¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“No somos esclavos, queremos nuestros derechos”: Trabajadores domésticos migrantes del Líbano marchan el Día del Trabajo

“Alto al sistema de patrocinio e incluyan a los trabajdores domésticos en la ley laboral”. Marcha de Día del Trabajo en Beirut. 30 de abril de 2017. Foto tomada por Ezgi Durmaz. Fuente: Facebook.

Por octavo año consecutivo, los trabajadores domésticos migrantes (TDM) de muchos países marcharon para exigir sus derechos laborales en Beirut, Líbano, el domingo 30 de abril.

La marcha conmemoró el Día del Trabajo, que fue lunes, pero como el domingo es el único día libre para la mayoría de los trabajadores domésticos migrantes en el Líbano, el 30 de abril fue la única opción.

Los trabajadores domésticos migrantes en el país suelen ser maltratados. Julia, trabajadora de Madagascar que estuvo en la marcha, explicó:

We face a lot of problems. We don't have adequate rooms. We don't have holidays. We face violence, abuse. We are here for that and everything.

Enfrentamos muchos problemas. No tenemos dormitorios adecuados. No tenemos feriados. Enfrentamos violencia, maltrato. Estamos aquí por eso y por todo.

La marcha estuvo organizada por la Alianza de Trabajadoras Domésticas Migrantes en el Líbano, cuyo “objetivo es fortalecer a las mujers que son TDM en el Líbano en búsqueda de derechos labores y lucha contra la discriminación”.

Varios grupos libaneses también ayudaron a organizar la marcha. Incluyen al Movimiento Antiracismo, el Centro Comunitario del Migrante, la Federación Internacional de Trabajadores Domésticos, el Centro Libanés para Derechos Humanos, Asociación Internacional AMEL, ALEF – Actúa por los Derechos Humanos, KAFA (Basta de) Violencia y ExplotaciónSawt al Niswa, el Club Feminista Interseccional de la Universidad Americana Libanesa, el Club Secular de la Universidad Americana de Beirut, el Foro Socialista (organización política), DAMMEH Cooperativa Feminista y la Asociación Insan.

Hassan Chamoun, colaborador de Global Voices, estuvo en la marcha. Los participantes caminaban y gritaban lemas como: “También somos humanos” y “Abajo el sistema de la kafala”, refiriéndose al sistema de patrocinio del país que rige el trabajo doméstico de migrantes. También corearon: “Todo lo que decimos es, dennos nuestros derechos”, estribillo de la canción de John Lennon “Denle una oportunidad a la paz”.

Día del Trabajo 2017
Abajo el patrocinio – Ratifquen C189 – Alto a la violencia del estado
Durante ocho años seguidos, los trabajadores domésticos migrantes y quienes nos apoyan nos unimos para pedir derechos laborales, marchar y celebrar el día de los trabajadores.
En este último año no hemos visto ninguna mejora a la protección de los trabajadores domésticos migrantes (TDM). Al contrario, hemos visto que continúan los abusos contra la vida, derechos y libertades de los TDM, mientras los maltratadores disfrutan de impunidad.

Otro cántico era “¡Ratifiquen, implementen la convención 189!”, que se refiere a la convención redactada por la Organización Internacional de Trabajo. Si se implementa en el Líbano, signifiicaría que el Gobierno está legalmente obligado a cumplir leyes laborales y los trabajadores domésticos migrantes creen que esto al menos aliviaría las condiciones laborales en el país.

Por toda la marcha, varios trabajadores domésticos migrantes miraban desde balcones, sin poder unirse ellos mismos a la marcha. Algunos saludaban a los manifestantes, otros simplemente miraban.

Dos fotos tomada por Pat Sy que muestran el contraste entre las reacciones de los trabajadores domésticos migrantes. Fuente: Facebook.

En conversación con Global Voices, muchos de estos trabajadores expresaron su deseo de que el Líbano reconocieran sus derechos.

Miriam, trabajadora de Filipinas, dijo:

Every year we ask about this so it's time to abolish [the kafala system].”.

Todos los años lo pedimos, así que ya es momento de abolirlo [el sistema de kafala]”.

Se refiere al conocido sistema de patrocinio, o “kafala” en árabe, que rige al trabajo doméstico que realizan los migrantes en el Líbano. El sistema de kafala en esencia une la condición legal de un trabajador doméstico migrante a su empleador.

Como explica la organización Migrant-Rights.org, este arreglo pone a los trabajadores en situación de vulnerabilidad al abuso:

Kafala is a system of control. In the migration context, it is a way for governments to delegate oversight and responsibility for migrants to private citizens or companies. The system gives sponsors a set of legal abilities to control workers: without the employer’s permission, workers cannot change jobs, quit jobs, or leave the country. If a worker leaves a job without permission, the employer has the power to cancel his or her residence visa, automatically turning the worker into an illegal resident in the country. Workers whose employers cancel their residency visas often have to leave the country through deportation proceedings, and many have to spend time behind bars.

Kafala es un sistema de control. En el contexto migratorio, es una manera de que los gobiernos deleguen la supervisión y responsabilidad por los migrantes a ciudadanos o empresas privadas. El sistema da a los patrocinadores un grupo de capacidades legales para controlar a los trabajadores: sin el permiso del empleador, los trabajadores no pueden cambiar de trabajo, renunciar o dejar el país. Si un trabajador deja un empleo sin permiso, el empleador tiene la facultad de cancelarlse la visa de residencia, con lo que el trabajador se convierte automáticamente en un residente ilegal en el país. Los trabajadores cuyos empleadores cancelan sus visas residencia a menudo deben salir del país a través procedimientos de deportación, y muchos deben pasar tiempo tras las rejas.

La marcha también fue una celebración de la cultura y el legado de los TDM en el Líbano. Se podía ver banderas de Etiopía al lado de banderas que representaban a Filipinas,. Sri Lanka, Madagascar, Nepal entre otros. Día de la Marcha de los Trabajadores en Beirut. 30 de abril de 2017. Foto tomada por Pat Sy. Fuente: Facebook.

Abdallah, trabajador de Sudán, también declaró que “es momento de cambiar el sistema de kafala”. Un trabajador de Costa de Marfil dijo “nos maltratan acá y queremos una vida mejor”. Otro trabajador, de Sri Lanka, dijo que “no somos esclavos, queremos nuestros derechos”. Y por último, un trabajador de Bangladesh dijo: “Necesitamos libertad en el Líbano”, mientras sostenía un cartel donde decia: “Sistema de kafala = esclavitud en 2017″.

Al llegar a su punto de encuentro final, en barrio de Raouche de Beirut, los manifestantes guardaron tres minutos de silencio por quienes perdieron la vida en el Líbano. Se estima que los trabajadores domésticos migrantes en el Líbano se quitan la vida al menos una vez al mes debido a las brutales condiciones de trabajo.

Es más, se puede ver un cartel que dice “dejen de calificar todo asesinato como suicidio”, haciendo referencia a la difundida creencia de muchas veces se dice que los trabajadores se han suicidado cuando en realidad sus empleadores los mataron.

“¡Ya no nos quedaremos callados!” Campaña promocional de la marcha. Fuente: Facebook.

Los manifestantes también recordaron a personas a quienes acaban de deportar, los destacados sindicalistas Sujana Rana y Roja “Rosie” Maya Limbu, de Nepal, en diciembre de 2016.

Como informó Global Voices en su momento, los funcionarios libaneses se negaron a brindar causales formales para su arresto y deportación, por lo que muchos grupos de derechos humanos y sindicatos sospecharon que fue su notorio trabajo en el Sindicato de Trabajadores Domésticos, que Rana ayudó a fundar, lo que les valió la deportación.

Lee más: Líbano deporta a destacados sindicalistas, y pone a prueba la determinacion de trabajadores inmigrantes

Manifestante en la marcha con la bandera de Sri Lanka. Tomada por Pat Sy. Fuente: Facebook..

Los manifestantes dieron luego un discurso en árabe, inglés y francés, e hicieron nueve pedidos al Gobierno libanés. Son:

1. Abolish the sponsorship system (Kafala) and replace it with a just immigration and residency system that guarantees human rights, fair and ethical recruitment, labor mobility, and the possibility of MDWs to live outside the employer’s house and change employers.
2. Ratify and implement the ILO Domestic Workers Convention of 2011 (C189).
3. Expand the Lebanese labor law to cover all categories of laborers including domestic workers.
4. Reform the standard unified contract to guarantee basic rights including the rights to get the Lebanese minimum wage, terminate the employment contract, have a maximum hours of work and be paid for overtime, the rights to privacy and decent working and living conditions, the right to have a weekly day off outside the house and unaccompanied by employers, and the right to have proper health insurance.
5. Hold abusive employers accountable and establish an inspection mechanism coupled with accessible and affordable complaint mechanisms, fair and speedy trials and legal redress.
6. Hold to account and close down all abusive and unethical recruitment agencies and establish a black-list system for these.
7. Guarantee the right of domestic workers to organize and unionize.
8. Investigate properly the deaths of MDWs, and in case of unnatural deaths, bring to justice those who caused these deaths.
9. Stop state violence against MDWs including detaining MDWs who leave their employers’ houses, exercising violence in detention centers and police stations, and depriving MDWs’ children of legal residency.

1. Abolir el sistema de patrocinio (kafala) y reemplazarlo con un sistema migratorio y de residencia justo que garantice los derechos humanos, contratación justa y ética, movilidad laboral y la posibilidad de que los TDM vivan fuera de la casa del empleador y cambien de empleador.
2. Ratificar e implementar la Convención de Trabajadores Domésticos de 2011 de la OIT (C189).
3. Expandir la ley laboral libanesa para cubrir todas las categorías de trabajadores, incluidos trabajadores domésticos.
4. Reformar el contrato unificado para garantizar los derechos básicos, incluido el derecho de ganar el sueldo mínimo libanés, terminar el contrato de empleo, tener un máximo de horas de trabajo y pago de sobretiempo, derecho a la privacidad y condiciones de vida decentes, derecho a tener un día semanal de descando fuera de la casa y sin compañía de los empleadores y el derecho a seguro de salud apropiado.
5. Responsabilizar a los empleadores abusivos y establecer un mecanismo de inspección junto con mecanismos de reclamo accesibles y asequibles, juicios justos y rápidos y compensación legal.
6. Responsabilizar y clausurar todas las agencias de contratación abusivas y no éticas y establecer un sistema de lista negra.
7. Garantizar el derecho de los trabajadores domésticos a organizarse y sindicalizarse.
8. Investigar adecuadamente las muertes de TDM y en caso de muertes no naturales, llevar ante la justicia a los causantes de esas muertes.
9. Parar la violencia del Estado contra los TDM, incluida parar la detención de TDM que salen de las casas de su empleadores, de ejercer violencia en los centros de detención y estaciones de policía, de privar de residencia legal a los hijos de los TDM.

Hassan Chamoun trabaja con el Movimiento Antiracismo y Joey Ayoub fue voluntario del Centro Comunitario de los Migrantes entre 2013 y 2014.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.