¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Artistas y escritores celebran el trabajo del programador sirio desaparecido Bassel Safadi

Bassel Safadi y su esposa Noura. Foto de la página de Facebook de Noura Ghazi Safadi.

El programador de software sirio-palestino Bassel Khartabil, también conocido como Bassel Safadi, se encuentra desaparecido desde hace más de un año. Pero no lo olvidamos. Han transcurrido más de cinco años desde que fue detenido por el régimen sirio, pero sus seguidores y seres queridos continúan haciendo campaña por su libertad y celebrando su contribución a la internet abierta.

En la edición de este año de re:publica, la conferencia anual de cultura digital que se celebra en Berlín, se dedicó una sesión a la campaña de #FreeBassel [Liberen a Bassel].

Mélanie Dulong de Rosnay, investigadora del Instituto de Ciencias de la Comunicación del CNRS, con sede en Francia, y Barbara Rühling, directora general de Book Sprints,  editorial que se dedica a la producción rápida de libros, leyeron fragmentos del libro Cost of Freedom: A Collective Inquiry (El precio de la libertad: Una investigación colectiva).

El libro, publicado el año pasado y a disponible en domino público, contiene una serie de ensayos que reflexionan sobre la cultura libre frente a la opresión. Es un homenaje a Bassel y su trabajo. La introducción dice:

This book wants to discuss how free knowledge movements are built and the real costs attached to them. Activists, artists, designers, developers, researchers, and writers involved with free knowledge movements have worked together to see further than the fog of our news feeds and produce some sense from our different experiences. This book is born in an attempt to free Bassel Khartabil, loved and celebrated Internet volunteer detained in Syria since 15 March 2012. His name has been deleted from the Adra Prison’s register where he was detained, on 3 October 2015. We have not received any information about his current status or whereabouts since. The introductory part of this book called Collective Memory gives voice to his friends and family that have been urging for his release and want him back in his normal life and freedom, immediately. Seeing Bassel paying a high price for his participation in free culture, many of us have started to reflect on our own fates, actions, and choices. Why are we here today? What have we chosen? What have we given up in this process of sometimes extreme belief?

Este libro quiere analizar cómo se construyen los movimientos de conocimiento libre y los costos reales asociados a ellos. Los activistas, artistas, diseñadores, programadores, investigadores y escritores que participan en movimientos de conocimiento libre han trabajado juntos para analizar a fondo los flujos de información y dar sentido a nuestras diferentes experiencias. Este libro nace en un intento por liberar a Bassel Khartabil, famoso y querido voluntario de internet detenido en Siria desde el 15 de marzo de 2012. Desde el 3 de octubre de 2015, su nombre no aparece en el registro de la prisión de Adra donde se encontraba detenido. Desde entonces, no hemos recibido información alguna sobre su estado o paradero actual. La introducción de este libro, titulada Memoria colectiva, da voz a sus amigos y familiares que han estado pidiendo su liberación inmediata y quieren que vuelva a su vida normal y a la libertad. Al ver a Bassel pagar un alto precio por su participación en la cultura libre, muchos hemos comenzado a reflexionar sobre nuestros propios destinos, acciones y decisiones. ¿Por qué estamos aquí hoy? ¿Qué hemos elegido? ¿A qué hemos renunciado en este proceso de creencia a veces extrema?

El programador de software de código abierto y activista digital ha estado detenido por las autoridades gubernamentales sirias desde marzo de 2012. En octubre de 2015, Bassel fue trasladado de la cárcel de Adra, instalación civil, a un lugar desconocido. Su esposa, la escritora y abogada Noura Ghazi, informó que “la policía militar se llevó a Bassel de su celda en Adra con una orden sellada como ‘alto secreto’ del Tribunal Militar de Campaña”.

El 12 de noviembre de 2015, Ghazi informó que personas que se afirmaron tener acceso a información confidencial del Gobierno de Assad se pusieron en contacto con ella y le informaron de la supuesta condena a muerte de su esposo. Sin embargo, no hay información sobre su paradero y estado.

Bassel era líder de Creative Commons en Siria, trabajaba activamente en proyectos como Mozilla Firefox y Wikipedia y jugaba un papel crucial en la ampliación del acceso y conocimientos en línea al público en Siria.

Barry Threw, diseñador y tecnólogo que actualmente es director interino de New Palmyra, proyecto fundado por Bassel, escribe en las páginas 10 y 11 del libro:

Perhaps none of Bassel’s cultural prototypes were more prescient than the work he started around 2005, with a group of archaeologists and 3D artists, to virtually reconstruct the ancient ruins of Palmyra. One of the world’s most important archaeological sites, Palmyra stood at the crossroads of several civilizations, with Graeco-Roman architectural styles melding with local traditions and Persian influences. Little could Bassel know that ten years after he began, Daesh fundamentalists would be actively deleting this architecture embodying Syrian, and the world’s, cultural heritage. But his foray into digital archaeology and preservation created a time capsule that will be invaluable to the public, researchers, and artists for years to come. Tragically, Bassel has not yet been able to complete this project.

Quizás ninguno de los prototipos culturales de Bassel eran más proféticos que el trabajo que comenzó alrededor de 2005, con un grupo de arqueólogos y artistas en 3D, para reconstruir virtualmente las antiguas ruinas de Palmira. Uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo, Palmira se encontraba en la encrucijada de varias civilizaciones, fusionando estilos arquitectónicos grecorromanos con tradiciones locales e influencias persas. Bassel no podía imaginarse que, diez años después de comenzar su trabajo, los fundamentalistas de Daesh se dedicarían a eliminar esta arquitectura que representa el patrimonio cultural de Siria y del mundo. Pero su incursión en la arqueología y conservación digital creó una cápsula del tiempo que será de gran valor para el público, investigadores y artistas durante muchos años. Desgraciadamente, Bassel aún no ha podido completar este proyecto.

Noura Ghazi también participó en la redacción del libro, donde escribió sobre la pasión de su marido por compartir conocimientos con otras personas, incluso desde la cárcel:

I’ve lived all my life dreaming of Freedom, and Bassel taught me to embrace it. I feel overwhelmed when I mention his name. Bassel taught me to master English, even while he’s been in prison. I’ve learned to read, write, and speak English well. He has always shared his knowledge with everyone who asked, and has also taught many prisoners to read, write, and speak English. Bassel opened the door to technology for me, he taught me to use both computers and smartphones. He taught me the Internet. He also taught other prisoners to use computers theoretically, without having one in their hands.

He vivido toda mi vida soñando con la Libertad, y Bassel me enseñó a aceptarla. Me siento abrumada cuando menciono su nombre. Bassel me enseñó a dominar el inglés, incluso cuando estaba en la cárcel. He aprendido a leer, escribir y hablar bien en inglés. Siempre ha compartido sus conocimientos con todos los que se lo pedían, y también ha enseñado a muchos presos a leer, escribir y hablar inglés. Bassel fue quien me introdujo a la tecnología, me enseñó a utilizar equipos informáticos y teléfonos inteligentes. Me enseñó a usar internet. También enseñó a otros presos a utilizar equipos informáticos de forma teórica, sin tener dispositivos a la mano.

Ghazi también es la autora de Waiting (La espera), libro en prosa escrito para su marido entre 2012 y 2015, cuando él estaba en la cárcel. Bassel y Noura trabajaron juntos en el libro durante un año. Le pasaba los textos a escondidas cuando le visitaba, y él los traducía del árabe al inglés. El libro está disponible en el dominio público.

Portada del libro de Youssef Abdalki. El libro está disponible en el dominio público.

El siguiente es un extracto titulado “It happens” (Sucede), del libro de Noura:

It happens on every visit

that I sink into the world of your magical eyes

that I lose consciousness in the moment we embrace,

that I don't care about any of the dangers,

any of the fences, chains and guards

I forget the hustle of the jail

and I penetrate into every detail of your voice and words

that I carry with me with passion,

when your eyes say goodbye

and I leave another piece of my soul with you…

I return quickly to my solitude,

to retrieve all the moments,

and cry your absence and smile.

I convince myself that you will return soon…

Sucede durante cada visita
que me hundo en el mundo de tus mágicos ojos
que pierdo la conciencia en el momento en que nos abrazamos,
que no me importa ningún peligro,
ninguna valla, cadena y guardia.
Olvido el bullicio de la cárcel
y penetro en cada detalle de tu voz y palabras
que llevo conmigo con pasión,
cuando tus ojos dicen adiós
y dejo otro pedazo de mi alma contigo…
Regreso rápidamente a mi soledad,
para recuperar todos los momentos,
y llorar tu ausencia y sonrisa.
Me convenzo de que volverás pronto…

Durante el primer aniversario del encarcelamiento de Bassel, Ghazi escribió:

A year passes, my soul

While

I'm in your cage,

And you are still

In the cage of the monsters

Ha pasa un año, mi alma,
mientras
yo estoy en tu jaula,
y tú sigues
en la jaula de los monstruos

La historia de Bassel no es única en Siria. Desde el comienzo de las protestas contra el régimen de Bashar al-Assad en 2011, más de 65.000 personas han desaparecido, según Syrian Network for Human Rights (Red Siria de Derechos Humanos).

Quienes han sido detenidos o víctimas de desapariciones forzadas por parte del régimen han sido objeto de torturas e incluso ejecuciones. Desde 2011 hasta 2016, al menos 17.723 sirios murieron en detención, según el grupo internacional de derechos humanos Amnistía Internacional. Las historias de muchas otras personas siguen sin conocerse.

La comunidad de Global Voices ha pedido la liberación de Bassel desde el 2012. Hoy repetimos nuestro llamado con la esperanza de que sea el último.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.