¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En protesta por maltratos en prisión, activista emiratí sobrevive seis semanas en huelga de hambre

“Imran al Radwan, prisionero de opinión. Huelga de hambre por la libertad”. Afiche de campaña para Imran al Radwan, en prisión en Emiratos Árabes Unidos. Imagen vía ICFUAE.

El activista emiratí de derechos humanos Imran Radwan es uno de los 94 activistas que fueron enjuciados en grupo en 2013 por pedir una reforma política en Emiratos Árabes Unidos, por delitos relacionados a “perjudicar la seguridad del Estado”.

Actualmente, cumple una condena de siete años en la prisión de Al-Razeen en Abu Dhabi, donde se ha demostrado que los activistas políticos y de derechos humanos han encontrado malas condiciones y and mal trato.

Hacia finales de mayo, Radwan decidió tomar cartas en el asunto con una de las pocas tácticas de resistencia disponibles a los prisioneros políticos: empezó una huelga de hambre.

Según la Campaña Internacional por la Libertad en Emiratos Árabes Unidos (ICFUAE por su nombre en inglés), a al-Radwan lo desnudaron para registrarlo:

The inspection was completed in a humiliating manner with prisoners stripped naked with only small towels covering their genitals, which – in such a conservative community – is considered a form of sexual abuse that is extremely humiliating.

La inspección se completó de manera humillante, con los prisioneros desnudos con apenas pequeñas toallas que les cubrían los genitales, que –en una comunidad tan conservadora– se considera una forma de abuso sexual que es extremadamente humillante.

ICFUAE también citó la preocupación del Centro Internacional para la Justicia y los Derechos Humanos, que destacó “la violación del derecho a la privacidad e integridad física y moral y la violación de las regulaciones que rigen las inspecciones en prisión”.

Maria Di Lenna, coordinadora de campañas de ICFUAE, dijo a Global Voices que su organización recibió la última actualización sobre la huelga de hambre de Radwan la primera semana de julio. Los familiares, que pidieron que los mantuvieran en el anonimato, expresaron su preocupación por su salud. Dijo:

The only medical examination he's had shows that his kidney is suffering from the prolonged hunger strike. Although weak, he is determined to continue his strike. The last time they visited him, they couldn't even speak to him because the speakers/mics were not working.

El único examen médico que le han practicado muestra que su riñón está sufriendo por la prolongada huelga de hambre. Aunque débil, está determinado a continuar su huelga. La última vez que lo visitaron, ni siquiera pudieron hablar con él pues los parlantes y micrófonos no estaban funcionando.

Desde su arresto en 2012 y su sentencia en 2013, Radwan ha sido sometido a malos tratos. Según un informe publicado en 2015 por el Centro del Guolfo para Derechos Humanos sobre tortura en Emiratos Árabes Unidos, Radwan fue sometido a constante vigilancia, la impidieron ver a su abogado, le negaron una cama para dormir y una silla para sentarse, no le dejaron usar sus anteojos y lo privaron de luz del sol.

Radwan no es el único prisionero político que ha llevado a cabo una huelga de hambre en esas condiciones. En abril, el economista y académico Nasser Bin Ghaith empezó una huelga de hambre después de que una corte emiratí lo sentenciara a diez años de prisión por publicaciones en línea consideradas “ofensivas para el Estado” y por publicar “información falsa” en Twitter.

Los prisioneros como Radwan y Bin Ghaith enfrentan juicios largos e injustos, confinamiento solitario, abus o y maltrato, y la huelga de hambre es uno de los pocos mecanismos que les quedan para llamar la atención a esos malos tratos. Pero hasta ahora, no ha impedido que las autoridades de Emiratos Árabes Unidos continúen e intensifiquen sus tácticas represivas.

“Las autoridades de Emiratos Árabes Unidos han negado a quienes hacen huelga de hambre cuidados de salud adecuados y hasta han amenazado con alimentarlos a la fuerza”, refirió Di Lenna de ICFUAE a Global Voices. Agregó:

This not only shows their negligence towards prisoners’ rights but also their active opposition to political dissidents specifically. Their practices of ill-treatment of prisoners of conscience are not only a form of deterrence but also a tool to repress any critical voices within the UAE

Esto no solamente muestra su negligencia hacia los derechos de los prisioneros, sino también su activa oposición a los disidentes políticos específicamente. Sus prácticas de malos tratos a los prisioneros de conciencia no es solamente una forma de disuasión, sino también una herramienta de reprimir cualquier voz crítica dentro de Emiratos Árabes Unidos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.