¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Elecciones de Irán vieron a popular presidente enfrentar a Ahmadinejad y el clérigo favorito del Supremo Líder

Expresidente populista Mahmoud Ahmadinejad anuncia su intención de postular a la presidencia en las elecciones de mayo de 2017. Foto de Mohammad Ali Marizad para agecnia Tasnim News, que publica fotos con derechos para redistribución.

Casi un mes antes de las elecciones en Irán, el 11 de abril fue un día significativo –se abrió el registro oficial para los candidatos, y más de cien postulantes anunciaron sus intenciones de postular.

Dos candidatos de alto perfil llamaron la atención de los medios: Ebrahim Raisi, de quien se esperaba que sucediera al Ayatola Khamenei como Supremo Líder, la figura religiosa y política más importante de Irán, y Mahmoud Ahmadinejad, el controvertido expresidente del país.

El registro se abrió durante cinco días, y luego de ese periodo los inscritos debían pasar por una investigación de sus calificaciones políticas e islámicas a cargo del Consejo de Guardianes, órgano religioso de línea dura a cargo del veto. El consejo es responsable de descalificar a la mayoría de los inscritos para llegar a la lista final de candidatos.

Antes del 11 de abril, había gran expectativa sobre quiénes serían lps candidatos. Los medios sociales en persa hicieron ebullición cuando Raisi –candidato favorito para reemplazar al Supremo Líder, e Ayatola Khamenei– anunció su intención de postular a la presidencia.

El conservador Ebrahim Raisi anunció oficialmente si candidatura en las elecciones presidenciales.

Las reacciones de preocupación se esparcieron rápidamente, pues Raisi es un influyente clérigo con una relación cercana con Khamenei. El temor era que planteara un desafío significativo para la reelección del popular moderado presidente Hassan Rouhani, que fue finalmente el vencedor.

Por el amor de Dios, tengo estrés electoral. Las condiciones para los moderados se han deteriorado ahora.

En la historia de la República Islámica, donde ha habido 11 elecciones presidenciales, todos los presidentes en ejercicio han tenido dos mandatos. Sin embargo, muchos creían que estas elecciones serían de las más significativas en la historia del régimen, pues muchos creen que en este periodo verán fallecer al envejecido y debilitado Supremo Líder. La última vez que se eligió a un Supremo Líder fue a la muerte del fundador y primer Supremo Líder de la República Islámica, el Ayatola Khomeini. En ese tiempo, la Asamblea de Expertos eligió a Seyyed Ali Khamenei, presidente en ejercicio, para reemplazarlo, motivado por el conocimiento de que era un favorito del fallecido Khomeini.

En la misma semana de las inscripciones, el presidente Rouhani realizó una conferencia de prensa donde esquivó preguntas sobre sus planes de postular a un segundo mandato.

Rouhani elude dos veces la pregunta de si postulará a las elecciones. Dice: “esperemos a ver en los próximos días cuando los candidatos se inscriban”.

Aunque no discutió su participación en las elecciones, su conferencia de prensa pareció una forma temprana de campaña. Rouhani pasó la mayor parte de esa conferencia defendiendo su registro de ayudar a mejorar las condiciones para los iraníes pobres y los beneficios que el país ha tenido a partir de sus esfuerzos de levantar sanciones internacionales.

Con el enfrentamiento entre Raisi y Rouhani, las elecciones ya se anunciaban como tensas. El 12 de abril, el expresidente  Ahmadinejad hizo una jugada con el anuncio de su intención de postular.

Más noticias potencialmente grandes en las elecciones de 2017 en Irán: Ahmadinjead y Bagahei, los dos se inscriben como candidatos potenciales.

Ahmadinjead es más notorio por ser el presidente cuya reelección se vio eclipsada por irregularidades, que a su vez encendieron el Movimiento Verde de 2009, donde cientos de miles de iraníes salieron a las calles a protestar.

En septiembrede 2016, Ahmadinejad anunció que no participaría en la contienda, después de que el Supremo Líder le advirtiera que su candidatura causaría polarización y divisiones dañinas a las sociedad iraní. Aunque también fue impedido de participar en las elecciones de 2013, Ahmadinejad hizo campaña por la elección de su exjefe de gabinete, Esfandiar Rahim Mashaei. Sin embargo, Mashaei no pudo superar el veto del Consejo de Guardianes de la lista final de los candidatos presidenciales.

El exvicepresidente de Ahmadinejad, Hamid Baghaei, también inscribió su candidatura, y algunos dijeron que los dos postulaban en un esfuerzo por aumentar sus posiblidades de ser elegidos, pues se especulaba que Ahmadinejad no pasaría en veto del Consejo de Guardianes.

Registration | Day Two | the moment when the one hundred or so photographers and journalists who'd crammed into the basement of the Interior Ministry in #Tehran made a collective 😱 and 🙈 as Mahmoud #Ahmadinejad was handed his identity papers by his protege and former deputy Hamid Baghaei and prepared to take a seat to register to stand in #Iran's presidential elections. It's a shock move, in defiance of the advice of the Supreme Leader Ayatollah Khamenei and furthermore confounding because Baghaei also registered to stand. The big question now is whether Ahmadinejad actually intends to withdraw and make this a purely symbolic move or whether he wants to wait and see if he will be disqualified from running by the powerful Guardian Council, who are widely expected to reject Baghaei's application for candidacy. #Iran #IranElections #انتخابات

A post shared by Golnar Motevalli (@iamgolnar) on

Día dos del registro | Momento cuando unos cien fotógrafos y periodistas que se apiñaron en el sótano del Ministerio de Interior en Teherán hicieron un 😱 y 🙈 colectivos cuando a Mahmoud Ahmadinejad su protegido y exvice Hamid Baghaei le entregó su identificación y se preparó a sentarse para registrarse para las elecciones presidenciales de Irán. Es asombroso, contra el consejo del Supremo Líder, Ayatola Khamenei, y confundiendo porque Baghaei también se registró. La pregunta es ahora si Ahmadinejad tiene la intención de retirarse y hacer una movida puramente simbólica o si quiere esperar y ver si el poderoso Consejo de Guardianes lo descalifica de la postulación, como se espera que rechacen la solicitud de Baghaei para postular.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.