¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Escándalo de plagio que implica al ministro de Ciencia y Educación sigue agitando Croacia

Ministro croata de Ciencia y Educación, Pavo Barišić (primer plano) con el primer ministro Andrej Plenković (al fondo. Foto del sitio web del Gobierno de la República de Croacia, que permite su reutilización con atribución.

Los ciudadanos croatas están hartos de los funcionarios públicos con crédito académico que no merece, ganado gracias al plagio.

En enero de 2017, el Comité para la Ética en Ciencias y Educación Superior (CESHE) nombrado por el Parlamento de Croacia, concluyó que el actual ministro de Ciencia y Educación, Pavo Barišić, copió el trabajo de otro académico sin citarlo en un trabajo académico de 2011.

Barišić sostuvo que se trató de un contratiempo con una nota al pie que se corrigió en las traducciones del trabajo publicadas en español y alemán, y la versión en línea del texto en croata.

Entre muchos otros, el internacionalmente reconocido biólogo molecular Ivan Đikić recurrió al primer ministro croata, Andrej Plenković, para que reemplazara al ministro “que había engañado al primer ministro y al púbilco cuando sostuivo que era solamente un error de impresión”. Đikić publicó un extenso análisis, donde argumentaba que el ministro había copiado un texto de Stephen Schlesinger, “se había apropiado de idea de manera no ética” de varios libros sin citar las fuentes, contendo copiado y pegado de Wikipedia, y que hasta sus correcciones eran inconsistentes e incorrectas.

En febrero, el sitio web de verificación de datos Faktograf determinó que Barišić hizo las correcciones y se disculpó con Schlesinger después de que lo atraparan por plagiar, y que sus explicaciones y todo el caso eran engañosos y manipuladores.

La petición en línea “Alto a los plagios en Croacia”, iniciada por 19 académicos de Croacia, incluidos algunos que trabajan en Estados Unidos, Reino Unido y Australia, ha recibió más de 11,639 firmas.

Mnoge službeno utvrđene činjenice pokazuju da je plagiranje raširen problem u akademskom, obrazovnom i javnom djelovanju u Republici Hrvatskoj. Plagiranje i slični oblici etički neprihvatljivog ponašanja dugoročno uništavaju znanstvene, obrazovne i odgojne ustanove, te vode opasnom slabljenju društvenog povjerenja.

Želimo javno izraziti duboku zabrinutost zbog takvoga stanja i zahtijevamo od Vlade i Sabora da podrže politiku nulte tolerancije na plagiranje i osobito strogo sankcioniraju sve slučajeve plagiranja počinjenih od osoba na javnim funkcijama u Republici Hrvatskoj.

Hay amplia evidencia que muestra que el plagio es un problema extendido en la vida académica, educativa y pública. El plagio y otras maneras similares de comportamiento éticamente inaceptable perjudica de manera perdurable a las instituciones de investigación y educativas, y lleva a una disminución de la confianza.

Queremos expresar una honda preocupación por este estado de cosas y pedirle al Gobierno y Parlamento croatas que apliquen una política de tolerancia cero con el plagio. En particular, pedimos sanciones a los casos de plagio cometido por quienes ejercen un cargo público.

Faktograf citó al experto constitucionalista Sanja Barić, que expresó que el primer ministro no debería impugnar ni ignorar la decisión del CESHE. Sin embargo, el cuestionado Barišić sigue ejerciendo el puesto de ministro de Ciencia y Educación de Croacia.

En meses recientes, tuits del Gobierno croata sobre ciencia y educación a menudo han recibido comentarios de ciudadanos que cuestionan su credibilidad.

“Primer ministro de [la] República de Croacia: Esta es una fuerte señal del apoyo del Gobierno a la educación y la adquisición de habilidades clave en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas para los jóvenes”.
———
Solamente tengo tres palabras para usted — plagio, Barišić, Đikić.

El 12 de mayo, Faktograf publicó una negativa emitida por el abogado del ministro, que sostiene que sus declaraciones fueron inexactas y que su cliente no es un plagiario, Luego, Faktograf verificó las afirmaciones de la comunicación, y confirmó que no se basan en hechos.

En una actividad pública el 15 de mayo, los iniciadores de la petición en línea reiteraron sus pedidos de retiro de los plagiarios confirmados del Parlamento, la corte constitucional y el Gobierno. El profesor Đikić dijo que los difundidos plagios son como un cáncer en la sociedad –y una forma de robo– que no se debe tolerar.

Sin embargo, a pesar de que el caso se ha mencionado como ejemplo de intentos fracasados de influencia mientras se discuten posibles cambios en el gabinete luego de las elecciones locales en curso, son escasas las posibilidades de que el primer ministro retire a Barišić del puesto de ministro de ciencia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.