¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mem Fox, escritora australiana para niños, describe su detención en la frontera estadounidense como “traumática”

Mem fox at Ubud Writers and Readers Festival 2014

Mem Fox en el Festival de Escritores y Lectores de Ubud de 2014. Imagen del usuario de Flickr Anggara Mahendra. CC BY 2.0.

Las redes sociales de Australia y de otros rincones del planeta se incendiaron a raíz de la detención y agresivo interrogatorio al que fue sometida Mem Fox, la querida autora australiana de literatura infantil, por parte de autoridades fronterizas de Estados Unidos.

Fox, de 70 años, fue retenida durante una hora y cuarenta minutos, e “interrogada” durante 15 minutos el pasado febrero en el aeropuerto de Los Ángeles cuando se dirigía a Milwaukee para dar una conferencia. Al parecer, su detención se debió a un malentendido en relación con su visado por parte de agentes estadounidenses del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su nombre en inglés), y no a las actuales políticas de inmigración llevadas a cabo por el presidente estadounidense Donald Trump.

Cuando la noticia salió a la luz a fines de febrero, las primeras reacciones en las redes sociales fueron de indignación e incredulidad:

Vaya, ineptos están a cargo de Estados Unidos de Trump. Deberíamos hacernos todos un Mem Fox y no ir de visita.

Mem relató su “traumática” experiencia y el trato sufrido en un artículo de opinión del periódico británico The Guardian:

In that moment I loathed America. I loathed the entire country. And it was my 117th visit to the country so I know that most people are very generous and warm-hearted. They have been wonderful to me over the years. I got over that hatred within a day or two. But this is not the way to win friends, to do this to someone who is Australian when we have supported them in every damn war. It’s absolutely outrageous.

En aquel momento sólo sentía odio por Estados Unidos. Llegué a odiar a todo el país. Era mi visita número 117, por lo que sé que la mayoría son generosos y amables. Durante años me han tratado de manera excepcional. A los pocos días superé ese odio, pero no es la mejor manera de hacer amigos, de tratar a una australiana, cuando los hemos apoyado en cada una de sus malditas guerras. Es absolutamente indignante.

En cuanto a la actitud de los agentes con los detenidos, menciona: “nos hablaban a gritos, delante de todos”, y detalla, particularmente, el tratamiento dado a una anciana iraní en silla de ruedas y a una mujer taiwanesa, que al parecer no hablaban inglés.

Mem señala que recibió una carta de disculpa de funcionarios estadounidenses después de presentar una queja en la Embajada de Estados Unidos en Camberra. Sin embargo, la disculpa no pareció acallar la indignación de sus defensores:

¡Qué vergüenza el trato dado a nuestra leyenda australiana, Mem Fox! ¡Es una falta de respeto! ¡No hay excusa! ¡Las disculpas no bastan!

Estados Unidos, estaba molesta contigo, pero ahora has hecho llorar a Mem Fox y creo que hemos terminado oficialmente PARA SIEMPRE.

Los libros y personajes creados por Mem se han hecho recurrentes en los memes utilizados por usuarios de internet, en especial una oveja verde:

¿Dónde está la oveja verde?
———–
Mem Fox, detenida en Estados Unidos hasta revelar a Trump el paradero de la Oveja Verde.

Otros tuits hacen uso del humor:

Primero vineron a buscar a los escritores de cuentos infantiles y no dije na…
Espera.
¿Has dicho que vinieron a buscar a los escritores de cuentos?

Sarah J. Schmitt habló en nombre de muchos padres:

Por Dios, no. Ni se les ocurra meterse con Mem Fox. ¡Mis hijos te sacarán los ojos!

El último libro de Fox, titulado I'm Australian, Too (“Yo también soy australiano”), resultó bastante pertinente dada la situación:

Por desgracia, soy una refugiada, aún no soy australiana. Pero si tu país me deja entrar… escucha el nuevo libro de Meg Fox en este enlace: https://t.co/XC80TCfGkK.

Ciertamente, Fox reflexiona en su artículo sobre su profundo mensaje:

The irony! I had a copy of my new book “I’m Australian, Too” – it’s about immigration and welcoming people to live in a happy country.

¡Qué ironía! Llevaba una copia de mi nuevo libro I'm Australian, Too —habla de la inmigración e invita a la gente a vivir en un país feliz.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.