¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Iniciativa “Justicia para Todos” pide reformas judiciales y el fin de la corrupción de alto nivel en Bulgaria

May 23 protest in Sofia, Bulgaria.

Manifestantes en Sofía, Bulgaria con la pancarta de “Justicia para Todos” y la fotografía del juez italiano antimafia asesinado Giovanni Falcone el 23 de mayo de 2017. Imagen de Konstantin Pavlov, usada con autorización.

El 23 y el 30 de mayo tuvieron lugar varias protestas dirigidas por la iniciativa ‘Justicia para Todos’ para impulsar reformas en el sistema judicial. Los manifestaciones fueron parte de un gran movimiento ciudadano que pide la aplicación de los principios democráticos establecidos por la Unión Europea.

En el centro y este de Europa, el término “europeo” no solo hace referencia a la situación geográfica, sino que además tiene unas marcadas connotaciones políticas relacionadas con el objetivo de conseguir el nivel de desarrollo democrático y económico de los miembros originales de la Unión Europea. La comunista Bulgaria ha realizado grandes avances hacia ese objetivo y forma parte de la Unión Europea desde 2007, aunque algunos creen que todavía es necesario que implemente más reformas políticas.

El 23 de mayo, casi 2000 personas se reunieron en el centro de Sofía, capital de Bulgaria, para pedir reformas judiciales. Avanzaron unidos bajo el lema “Marcha por la justicia europea” y “Protesta para liberar al país de la Mafia”. Los manifestantes recibieron el apoyo de organizaciones de la sociedad civil, y de destacados intelectuales, abogados e incluso algunos jueces.

También hubo protestas en las ciudades de Plovdiv y Varna.

El día de la protesta no fue escogido por casualidad. Ese mismo día, en 1992, el juez italiano Giovanni Falcone, que se atrevió a atacar a la mafia siciliana, fue asesinado en la explosión de un coche bomba.

El último informe de progreso sobre los mecanismos de cooperación y verificación de Bulgaria realizado por la Comisión Europea considera que las medidas contra la corrupción tomadas por el Gobierno no son efectivas:

Poster for anti-mafia protest in Sofia, Bulgaria.

Cartel de la protesta del 23 de mayo organizada por la sociedad civil. Los eslóganes aparecen en la parte superior del cartel: “¡No seremos silenciados!” y “Marcha por la justicia europea”. Imagen de la iniciativa Justicia para Todos.

The development by the government of an updated national strategy for the fight against corruption was an important step, but the challenge remains to ensure its implementation, to adopt the necessary legal framework and to set up the envisaged institutions.

El desarrollo por parte del Gobierno de una estrategia nacional actualizada para luchar contra la corrupción fue un paso importante, pero todavía queda el desafío de asegurar su implementación, de adoptar el marco jurídico adecuado y de establecer los organismos previstos.

Además, el informe menciona asuntos de corrupción y falta de confianza en el sistema judicial que obstaculiza las inversiones. La Comisión Europea recomienda promulgar una nueva ley anticorrupción y la crear un órgano anticorrupción que se encargue de los casos de corrupción de alto nivel y de conflicto de interés.

El nombramiento de Tsetska Tsacheva, presidenta de la Asamblea Nacional, como ministra de Justicia decepcionó a muchas personas que consideran que no puede implementar las reformas por su gran lealtad hacia el partido gobernante.

Durante la campaña electoral presidencial de 2016, el primer ministro Borisov prometió que renunciaría si la candidata de su partido, Tsetska Tsacheva, perdía. El 6 de noviembre de 2016, Tsacheva terminó en segundo lugar en la primera vuelta después de Rumen Radev, candidato independiente respaldado por el Partido Socialista Búlgaro. Tsacheva recibió solo el 22 % del voto popular comparado con el 25,4 % de Radev y, por lo tanto, Borisov renunció a su puesto.

En marzo de 2017, se celebraron elecciones parlamentarias en Bulgaria en medio de una crisis política que tuvo como resultado una coalición entre el partido de centro-derecha de Borisov, Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria, GERB, y el bloque nacionalista, Frente Patriótico. Gracias a esta coalición, Borisov volvió a ser el primer ministro, pero ya antes hubo un escándalo con la difusión de fotografías de algunos miembros del Frente Patriótico haciendo el saludo nazi.

El 30 de mayo, la iniciativa “Justicia para Todos” volvió a las calles con una protesta que consistía en ‘tomar café’ frente a la oficina del presidente mientras los líderes de los partidos políticos y altos cargos del Estado entraban en el edificio para asistir a una reunión con el Consejo Consultivo sobre Seguridad Nacional. Pedían al presidente Radev, al que muchos consideran un símbolo de unidad en el país, que apoyase sus demandas para realizar las reformas judiciales.

El primer ministro Borisov saluda a los ciudadanos mientras entra en la oficina del presidente.
——–
“Justicia para Todos” pide que el presidente tome la iniciativa en la reforma judicial.

Varios medios de comunicación ignoraron las protestas. Una página web de noticias llegó a acusar a los manifestantes de ser antipatrióticos porque se vio a un participante con un cartel donde que Bulgaria aparecía mal escrito. Además, les acusó de “abusar de sus hijos” pues sostuvo que la protesta del 30 de mayo menoscababa el Día del Niño, que en Bulgaria se celebra el 1 de junio.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.