¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Enfrentamientos contra inmigrantes que entran a Sudáfrica

Manifestantes marchan contra la xenofobia en la calle Jeppe, Johannesburgo, en las afueras de Little Ethiopia. 23 de abril, 2015. Foto: Dyltong / CC 4.0.

A fines de febrero, Sudáfrica se vio inmersa en otra ola de ataques contra los inmigrantes africanos. En Pretoria y Johannesburgo, multitudes alzaron sus voces con la consigna de saquear e incendiar negocios y casas que tuviesen habitantes o dueños extranjeros.

Una violencia similar impactó al país en 2008 y 2015, cuando manifestantes mataron a varias personas y destruyeron un gran número de propiedades.

El 24 de febrero, la policía lanzó granadas de alto impacto y balas de goma dispersar las multitudes enfrentadas de antiinmigrantes e inmigrantes en la capital, tras una gran manifestación contra los inmigrantes.

Los manifestantes culpan a los inmigrantes por los altos índices de crímenes en su país –especialmente los relacionados con la prostitución y las drogas ilegales– y los acusan de quitarles puestos de trabajos a los ciudadanos sudafricanos. Según los estadísticas, apróximadamente 2,2 millones de inmigrantes viven en Sudáfrica, uno de los principales destinos del continente para los refugiados.

Según el presidente sudafricano Jacob Zuma, los sudafricanos no son xenofóbicos, pero ya están hartos de la delincuencia, dijo.

Muchos usuarios de internet han condenado la última ola de ataques contra los inmigrantes, y algunos han brindado teorías sobre por qué la xenofobia parece atraer a tantas personas en Sudáfrica.

En Twitter, Leandri J van Vuuren dijo que todo el asunto se reduce al fracaso del gobierno:

Causa de la xenofobia en Sudáfrica: falta de recursos, escasez de viviendas, prestación de servicios y de trabajo. El gobierno nos está fallando.

Lola de Lola planteó que la xenofobia no puede solucionar los problemas sociales en Sudáfrica:

En este mundo de locos, cada sociedad tiene profundos problemas sociales, pero la xenofobia no es la solución, deberíamos avergonzarnos. Sudáfrica, detén esto.

“Lord Skibabs” dijo que la delincuencia no tiene nacionalidad:

“Combatan el crimen, no al prójimo africano”. La delincuencia no tiene nacionalidad.

Abdulrahman se lamentó:

Sudáfrica… ¡no eres la nación arcoíris que eras! 😩

En 1994, el arzobispo Desmond Tutu acuñó el término “Rainbow nation” (Nación arco iris) para describir la segregación racial en el país. Luego Nelson Mandela, el primer presidente de Sudáfrica, popularizó la frase.

Amandla resalta que, mayormente, los protestantes y la violencia tienen como objetivo a extranjeros provenientes de países africanos, y escribió:

“Sudáfrica le pertenece a todo aquel que vive allí” no se aplica a los ciudadanos africanos, pero ¿sí se aplica para extranjeros blancos? Sidakiwe la eMzansi.

Samba Thiam, directivo del Buró Económico en la Embajada de Senegal en Sudáfrica, contó en Twitter su experiencia personal:

Es muy inocente asociar a los extranjeros con la delincuencia. Como representante diplomático he luchado contra la xenofobia desde el primer día en Sudáfrica. ¡Hasta ahora!

Algunos consideran que el término “xenofobia” debería reemplazarse por “afrofobia”:

En Sudáfrica no existe la xenofobia, aquí hay afrofobia. Estos ataques no perjudican a los indios, pakistaníes o gente blanca.

Otro usuario de Twitter llamado Munyati sugirió:

A este ritmo, deberíamos pensar en quitar la palabra “África” de Sudáfrica.

Motshubane solicitó una evaluación psicológica nacional:

Sudáfrica necesita realizarse una evaluación psicológica… hay algo retorcido en la manera en que vemos las cosas. 😢

Haru Mutasa, corresponsal de Al Jazeera, apeló a los periodistas para que instruyan a los sudafricanos sobre el rol que los países africanos juegan en esta lucha contra la segregación racial:

Xenofobia, los periodisistas deben escribir historias sobre cómo la región ayudó a Sudáfrica durante la segregación racial, ¿puede la ignorancia convertirse en conocimiento?

Robert Shivambu, director de medios que trabaja con Amnistía Internacional, confesó en Facebook:

Today is one of those days that I am ashamed to say that I am South African. #NoToXenophobia

Hoy es uno de esos días en los que siento vergüenza de decir que soy sudafricano. No a la Xenofobia.

Los que apoyan las manifestaciones rechazan el término “xenofobia”. Por ejemplo, Joe Selimo plantea que los sudafricanos están luchando contra las drogas y la prostitución, no contra la inmigración ni la cultura extranjera:

¿Por qué es xenofobia cuando los sudafricanos luchan contra las drogas y la prostitución? Son ellos los que sufren a fin de cuentas.

“Lemenemene” preguntó si no son los críticos de los protestantes quienes parecen aceptar los conceptos de xenofobia sobre los sudafricanos:

¿Cómo vas descargando la percepción de muchos extranjeros de que los sudafricanos son holgazanes sin que te malinterpreten como xenofóbico?

Senzo Mncwabe dijo que los sudafricanos simplemente necesitan espacio:

@Boity its not xenophobia each an every person must go where they was born we need a space in south africa its not china here please

— Senzo_mncwabe (@senzo_weezy) February 24, 2017

Esto no es xenofobia. Cada persona debe ir a donde nació. En Sudáfrica necesitamos espacio. ¡Por favor! Esto no es China.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.