lale Devri)? Ese es solo un pequeño testimonio de cómo puedes encontrar flores en otras partes del mundo.

En la pequeña isla griega de Quíos, en el norte del mar Egeo, los tulipanes se llaman “lalades“, y a principios de marzo inundan los campos y olivares con flores que duran sólo entre siete y diez días. Quíos es famosa por sus igualmente renombrados árboles de almáciga (o mástique) y, más recientemente, por aceptar una gran afluencia de inmigrantes y refugiados de Medio Oriente a través de Turquía, y siempre ha marcado la primavera por la floración de los tulipanes. Las flores son un cultivo tradicional que proporciona un medio de vida a los aldeanos.

Los tulipanes se originaron en Asia Central y se extendieron por los territorios mediterráneos a Europa Central y Oriental. El término local de Quíos para los tulipanes, lalades, es muestra de la historia de la flor: lale es el nombre persa para el tulipán que a través de Turquía finalmente entró en el dialecto chian.

Catorce especies de tulipanes se cultivan en Grecia, cuatro especialmente en las partes central y sureste de la isla de Quíos (Tulipa praecox, Tulipa agenensis, Tulipa clusiana, Tulipa undulatifolia).

Lalades en el pueblo de Kallimassia, isla de Quíos. Se pueden ver también olivos y árboles de almáciga al fondo. Foto de la autora.

Al Tulipa praecox se la llama localmente lale turco. Tiene un color rojo intenso, puede alcanzar hasta 70 centímetros de altura, y se encuentra generalmente alrededor de campos cultivados y olivares.

Al Tulipa agenensis se le conoce localmente como lale franco, puede alcanzar hasta 50 centímetros y tiene flores rojas con puntos negros y rayas amarillas en el interior.

El Tulipa undulatifolia es también una especie rara y en peligro de extinción, de hasta 30 centímetros de altura, con flores de color rojas anaranjadas y hojas onduladas. Se puede encontrar también en áreas cultivadas, generalmente cerca de campos de pistacia.

Por último, Tulipa clusiana, es localmente conocido como Constantinopla o lale babilónico. Crece hasta 60 centímetros y tiene flores blancas marcadas con intensas franjas escarlatas en el exterior. Esta especie es rara y es originaria de Persia.

Los lalades son un tesoro precioso natural para la isla de Quíos, pero las flores se enfrentan a algunas presiones. Si no se toman medidas, la recolección masiva tradicional y la excavación de sus bulbos cada año podrían agotar la tierra. Además, el abandono de las prácticas de cultivo tradicionales y la adopción de métodos modernos de arar pueden destruir los bulbos.

Para una visión relajante de las flores de la isla de Quíos, echa un vistazo a este vídeo, filmado por Panos Mavrakis y publicado en su canal de YouTube, donde muestra una interminable alfombra roja de tulipanes en Quíos:

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.