¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Puede Rusia proteger a sus periodistas de “ISIS local” en Chechenia?

Alexey Venediktov “en Grozny”. Ilustración de Valery Osipov. Editada por by Kevin Rothrock.

En abril, el diario independiente Novaya Gazeta publicó un alarmante descubrimiento: en la República de Chechena, predominantemente musulmana, las fuerzas de seguridad han estado haciendo redadas de hombres gay, y los han detenido y a veces ejecutado brutalmente. El informe tuvo atención internacional, y la noticia ha llegado a conocerse como los “campos de concentración gay” de Chechenia.

El 3 de abril, tres días después de la revelación de la primicia de Novaya Gazeta, más de veinte líderes islámicos se reunieron en la mezquita central de Grozny para analizar el asunto ante 15,000 devotos. Durante la congregación, un asesor de Ramzan Kadyrov, autocrático líder de Chechenia, llamó públicamente a los periodistas de Novaya Gazeta “enemigos de nuestra fe”.

Cuando la discusión terminó, los líderes religiosos adoptaron una resolución formal que incluía este lenguaje:

Ввиду того, что нанесено оскорбление вековым устоям чеченского общества и достоинству мужчин-чеченцев, а также нашей вере, мы обещаем, что возмездие настигнет истинных подстрекателей, где бы и кем бы они ни были, без срока давности.

Ante el insulto a las bases centenarias de la sociedad chechenay de los chechenos, y también a nuestra fe, prometemos que habrá retribución a los verdaderos instigadores, donde quiera que estén y quien quiera que sean, sin importar cuánto tiempo tome.

Los editores de Novaya Gazeta dicen que esta resolución provocó una ola de amenazas en línea, y el 15 de abril, el periódico recurrió a las autoridades rusas para pedir protección.

Casi inmediatamente después de publicar su pedido a la policía, el sitio web de Novaya Gazeta aparentemente sufrió un ataque de denegación de servicio. El periódico luego copió el texto de su pedido en Facebook, que lectores solidarios republicaron más de 1,300 veces.

Al día siguiente, Alexey Venediktov, editor en jefe de la estación de radio independiente Ekho Moskvy, publicó en su blog un mensaje de solidaridad con los periodistas de Novaya Gazeta, que dirigió a varias ramas del Gobierno federal ruso.

Вы ждете чего? Пока ваши центры «Э» гоняются за подростками с кедами, у вас под боком выросла наглая, бесконтрольная, вражеская государству сила, которая смеет угрожать гражданам России.

Или она уже настолько выросла, что вы опасаетесь даже приступить к расследованию? Или доморощенный ИГИЛ настолько сильнее вас, а вам остается лишь продолжать беспомощно наблюдать, как они грозят и убивают?

¿Qué están esperando? Mientras sus unidades “antiextremismo” persiguen adolescentes con ropa deportiva, una fuerza estatal audaz y no supervisada que se atreve a amenazar ciudadanos rusos ha surgido bajo sus narices.

¿O esta fuerza se ha hecho tan poderosa que tienen miedo de iniciar una investigación? ¿Es este ISIS de hechura casera más fuerte que ustedes, que todo lo que pueden hacer es mirar indefensos, mientras amenaza y mata?

Siguiendo con la comparación con ISIS, Venediktov sostuvo que las amenazas de los funcionarios chechenos contra reporteros de Novaya Gazeta se parecen a los utimátums del ISIS contra periodistas. “Es fácil mezclar los dos”, escribió sombríamente.

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, dijo a los reporteros que el Gobierno no tolerará ninguna clase de violencia contra reporteros, y explicó que cualquiera que objete la cobertura de Novaya Gazeta debe responder “usando métodos legales”.

MIentras tanto, el abogado Andréi Sabinin, del grupo de derechos humanos Agora, interpuso una demanda contra el Comité de Investigación Federal de Rusia por no haber respondido al informe inicial de Novaya Gazeta sobre las represiones masivas contra gays en Chechenia.

Cuando la preguntaron sobre las acusaciones de “campos de concentración gay”, Peskov dijo a los periodistas: “No tenemos información confiable sobre problemas [en Chechenia]. Estamos pendientes de los informes de los medios masivos, pero —por mucho que quisiéramos hacer— no podemos tomar estos informes como información verificada”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.