¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Riace, la aldea de Calabria donde un habitante de cada tres es inmigrante

Riace, foto del sitio web Italia che cambia (Italia que cambia).

Durante años, luego de una ola de atención internacional por el descubrimiento de los Bronces de Riace el 16 de agosto de 1972, la comuna de la provincia de Reggio de Calabria de donde toman el nombre las estatuas se sumergió en una lenta agonía, suerte que comparten muchas otras pequeñas comunas rurales de Italia, particularmente en el sur.

Posteriormente, en 1998, el desembarco de un grupo de 200 refugiados dio a la aldea una nueva vida: los habitantes de la comuna supieron transformar la tragedia de esos náufragos en oportunidad. La película “Una aldea de Calabriacuenta cómo:

Che il mondo si sia accorto di Riace è cosa nota. Meno noto, invece, è che ad accorgersene ci sia anche il cinema.

“Un paese di Calabria” è un film girato a Riace e opera dei registi Shu Aiello e Catherine Catella.

Racconta la storia di Rosa Maria che, in un giorno d’estate del 1931, ha lasciato Riace, il suo paese natale, in cerca di fortuna in Francia. Da allora gli abitanti di Riace hanno visto le case abbandonate dagli emigrati coprirsi di edera e le terre impoverirsi. Un giorno dal mare è arrivato un barcone con duecento profughi curdi. Le case degli emigrati d’inizio novecento sono state date ai migranti che le hanno restaurate. Oggi gli abitanti del paese calabro si chiamano Roberto, Ousmane, Emilia, Mohamed, Leonardo, Taira. Gli abitanti non hanno molto, ma s’inventano ogni giorno il loro destino comune. È la storia di un'amministrazione e di una cittadina che hanno saputo guardare lontano, facendo dell'accoglienza e dell'integrazione una missione. Oggi le case abbandonate sono di nuovo abitate e nel paese è tornata la vita grazie al progetto Futura, portato avanti dal sindaco Domenico Lucano, insieme ai migranti.

Es notable que el mundo se haya dado cuenta de Riace. Menos conocido, por el contrario, es el hecho de que se hayan dado cuenta también en el cine.

“Una aldea de Calabria” es una película rodada en Riace y es la obra de las realizadoras Shu Aiello y Catherine Catella.

Cuenta la historia de Rosa Maria que un día de verano en 1931, partió de Riace, su aldea natal, para hacer fortuna en Francia. Desde entonces, los habitantes de Riace vieron cómo las casas abandonadas de quienes partieron se cubrían de hiedra y cómo las tierras empobrecían. Un día, del mar llega una embarcación improvisada con 200 refugiados kurdos. Las casas de los emigrantes de comienzos del siglo XX fueron entregadas a los migrantes, que las restauraron. Hoy, los habitantes de la aldea calabresa se llaman Roberto, Osman, Emilia, Mohamed, Leonardo, Taira. Los habitantes no tienen gran cosa, pero se inventan cada día su destino común. Es la historia de una administración y de una aldea que supieron mirar lejos, que acogieron e integraron una misión. Hoy, las casas abandonadas están de nuevo habitadas y a la aldea ha vuelto la vida, gracias al proyecto Futura, impulsado por el alcalde Domenico Lucano, en colaboración con los migrantes.

La política de recibimiento a los inmigrantes a ese pequeño centro, así como en otras comunas, atrajo la atención de los medios y de las clases políticas itiques nacionales e internacionales. En la introducción en una entrevista con el alcalde Domenico Lugano, ya en su tercer mandato, el sitio web infoaut agrega :

Percorrendo la statale 106, all’altezza di Riace Marina, si rimane spiazzati alla vista di due faccioni disegnati su un muro della stazione. Se ci si ferma e si torna indietro i divertiti sospetti vengono confermati: su quel muro ci sono le caricature di un Bronzo di Riace e del leader della Lega Nord, Matteo Salvini. Sotto il primo c’è scritto “ripescato nel mare di Riace”, sotto il secondo invece “ripescato in un mare di cazzate”.

[…] se non fosse per le due statue ripescate nei suoi mari se ne sarebbe sentito parlare molto poco. Almeno fino a una decina di anni fa, quando il suo sindaco supportato dalla popolazione locale decide di ripopolare il paese sulla strada dell’abbandono offrendo ospitalità ai migranti. La vicenda di questa località calabrese fa il giro del mondo in poco tempo, diventa un cortometraggio di Wim Wenders, viene apprezzata da Papa Francesco e il suo sindaco addirittura viene nominato tra gli uomini più potenti del mondo dalla rivista Fortune.

La trovata è quella di ricercare un’alleanza tra la popolazione locale e i migranti, basata su un rilancio culturale e economico del paese, “approfittando” delle risorse offerte dal sistema dell’accoglienza e dall’autorganizzazione dal basso delle molte persone impiegate nel progetto. Riace ospita oggi 500 migranti su 1500 abitanti.

Recorriendo la Nacional 106, a la altura de Riace Marina, nos tomó por sorpresa la vista de dos caras dibujadas en un muro de la estación. Si se permanece ahí y se retrocede, las muchas dudas se confirman: en ese muro están las caricaturas de un Bronce de Riace y del líder de la Liga del Norte, [el político italiano] Matteo Salvini. Debajo de la primera dice “rescatado del mar de Riace”, debajo de la segunda, al contrario, “rescatado de un mar de estupidez”.

[…] si no fuera por las estatuas rescatadas en sus aguas, casi no hubiéramos oído hablar al respecto. Al menos hasta hace unos diez años, cuando su alcalde apoyado por la población local decidió repoblar la aldea en vías de quedar abandonada, con hospitalidad para los migrantes. La historia de esta localidad calabresa dio la vuelta al mundo en poco tiempo, se convirtió un cortometraje de Wim Wenders, le gustó al papa Francisco y su alcalde fue nombrado entre los hombres más poderosos del mundo por la revista Fortune.

La idea es buscar una alianza entre la población local y los migrantes, basada en la revitalización cultural y económica de la aldea, “aprovechando” los recursos que ofrece el sistema de acogida y por la autoorganización de la base de muchas personas comprometidas con el proyecto. Riace acoge hoy a 500 migrantes de 1500 habitantes.

Al alcalde Domenico Lucano no le faltan ideas para poner en marcha su política de acogida y de inserción de inmigrantes en la esfera socioeconómica de su municipalidad. La última es la creación de una “moneda comunal”. El sitio web felicitapubblica.it, que se define como portal que se ocupa de economía civil de 360 grados, explica:

In questo borgo gli aiuti economici del cosiddetto Sprar (Sistema di protezione per richiedenti asilo e rifugiati) non giungono con puntualità, come peraltro anche in altri luoghi del nostro Paese, creando disagi ai servizi di accoglienza. Per questo motivo il sindaco di Riace, Domenico Lucano, ha dato il via a un’iniziativa molto “radicale”, istituendo una moneta locale convertibile in euro attraverso cui i negozianti del paese possano far credito agli immigrati. In questo modo i debiti vengono accumulati ma saldati successivamente con l’arrivo dei fondi, però frattanto si concede agli immigrati il diritto al potere d’acquisto.

[…]

Grazie all’ingegnosità del sindaco Domenico Lucano, gli immigrati possono contare su vere e proprie banconote, del valore di 1, 2, 5, 10, 20 e 50 euro sulle quali sono incisi i volti di noti personaggi della storia, da Martin Luther King a Peppino Impastato, passando per Che Guevara, fino al Mahatma Gandhi.

En esta aldea, las ayudas económicas del Sprar (Sistema de protección para solicitantes de asilo y refugiados) no llegan con puntualidad, como ocurre en otros lugares de nuestro país, lo que genera digusto con el servicio de acogida. Por eso, el alcalde de Riace, Domenico Lucano, ha lanzado una iniciativa muy “radical”, y ha instituido una moneda local convertible a euros con la que llos comerciantes de la aldea pueden dar crédito a los inmigrantes. Así, las deudas se acumulan pero se saldan luego con la llegada de los fondos, pero mientras tanto se concede a los inmigrantes el derecho a poder comprar.

[…]

Gracias el ingenio del alcalde Domenico Lucano, los inmigrantes pueden contar con verdaderos billetes de banco, de un valor de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 euros en los que hay dibujadas las caras de personajes históricos célebres, de Martin Luther King a [activista italiano que se opuso a la Mafia] Peppino Impastato, pasando por el Che Guevara, hasta Mahatma Gandhi.

Esa política le ha valido al alcalde numerosas distintiones. Una fue al inicio del Premio Internacional de la Paix “Dresden-Preis” de este año, promovido por la Fundación Klaus Tschira, con un valor de 10 000 euros. Con ese motivo, el sitio web aise.it escribió:

Questa la motivazione del premio redatta da Günter Blobel, vincitore del premio Nobel e cofondatore del Dresden-Preis: “È raro che il sindaco di un piccolissimo paese lontano delle grandi metropoli del mondo metta in imbarazzo i dirigenti di nazioni più forti. Domenico Lucano l’ha fatto, definendo come unico criterio per l’accoglienza dei rifugiati la compassione per il prossimo. Mentre in altri posti si costruiscono barriere e si mercanteggia sulle quote per l’accoglienza, Riace accoglie da 18 anni persone che sono fuggite dalla guerra e dalla povertà. E ci si salva a vicenda – gli abitanti e i migranti, con questi ultimi che salvano il piccolo paese calabrese in calo demografico. Così, in Calabria si vive quello che Domenico Lucano chiama “l’utopia della normalità”. In un mondo in cui sempre più gente è costretta ad abbandonare la propria terra, non c’è bisogno di più paura nei confronti di stranieri, di più odio, ma anzi, di più paesi come Riace e di personaggi coraggiosi e umani come Domenico Lucano”.

Esta es la razón del premio explicada por Günter Blobel, ganador del premio Nobel y cofundador del Dresden-Preis: “Es poco común que el alcalde de una aldea pequeñita y lejana de las grandes metrópolis del mundo avergüence a los dirigentes de naciones más fuertes. Domenico Lucano lo ha hecho, teniendo como único criterio de acoger a los refugiados la compasión por el prójimo. Mientras otros lugares se construyen barreras y regatean cuotas de acogida, Riace acoge desde hace 18 años a personas que han huido de la guerra y la pobreza. Y se salvan mutuamente –habitantes y migrantes, donde los últimos salvan a la aldea calabresa donde la población disminuye. Así, en Calabria hemos visto lo que Domenico Lucano llama “la utopía de la normalidad”. En un mundo donde mucha gente se ve obligada a abandonar su tierra, no hay necesidad de sentir miedo frente a extranjeros, no más rechazo, al contrario, se necesitan más aldeas como Riace y personajes como valientes y humanos como Domenico Lucano”.

La aldea, y otras que se dieron a conocer por su buena disposición a acoger inmigrantes, inspiró otra película, “El vuelo” del realizador Wim Wenders, con el apoyo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

En un artículo de agosto de 2009, el blog viverecalabria cuenta:

“Il Volo”, questo il titolo dell'opera di Wenders, è una fiaba sull'accoglienza sui fatti realmente accaduti a Badolato, Riace, Caulonia e Stignano, dopo lo sbarco dei profughi curdi nel 1997. La Regione Calabria, prima in Italia a dotarsi di una legge per promuovere l'inserimento dei rifugiati, è co-produttrice del film e devolverà il ricavato al finanziamento di progetti destinati all'accoglienza e all'integrazione.

“El vuelo”, título de la obra de Wenders, es una fábula sobre recibimiento, de hechos que realmente ocurrieron en Badolato, Riace, Caulonia y Stignano, después del desembarco de refugiados kurdos en 1997. La región de Calabria, primera en Italia que dictó una ley para promover la inserción de los refugiados, es coproductora de la película y destinará los ganancias al financiamiento de proyectos destinados al recibimiento y la integración.

Últimamente se ha sabido la noticia de que el actor Beppe Fiorello prepara una miniserie para televisión para contar los “acontecimientos de una aldea y su alcalde que transformaron el vació en una oportunidad: de emigrantes a ciudadanos inmigrantes”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.