¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Puerto España explora espacios para arte público después de polémico ataque

El Queen's Park Savannah en Puerto España, la capital de Trinidad, es el mayor espacio verde de la ciudad. Bordeado por una pista de atletismo, es un destino popular para los corredores y otros entusiastas de los deportes. En Carnaval, el lugar sirve como centro cultural para todo: desde la competencia anual de la banda de percusión Panorama hasta el desfile de las bandas. Los comerciantes ponen su cuota de color y encanto locales en el parque, donde la mayoría ofrece agua fresca de coco y es una vista agradable para los deportistas que acaban de correr unas cuantas vueltas (una Savannah completa es de unos 3,5 kilómetros).

Recientemente, un nuevo comerciante se unió al grupo –el artista Damián Agostini, artesano que trabaja con madera (usualmente procedente de árboles desechados). Gran parte de su trabajo es típico (taburetes, sillas, bastones), pero también construye animales (caballos, perros, leones) que son bastante extravagantes. Agostini se convirtió rápidamente en un elemento frecuente en el Savannah, así que cuando el 20 de abril de 2017, la Corporación de la Ciudad de Puerto España capturó y destruyó sus esculturas porque no tenía derecho legal a exhibirlas allí, los medios sociales se levantaron en su defensa.

Aunque la mayoría de los usuarios de internet reconoció que estuvo mal que el artista estableciera su puesto sin el permiso apropiado, también consideró que las medidas del gobierno para sacarlo del lugar fueron demasiado represivas. Esto pasó a una discusión más amplia de cómo la ciudad podría ubicar mejor a los artesanos que buscan realizar su trabajo.

En Twitter, la usuaria Judy Raymond escribió:

Debe haber una manera de ayudar al artista Damian Agostini de Savannah y no sólo quejarse en FB sobre cómo lo trataron.

Entre Twitter, Facebook y una petición de Change.org, la protesta en línea fue pronto tan intensa que el nuevo alcalde de la ciudad se disculpó por cómo se manejó el incidente y prometió organizar una indemnización por la destrucción de las piezas artísticas de Agostini.

Raymond lo confirmó en Twitter:

Están haciendo llegar el número de Damian Agostini está al alcalde y la Corporación está buscando una solución permanente para él.

Esta necesidad de una “solución permanente” no es una discusión nueva. Wired868 reprodujo un artículo de la periodista Sunity Maharaj, que escribió hace más de un año. En el texto, la periodista llamó el enfrentamiento de entonces entre la Corporación de la Ciudad Puerto España y los vendedores de alimentos del Queen’ s Park Savannah como el “último episodio en la épica discusión entre el poder y el pueblo que mantiene la economía atada a su pasado colonial”:

If we are to give real meaning to such borrowed concepts as SMEs and make productive use of the millions spent on encouraging the micro and small business sector, we must rise to the unexpected, often difficult challenges posed by the unplanned, spontaneous emergence of business.

At the Savannah, there was a business opportunity which the micro business sector spotted and seized upon, triggering a series of challenges for the city and other agencies of the state.

If we believe what we’ve been saying for years — that small business is the route to developing a sustainable economy — then this moment, right here, right now, presents one important opportunity.

Si queremos dar un significado real a los conceptos adoptados como PYMES y hacer uso productivo de los millones gastados en fomentar el sector de las microempresas y las pequeñas empresas, debemos estar a la altura de los inesperados y a menudo difíciles desafíos que plantea el surgimiento espontáneo y no planificado de los negocios.
En el parque, hubo una oportunidad de negocio que el sector de la microempresa vio y aprovechó, lo que desencadenó una serie de desafíos para la ciudad y otras agencias del estado.
Si creemos lo que hemos estado diciendo durante años —que la pequeña empresa es la ruta hacia el desarrollo de una economía sostenible— entonces este momento, justo aquí, ahora mismo, se presenta una oportunidad importante.

Por supuesto, hubo usuarios de redes sociales para quienes el tema fue mucho más claro –por ejemplo, en Facebook, Taran Rampersad declaró:

I now classify my vehicle as art, and if anyone tows it when I park illegally, I expect all of you to rise up. After all, it's how I make my livelihood. I promise to cry.

Ahora catalogo mi vehículo como arte, y si alguien lo remolca cuando me estaciono ilegalmente, espero que todos ustedes se subleven. Después de todo, así es como me gano la vida. Prometo llorar.

Por el contrario, la página de Facebook The Penal Poet, que proporciona comentarios ligeros sobre una serie de temas, no sabía muy bien qué hacer entre el funcionario público versus el escenario de arte público:

Nuestro gobierno gastaría millones en pinturas, para que alguien se asegure una comisión. Pero tira el arte de un hombre pobre, porque no tenía permiso para exponer.

Dos días después de la incautación del arte de Agostini, otros artistas se reunieron en el Queen`s Park Savannah para promover el mensaje de que el arte es crítico para el desarrollo de la sociedad, y que los espacios deben ser creados para facilitar esto. Posteriormente, Agostini pudo recuperar al menos cuatro de las 15 piezas incautadas, y se ha pedido dar a los artistas un espacio dedicado para mostrar y vender su trabajo en la ciudad capital.

En Facebook, al artista Darren Trinity Cheewah se le ocurrió una idea interesante:

i want to create art made of old refrigerators and display it at Queens park west since the police throwing away art here lets make art out of things that we have trouble throwing away like tires, used microwaves, galvanize etc.

Quiero crear arte hecho de viejos frigoríficos y mostrarlo en Queens Park West, ya que la policía desecha arte aquí, hagamos arte de cosas que son difíciles de desechar como llantas, microondas viejos, galvanizantes, etc.

Por su parte, Agostini está agradecido por la avalancha de apoyo. Toda esta experiencia incluso lo inspiró a crear su propia cuenta de Twitter:

Me siento muy bien después de todo el amor hoy gracias al puesto, gracias a todos. Gracias, Daniel, Jesse y gracias al alcalde.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.