¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Se acerca el fin de Telegram en Rusia?

Imagen de Kevin Rothrock.

El 26 de junio, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia anunció que el ataque terrorista del 3 de abril contra el metro de San Petersburgo, donde fallecieron 16 personas, se coordinó a través de la aplicación de mensajería Telegram.

En una nota de prensa, el Servicio de Seguridad (FSB) indica que poseía «información confiable acerca del uso de Telegram por parte del terrorista suicida, sus cómplices y su entrenador extranjero para ocultar sus intenciones criminales durante todas las etapas de organización y preparación del ataque terrorista». Esta declaración suscitó opiniones similares por parte de los gobiernos de Estados Unidos y europeos, los cuales han luchado por un mayor control sobre las redes sociales y las aplicaciones de mensajería, con el argumento de que estas aplicaciones permiten a los autores comunicar y coordinar los ataques.

El anuncio llega en medio de un esfuerzo más amplio del gobierno ruso por obligar a la empresa de mensajería a almacenar los historiales de conversación de los usuarios y las claves privadas de codificación en suelo ruso.

En declaraciones recientes, Aleksandr Zharov, director de Roskomnadzor, agencia estatal de censura, ha señalado que tal vez Telegram tiene los días contados en Rusia. El 23 de junio, Zharov acusó al Pavel Durov, fundador ruso de Telegram y de VKontakte, la red social más popular en el país, de mostrarse «neutral respecto al terrorismo y a la delincuencia».

En la misma declaración, Zharov dijo que Telegram no había respondido a la petición de Roskomnadzor por ofrecer la información necesaria para incluir la aplicación en el «Registro de Divulgadores de Información» de Rusia. El registro se introdujo como parte de una ley federal que exige a los sitios web almacenar localmente los metadatos de todos los usuarios rusos (datos sobre la hora, el lugar y la gente implicada en la comunicación, pero no el contenido de los mensajes) y permitir el acceso de las autoridades rusas. Las redes sociales VKontakte, Odnoklassniki, el cliente de correo electrónico Mail.ru, y muchos más servicios están en la lista.

En mayo, la cámara baja del Parlamento presentó un proyecto de ley para prohibir el anonimato de las aplicaciones de mensajería en línea y obligar a aplicaciones como Telegram a incluirse en el registro de divulgadores de información, si bien se trata de una ley aún no aprobada.

Imagen de alguien que intenta obtener contraseñas con el logotipo de Telegram.

Telegram se ha vuelto cada vez más popular en Rusia y otros lugares, debido en parte a sus características de seguridad, aunque no puede garantizar una privacidad absoluta. Esta empresa, registrada como estadounidense y británica, opera en Berlín y asegura que ha «revelado 0 bytes de datos de usuarios a terceras partes, incluidos gobiernos». Dicen que su estructura legal y técnica única hace que los gobiernos tengan dificultades a la hora de obtener datos de los usuarios:

…we can ensure that no single government or block of like-minded countries can intrude on people's privacy and freedom of expression. Telegram can be forced to give up data only if an issue is grave and universal enough to pass the scrutiny of several different legal systems around the world.

…podemos asegurar que ningún gobierno o bloque de países afines pueden inmiscuirse en la privacidad y la libertad de expresión de la gente. Pueden obligar a Telegram a ofrecer datos solo en casos internacionales lo suficientemente graves como para pasar el escrutinio de varios sistemas legales distintos por todo el mundo.

El 25 de junio, Zharov advirtió de nuevo a Telegram: «No puedo decir que estamos preparados y que bloquearemos Telegram mañana, pero sí repetiré que el tiempo es limitado (faltan días)».

Pavel Durov, fundador de Telegram, respondió en VKontakte a primeras horas del 26 de junio, y dijo que no solo la petición de Roskomnadzor viola la Constitución rusa, sino que la naturaleza descentralizada de su infraestructura técnica no permite que Telegram ceda sus «claves de codificación», necesarias para que las autoridades accedan al contenido de los mensajes enviados a través de la red social.

Глава Роскомнадзора заявил, что Telegram должен выдать спецслужбам “ключи для дешифрации”, чтобы те могли читать переписку пользователей и ловить террористов. Это требование не только противоречит 23-й статье Конституции РФ о праве на тайну переписки, но и демонстрирует незнание того, как шифруется коммуникация в 2017 году.

В 2017 году обмен секретной информацией построен на оконечном шифровании, к которому у владельцев мессенджеров нет и не может быть “ключей для дешифрации”. Эти ключи хранятся только на устройствах самих пользователей. Хотя Telegram был пионером этой технологии, сегодня оконечное шифрование используют все популярные мессенджеры, включая WhatsApp, Viber, iMessage и даже Facebook Messenger.

Потенциальная блокировка Telegram никак не усложнит задачи террористов и наркодилеров – в их распоряжении останутся десятки других мессенджеров, построенных на оконечном шифровании (+VPN). Ни в одной стране мира не заблокированы все подобные мессенджеры или все сервисы VPN. Чтобы победить терроризм через блокировки, придется заблокировать интернет.

El director de Roskomnadzor anunció que Telegram debía ceder las «claves de codificación» a los servicios especiales para que estos pudieran leer la correspondencia entre los usuarios y capturar a los terroristas. Esta petición no solo infringe el artículo 23 de la Constitución de la Federación Rusa, que subraya el derecho a la correspondencia privada, sino que demuestra la ignorancia de no saber cómo se encripta la comunicación en 2017.

En 2017, el intercambio de información secreta se enmarca en un cifrado de extremo a extremo, al que los propietarios del servicio no pueden ni tienen las «claves de codificación». Estas claves se almacenan solo en los dispositivos de los usuarios. Aunque Telegram fue pionero en esta tecnología, hoy en día todos los servicios de mensajería utilizan el cifrado de extremo a extremo, incluyendo WhatsApp, Viber, iMessage e incluso Facebook Messenger.

Un bloqueo potencial de Telegram no complicará el trabajo de terroristas y traficantes de drogas (docenas de otros mensajeros cifrados de extremo a extremo permanecen a su disposición, además de VPN). No hay ningún país en el mundo que bloquee todos los mensajeros o servicios VPN disponibles. Para derrotar al terrorismo mediante bloqueos se tendría que bloquear internet.

Según Mikhail Klimarev, analista de tecnologías de la información, la gente utiliza Telegram porque no quiere ser espiada, y entregar los datos de los usuarios al Gobierno ruso perjudicaría la confianza del usuario: «Es muy improbable que Durov acepte cumplir con el ultimátum de Zharov».

Bloquear Telegram en Rusia reduciría seguramente su popularidad, especialmente entre los nuevos usuarios y aquellos con pocos conocimientos técnicos. Pero los expertos rusos de tecnologías de la información creen que algunos usuarios podrían superar cualquier bloqueo.

Vladislav Zdolnikov, asesor técnico de la Fundación Anti-corrupción, del líder de la oposición Alexei Navalny, le contó a Novaya Gazeta que «bloquear Telegram sin que se pueda saltar el bloqueo es imposible».

Telegram использует большое количество серверов для подключения. И, принимая во внимание уровень технической грамотности сотрудников Роскомнадзора, полностью заблокировать мессенджер у них не получится. Но если такое произойдет, я уверен, что в течение ближайшего времени появятся волонтерские прокси-серверы, которые можно будет ввести в Telegram-клиент и, он без проблем будет работать в обход блокировок. Также Telegram будет работать через любой VPN-сервис»

Telegram utiliza un gran número de servidores para conectarse. Además, teniendo en cuenta el nivel de conocimientos técnicos de los empleados de Roskomnadzor, no se va a dar un bloqueo completo de Telegram. En caso de haberlo, estoy seguro de que en un futuro próximo habrá voluntarios que instalen servidores proxy que permitan a los usuarios de Telegram superar el bloqueo. Y Telegram funcionará a través de cualquier servicio VPN.

De mantenerse las condiciones, no hay garantías de que bloquear el servicio ayude a eliminar la comunicación entre extremistas violentos y grupos delictivos organizados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.