- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Presidente Maduro amenazó a periodista venezolano en Twitter, y de un momento a otro declararon “inválido” su pasaporte

Categorías: Latinoamérica, Venezuela, Censura, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Protesta, Últimas noticias
[1]

César Miguel Rondón en su programa de radio “Circuito Éxitos”. Captura de pantalla del video publicado por la emisora radial.

Al escritor y periodista venezolano César Miguel Rondón no se le permitió salir de Venezuela, después de que las autoridades confiscaron [2] su pasaporte y los de su familia en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía y los declararon inválidos.

Las autoridades venezolanas sostienen que los pasaportes habían sido denunciados como “robados” [3] ante el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME). De acuerdo al portal de noticias Runrun.es, esta no es la primera vez [4] que el Gobierno de Venezuela usa esta estrategia como “una manera de prohibir la salida del pais”.

Dias antes de que se negara la salida del pais a Rondón, el presidente Nicolás Maduro lo había [5]amenazado con prisión a través de su cuenta de Twitter por sus comentarios acerca del escrache [6], táctica de protesta adoptada recientemente por los venezolanos que consiste en confrontar y avergonzar publicamente a funcionarios del gobierno y a sus hijos que viven fuera de Venezuela [7]. Los enfrentamientos frecuentemente incluyen hacer sonar cacerolas con fuerza, que constituye otra táctica de protesta denominada cacerolazo.

El tuit de Rondón que generó la amenaza del presidente Maduro decía: “¿Cómo se siente que te escupan en todo el mundo? ¿No tener dónde esconderse, ni avión para volar, ni nunca estar en paz?”.

El siguiente video muestra a Maripili Hernández, exministra venezolana, a quien la policía escolta a un lugar seguro después de ser confrontada por manifestantes en un restaurante de Madrid:

Bajo el régimen de Maduro, Venezuela se ha visto gravemente afectada por una crisis económica gigantesca, escasez de comida y medicamentos, niveles sin precedentes en crimenes violentos y pobreza, y constantes cortes eléctricos durante más de tres años. El gobierno de Maduro ha reprimido las protestas, [8] ha censurado a la prensa [9] y coartado la libertad de expresión [10] durante este tiempo. Opositores, críticos y periodistas cuyos reportes [11] ponen en tela de juicio al gobierno se enfrentan a una estadía en prisión [12]. [13] Algunos se han autoimpuesto el exilio. [14] Otros simplemente se han quedado callados.

La línea de tiempo de la cuenta de Twitter de Rondón fue cambiada a “modo protegido”, pero los tuits que generaron los comentarios del presidente fueron reproducidos como capturas de pantalla junto a otras capturas en las que aparecen sus tuits pidiendo disculpas, a fin de ser usados por los seguidores oficialistas para acusar a Rondón de “fascista” e hipócrita:

Luego en televisión nacional, el presidente dijo que los comentarios de Rondón eran una incitación [17] a la violencia y al odio:

Lo que César Miguel Rondón así como Tulio Hernández han promovido a través de sus cuentas de Twitter es para que estuvieran presos […] Ya deberían estar acusados judicialmente, porque están promoviendo una nueva Ruanda [en referencia al genocidio], de persecución, de matanza, de odio… y eso está penado en las leyes de Venezuela.

Rondón respondió en Twitter, dijo que no pretendía promover palabras de odio y señaló que a lo largo de toda su carrera, sus palabras jamás se han usado para promover el odio. Diferentes páginas de noticias [5] reportaron su respuesta, en la que Rondón se disculpó por el hecho de que se habían malinterpretado sus palabras, y mantuvo su condena contra los actos de protesta de avergonzar publicamente. Según cita de Runrun.es:

El periodista le replicó vía Twitter: “Tengo una trayectoria pública de 4 décadas. Jamás he pronunciado una palabra alentando odio o violencia entre venezolanos. Como demócrata he respetado las posiciones de los demás, aunque no las comparta. Con la palabra, jamás con la violencia”.

Al momento de editar el original [18] de este artículo, el pasaporte del líder de oposición y excandidato a la presidencia Henrique Capriles Radonski también fue declarado “inválido” cuando se dirigía a hablar ante las Naciones Unidas [19] acerca de los abusos contra los derechos humanos en Venezuela.

Lee también nuestra cobertura especial ¿Qué está pasando en Venezuela? [23]