¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Palestino documenta en Snapchat peligros de vivir bajo ocupación

En el texto se lee: ‘Peligro – zona de tiroteo, no pasar’. Tomada en un desierto en Cisjordania.

Al cumplirse 50 años de la ocupación de Cisjordania y la Franja de Gaza el 5 de junio, recordamos la angustia, miseria y las injusticias inconcebibles que los palestinos tuvieron que sufrir en lo que ya parece una eternidad.

Nos hacen recordar que las adversidades que enfrentan los palestinos no sólo son una fuerza activa que diseña sus vidas diarias y dicta cada movimiento, sino que también los acerca lentamente a que el mundo exterior los ignore, e incluso olvide totalmente. Este artículo cuenta la historia de un palestino que, con una cámara y una mochila de viaje, inmortaliza esas adversidades.

Aunque la mayoría de las noticias sobre los territorios ocupados evoca un sentimiento de hostilidad o desolación, un palestino de Cisjordania está tratando de cambiar la visión que se tiene del territorio y de ofrecer a las personas un atisbo de la rica cultura y las fascinantes tradiciones de su tierra.

Este es Motasem Ilawi, productor cinematográfico, veintiañero, originario de la ciudad de Nablus en Cisjordania.

Los espectadores de sus películas aún sienten la brutal ocupación que los habitantes de Cisjordania deben soportar. Sin embargo, aunque algunos de sus viajes parecen desarrollarse sin sobresaltos, el joven aventurero enfrenta peligrosos obstáculos mientras navega en un sistema que continuamente pone su vida en peligro.

Ilawi se ha ganado la atención de la región por sus esclarecedores y coloridos videos, que publica en Snapchat (nombre de usuario:ps.live), donde recorre las encantadoras ciudades de Cisjordania y ofrece improvisadas lecciones de historia sobre los lugares por donde pasa, enfatizando la fortaleza de los palestinos en medio de la represión.

A pesar de la naturaleza positiva de los videos, Illawi también hace hincapié en la seriedad del maltrato, la discriminación y los brutales métodos empleados por las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) hacia los residentes de Cisjordania.

El tema principal en sus expediciones es la segregación forzosa. En el video de abajo, Motasem fue detenido por un policía israelí por caminar en una calle que era sólo para ciudadanos israelíes.

A lo largo de sus travesías, Ilawi viaja a la sombra de las Fuerzas de Defensa Israelíes que ha asesinado a tantos compatriotas.

Es sabido desde hace mucho tiempo que Israel ejerce un control opresivo sobre Cisjordania, y que ha implementado políticas discriminatorias hacia los ciudadanos palestinos a través de puestos de control militares, diferentes calles para palestinos e israelíes, y acceso restringido a importantes recursos.

A pesar de que los detractores de Israel creen que este sistema es muy similar al del apartheid en Sudáfrica, Michael Oren, ex embajador israelí en Estados Unidos, sostiene que la “mayoría de colonos y palestinos eligen vivir separados debido a diferencias históricas y culturales, y no a causa de la segregación… Los caminos separados fueron creados en respuesta a ataques terroristas –no para segregar a los palestinos sino para salvar vidas judías”.

En abril de 2016, una madre palestina de 24 años y su hermano de 16 fueron asesinados por caminar en la calle destinada para vehículos y no en la peatonal. Maram Saleh Abu Ismael iba camino a Jerusalén con su permiso para entrar a la ciudad recién obtenido.

Lo que se informa es que las IDF les gritaron en hebreo, los conminaron a evacuar la calle, pero como Maram no hablaba el idioma, quedó paralizada de miedo. Los soldados respondieron con disparos hacia ella y su hermano Ibrahim Taha, cuando él corrió a auxiliarla.

Las fuerzas ocupantes aseguraron que Maram, quien murió desangrada, llevaba un chaleco explosivo, pero más tarde se supo que estaba embarazada.

Ilaiwi en Hebrón. Fuente: Facebook.

Cuando Global Voices le preguntó a Motasem sobre los peligros con los que se enfrenta y qué hace para mantenerse a salvo, respondió que “provocar” a los soldados israelíes a que le disparasen fue uno de sus principales temores.

Cuando se le preguntó sobre la ciudad más peligrosa, rápidamente dijo: Hebrón.

Explicó que se debe a la intensa presencia militar y a la hostilidad de los pobladores israelíes en la ciudad. Los asentamientos en Hebrón son inevitables, agregó, y es sumamente difícil encontrar un camino que no lleve a un encuentro directo con las IDF.

En una de sus visitas a esta ciudad al sur de Jerusalén, encontró la Cueva de los Patriarcas, o Mezquita Ibrahimi, cerrada por fuerzas israelíes por la celebración de una festividad judía que tuvo lugar en las inmediaciones de la mezquita. Los israelíes tenían la música a todo volumen, los niños reían y la gente bailaba, mientras los palestinos miraban desde sus techos. Ilawi subió a un techo para filmar la escena a través de Snapchat.

El video muestra una triste combinación, pero es apenas un acercamiento a las injusticias en la región. La familia que acogió a Ilawi en su casa para que filmara le contó que habían recibido una carta de las IDF ese mismo día donde les notificaban que deberían permanecer agachados en el techo — como parte de las operaciones de vigilancia.

Hebrón ha presenciado innumerables ataques a palestinos, que van desde tirarles basura y piedras hasta la embestida de autos.

El ejército israelí generalmente considera estos casos como accidentes, incluso cuando hay testigos presentes que testifican que la embestida parecía deliberada. El pasado abril, el Monitor de Oriente Medio (MOM) denunció al menos tres incidentes de ataques relámpago por parte de ciudadanos en Hebrón, con niños entre sus víctimas. Tales incidentes parecen confirmar la opinión de muchos críticos de que Israel se está beneficiando con “una cultura de impunidad”.

En agosto de 2016, Israel desencadenó una gran indignación y un acalorado debate al anunciar su intención de expandir sus asentamientos judíos en Hebrón, hogar de aproximadamente 30.000 palestinos y 1.000 israelíes.

Una vida asediada

Ilawi elige tomar rutas de montaña en vez de carreteras principales y a veces adopta actitudes de turista occidental. Alterna su vestimenta entre gorras de béisbol, sombreros de ala ancha, e incluso sombreros de pescador, junto con una gran mochila de acampar. Cuando está cerca de fuerzas israelíes, habla en inglés, dice que se les puede engañar fácilmente pues muchos no hablan ese idioma.

Según un informe de Defence for Children International, un total de 264 niños palestinos han sido asesinados al azar por fuerzas israelíes entre el año 2000 y 2017, cifra que no incluye las muertes por ataques aéreos o terrestres.

Un informe de Amnistía Internacional 2016/2017 sobre Israel y territorios ocupados confirmó que las fuerzas israelíes (guardias de seguridad, policías y soldados) mataron al menos 98 palestinos ilegalmente en Cisjordania, ocho en Gaza y tres en Israel. La mayoría de las víctimas, incluyendo niños, no constituían una amenaza.

Ilaiwi le dijo a Global Voices:

I swear to God I have absolutely no problem with the Jewish people, but rather with mentalities that view the world strictly in terms of weapons, war, theft, and destruction. In all honestly, I pity them more than I despise them [Israeli forces]. I think to myself, how truly sad it is to grow up in a community that encourages violence and spews hatred. I am grateful to be on the side of the victim in this context, as I would hate to have grown up among the mentality that justifies and is responsible for the killing of children and destruction of homes with impunity.

Juro por Dios que no tengo nada en contra de los judíos, sino con las mentalidades que ven al mundo en términos de armas, guerra, saqueo y destrucción. Con toda honestidad, las fuerzas israelíes me generan más pena que enojo. Pienso en qué triste es crecer en una comunidad que fomenta la violencia y destila odio. Estoy agradecido de encontrarme en el papel de víctima en este contexto, odiaría haber crecido en medio de una mentalidad que justifica y es responsable de la matanza de niños y de la destrucción de hogares con impunidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.