¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tormenta tropical Bret golpea Trinidad y Tobago — y Twitter

Mal tiempo en Trinidad y Tobago en 2007. Foto de Georgia Popplewell, CC BY-NC-ND 2.0.

La tormenta tropical Bret tiene su mirada fijada en Trinidad y Tobago –algo extraño, si se tiene en cuenta que la república de las islas gemelas se encuentra justo debajo del cinturón de huracanes y, por lo general, se salva de la ira de mal tiempo en la temporada anual de huracanes del Atlántico.

Aparte de Isidoro en 2002, que no tuvo mucho efecto en las dos islas, la última vez que una tormenta tropical llegó cerca de esta zona fue en 1993. También se llamó Bret, pero pasó sigilosamente entre Trinidad y Tobago y causó ligeras inundaciones y apagones; Venezuela, sin embargo, sufrió grandes daños y pérdidas de vidas.

Dado el sentido del déjà vu, se podría pensar que los trinitenses estarían dispuestos a tomar la tormenta en serio –el servicio meteorológico y la Oficina de Preparación y Gestión de Desastres emitieron varios avisos para este efecto– y tal vez la mayoría lo está. Pero no serían “trinis” si no ponen su marca de humor en toda la experiencia, aquí es donde entra en juego Twitter.

En la víspera de la tormenta, aparecieron tres hilarantes cuentas nuevas de Twitter: @StormBret, @GalvanizeRoof y @God868 –la última usa el código de área telefónico de las islas, una referencia engañosa a la noción nacional de que «Dios es trini», ergo ningún daño puede llegar al país.

@StormBret discrepó de esta actitud arrogante desde el principio, y tuiteó:

Todo es una broma para ustedes, sepan que no soy un comediante.

Lleno de valor y bravuconería, @StormBret prometió golpear duro a Trinidad y Tobago:

Error.
———
Trinis: la tormenta va derecho hacia ustedes.

Algunos internautas sintieron que esta sería una necesaria llamada de atención:

Que venga. Este país necesita un lavado.

Cuando un usuario de Twitter lo desafió, @StormBret respondió:

Sabré de ti.

Otros decidieron que era mejor engatusar a la tormenta para conseguir cosas importantes para ellos:

Oye, tormenta Bret, ¿puedes dejar algún zabocca [aguacate] en mi árbol, por favor?

A lo que él respondió:

Sí, algunos y ya se organizan.

Otro usuario de Twitter bromeó:

Sabes que es serio cuando la tormenta Bret cierra KFC temprano.

Mientras algunos agradecían a la tormenta por un día adicional sin trabajar después de un fin de semana largo, otros sugierían que «¡Si alguien da a luz a un hijo dentro de nueve meses, por derecho tiene que llamarlo Bret!». @StormBret respondió:

Será un honor.

Naturalmente, la política tenía que entrar en el juego. Cuando un usuario de Twitter citó al primer ministro:

Eh, tormenta Bret, [el primer mnistro] Rowley dice que no estás debidamente organizado…

La tormenta Bret replicó:

Precisamente él no debería estar hablando.

Mientras tanto, @StormBret y @GalvanizeRoof tuvieron un pequeño altercado, como las tormentas y los tejados suelen hacer:

Tormenta Bret …bostezo…

Precioso.

Tormenta equivalente a un hombre en ropa de bebé… vaya.

Los usuarios de Twitter más devotos aconsejaron:

La cadena de mensajes de oración llegando, tormenta Bret, ya cálmate.

@StormBret desestimó la petición:

¿A quién están rezando ahora? Dios no es trini.

Trini o no, @God868 no estaba impresionado. Refiriéndose a un incidente reciente que causó indignación generalizada, donde a sacerdote católico, el padre Clyde Harvey, lo ataron y robaron a punta de pistola en una iglesia, el todopoderoso tuiteó:

¿Y todos quieren robar al sacerdote? ¡Que caiga la tormenta en todos ustedes!

O, dicho de otro modo:

El padre en su casa dice: róbame otra vez, no.
————-
@StormBret @GOD868 mirad

Finalmente, @StormBret respondió a la pregunta que estaba en la mente de todos los trinitenses:

¿Pero por qué Trinidad y por qué tardas tanto?

Ustedes me retrasan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.