¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En intento de parar discurso de odio contra coreanos, alcalde de Osaka quiere suavizar leyes de privacidad de internet

Demonstration by racist: Tokyo

Marcha de Zaitokukai anticoreana en Tokio, marzo de 2013. Imagen en Flickr del usuario Kurashita Yuki. Licencia: Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0).

El alcalde de Osaka está enfrentando el discurso de odio en internet –o al menos, lo está intentando– un video en línea a la vez.

Por más de una década, Osaka y otras comunidades con grandes poblaciones de habitantes coreanos han luchado para lidiar con organizaciones de derecha que atacan a coreanos y otras minorías con manifestaciones y campañas en línea.

Las expresones de discurso de odio han generado tensiones entre Japón y países vecinos, y llevado a afirmaciones de que Japón no está siguiendo sus obligaciones de acuerdo con la Convención nternacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.

El asunto ha surgido reiteradamente con videos en línea que muestran al público actividades y mensajes de estas manifestaciones. El Centro de Información de Derechos Humanos Asia-Pacífico transcribió y tradujo comentarios hechos en una manifestación de febrero de 2013 y filmó un video de YouTube, que luego fue borrado:

Hello, all shit-Koreans living in Tsuruhashi. And hello to all the fellow Japanese present here. I hate the Korean so much that I can’t stand it and I just want to kill them all now. If Korean behave with this arrogance further, we will carry out Tsuruhashi massacre like Nanking massacre! (other participants shouted “yeah that’s right!”) If Japanese get angry, it will happen! We will start a massacre! Go back to your country before the massacre gets started! This is Japan, but not Korean peninsula! Go back! (other participants shouted “go back!”)

Hola a toda la porquería de coreanos que viven en Tsuruhashi. Y hola a todos los paisanos japoneses aquí presentes. Odio tanto a los coreanos que no lo puedo sosportar y solamente quiero matarlos a todos ya. Si los coreanos se comportan con esta arrogancia después, ¡realizaremos la masacre de Tsuruhashi como la masacre de Nanking! (otros participantes gritaron “sí, ¡es verdad!”) Si los japoneses se enfurecen, ¡así ocurrirá! ¡Empezaremos una masacre! ¡Regresen a su país antes de que comience la masacre! Esto es Japón, ¡no la península coreana! ¡Váyanse! (otros participantes gritaron “váyanse!”).

Este video es apenas uno de muchos. El 1 de julio, la ciudad de Osaka publicó en nombre de usuario en línea de otro bloguero de video que, según la ciudad, publicó videos que contienen discurso de odio racialmente discriminatoio, que viola la ordenanza contra el odio de la ciudad.

Según la administración de la ciudad de Osaka, una persona que trabaja con el nombre de usuario ダイナモ (“Dínamo”), de una dirección IP ubicada dentro de los límites de la ciudad de Osaka, publicó varios videos donde los manifestantes de varias protestas diferentes reiteradamente usaron palabras ofensivas y difamatorias contra los habitantes coreanos de Japón. Los videos aparecieron en el popular sitio web japonés Nico Nico Douga el 24 de febrero de 2017.

En abril, a pedido del gobierno municipal de Osaka, Nico Nico Douga retiró dos de los videos. El bloguero ya retiró un tercer video. No obstante, un panel de expertos designado por el alcalde, de acuerdo con el procedimiento establecido en la ordenanza contra el discurso de odio de Osaka, recomendó el 1 de junio que la administración de la ciudad publicara el nombre legal de Dínamo y solicitara que Nico Nico Douga retirara los videos.

Como los videos ya habían sido retirados de Nico Nico Douga, esta solicitud es irrelevante. Pero no fue tan fácil cumplir la segunda solicitud del panel. De acuerdo con las leyes actuales de privacidad de Japón, el gobierno de una ciudad no puede obligar a un sitio web para compartir contenido (en este caso, Nico Nico Douga) a dar el verdadero nombre de un usuario que no ha cometido un delito federal, pues atenta contra las leyes nacionales de privacidad.

Yoshimura Hirofumi, el alcalde Osaka, reflexionó exhasutivamente de manera pública a lo largo del mes de junio si debía solicitar al gobierno central de Japón que reformara de alguna manera ldlas leyes de privacidad de internet para que pudiera exponer más directamente a Dínamo y hacer que el público conozca su identidad. Yoshimura salió en titulares y fue tendencia brevemente en Twitter a finales de junio cuando se comprometió a presionar para suavizar las leyes sobre privacidad de internet del gobierno nacional de Japón.

El diario japonés Mainichi Shimbun informó que, el 28 de junio, el alcalde Yoshimura dijo:

通信の秘密との兼ね合いがあるが「違法なヘイトスピーチを不特定多数に知らしめる人の氏名を保護する必要はない」

Aunque es importante proteger la privacidad de las comunicaciones en línea, “no se necesita proteger los nombres (reales) de los que están comunicando “discurso de odio ilegal” a una audiencia amplia”.

En la misma entrevista, Yoshimura también anunció que estaba evaluando presentar una moción ante la administración de la ciudad de Osaka en febrero de 2018 que revisaría y endurecería la ordenanza de la ciudad contra el discurso de odio (特定の民族や人種).

Las ambiciones del alcalde entraron en conflicto con las garantías de libertad de expresión y asamblea de acuerdo con la Constitución de Japón, y también con la Ley de Protección de Información Personal de Japón (APPI). Esta ley ofrece fuertes protecciones para la privacidad personal en línea. Por ejemplo, las reglas de recopilación de datos de Japón son tan estrictas que a veces las autoridades locales no dan a conocer nombres de personas que figuran como desaparecidos en inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas y otros desastres, y cita la necesidad de proteger la información personal.

¿Por qué Osaka tiene sus propias reglas?

El Parlamento nacional de Japón, la Dieta, aprobó la primera ley del país referida al discurso de odio en mayo de 2016, dentro del marco del Código Civil japonés.

La ley no prohíbe el discurso y no fija penalidades. En cambio, impone al gobierno central, prefecturas y municipalidades (como la ciudad de Osaka) que tracen medidas contra el discurso de odio. Un mes después de la aprobación de la ley nacional de discurso de odio, la ciudad de Osaka promulgó la suya, más estricta que la ordenanza municipal contra el discurso de odio.

Según una traducción no oficial del Centro de Información de Derechos Humanos Asia-Pacífico, entidad sin fines de lucro de Osaka, la ordenanza municipal define discurso de odio con este criterio:

(a) that it is undertaken for the purpose of any of the following:

i. to exclude individuals with particular racial or ethnic attributes or groups of such individuals (hereafter referred to as “particular individuals or groups”) from society;

ii. to restrict the rights or freedoms of particular individuals or groups; or,

iii. to incite hatred or discriminatory attitudes or violence against particular individuals or groups (when such a purpose is explicitly acknowledged).

(b) that its content or style falls under any of the following

i. it amounts to significant contempt or slander targeting particular individuals or groups; or,
ii. it threatens particular individuals or a significant number of the individuals of such groups;

(c) that it is undertaken at a place or in a manner that makes it possible for the public to know its content.

(a) el que se emprenda con cualquiera de los siguientes objetivos:

i. para excluir personas con atributos raciales o étnicos particulares o grupos de esas personas (en adelante, “personas o grupos particulares”) de la sociedad;

ii. para restringir las libertades de personas o grupos particulares; o,

iii. para incitar odio o actitudes discriminatorias o violencia contra personas o grupos particulares (cuando ese propósito sea explícitamente reconocido).

(b) aquel cuyo contenido o estilo incurra en cualquiera de los siguientes:

i. equivalga a significativo desprecio o difamación contra personas o grupos particulares; o,
ii. amenace a personas o a un número significativo de personas de esos grupos;

(c) el que se emprenda en un lugar o de una manera que haga posible que el público conozca su contenido.

La ordenanza se dirige principalmente a grupos de extrema derecha como Zaitokukai (abreviatura de ‘在日特権を許さない市民の会’, Yurusanai Shimin no Kai, o “Grupo de ciudadanos que se oponen a derechos especiales para habitantes coreanos de Japón). Aunque el sentir anticoreano ha estado apareciendo en línea en Japón desde hace más de una década, Zaitokukai, ahora con 10,000 miembros, es relativamente más reciente. Este grupo de extrema derecha ganó notoriedad en 2009 cuando protestó afuera de un colegio coreano étnico en Kioto.

A pesar de una resolución de la Corte Suprema de 2014 contra Zaitokukai que elevó las multas e impuso una orden de restricción, en Tokio y otras cuidades han aparecido otras manifestaciones similares de nacionalistas contra coreanos y otras minorías.

El alcalde de Osaka dice que continuará presionando al gobierno central para que aumente las sanciones contra quienes sean encontrados publicando contenido de odio. Mientras tanto, el panel de Osaka determinará, si se lo solicitan, si se está cometiendo más actividad de discurso de odio en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.