¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La cosificación de la mujer en la prensa en Sri Lanka

Mujer en una parada de bus – Anuradhapura – Sri Lanka. Imagen de Flickr por Adam Jones. CC BY 2.0.

Esta publicación de Deepanjalie Abeywardana apareció originalmente en Groundviews, galardonado sitio web de periodismo ciudadano en Sri Lanka. A continuación, se publica una versión editada como parte de un acuerdo de colaboración con Global Voices.

Los medios de comunicación de Sri Lanka continúan desviándose de las normas establecidas de periodismo ético. Esto incluye imágenes gráficas, fotos y comentarios de acontecimientos engañosos, etiquetas raciales usadas selectivamente contra grupos étnicos, errores de hechos y la negación del “derecho de réplica” en los reportajes. En consecuencia, la representación de la mujer en los medios de comunicación de Sri Lanka a lo largo de los años ha violado muchas normas éticas, lo que ha dado como resultado el refuerzo de los estereotipos negativos. Estos estereotipos pueden influir directamente en cómo se percibe a la mujer en la sociedad.

En este contexto, este artículo ofrece apuntes sobre la representación de la mujer en la prensa escrita en idioma cingalés, según datos de Ethics Eye –plataforma alojada en Facebook que sigue y señala las violaciones de la ética de los medios en siete periódicos cingaleses–, Dinamina, Divaina, Lankadeepa, Mawbima, y los dominicales: Sunday Divaina, Sunday Lankadeepa y Sunday Mawbima.

La cosificación sexual de mujer

Algunos periódicos cingaleses de Sri Lanka violan las directrices éticas al retratar a la mujer como objeto sexual. La mujer suele ser cosificada en la prensa con referencias y fotografías sexistas. Estas referencias son a menudo las que exponen semidesnudez, que es irrelevante para el contexto del artículo. Por ejemplo, un periódico cingalés se refirió a una mujer como “baduwa” (objeto) en una de sus columnas, insinuando que las mujeres son objetos sexuales. El mismo periódico identificó que todas las actrices de Sri Lanka como ejercen “la profesión más antigua del mundo”, y las representó a todas como trabajadoras sexuales.

Además, una serie de artículos publicados en uno de los principales periódicos cingaleses mostraban imágenes de mujeres extranjeras en bikinis, que eran irrelevantes para la historia que estaban contando. La serie no llevaba ninguna advertencia que indicase que las fotografías –hechas con cámaras con teleobjetivos– se tomaron sin consentimiento. Como se indica en el Código de Prácticas Profesionales publicado por el gremio de editores de Sri Lanka, es inaceptable el uso de cámaras con teleobjetivos para fotografiar a personas sin consentimiento, en propiedad privada o pública donde exista una expectativa razonable de privacidad –salvo que sea de interés público.

Vía Ethics Eye.

Al mismo tiempo, el mismo periódico que se refirió a las actrices como trabajadoras sexuales también defendió a la mujer como “guardianas de los valores culturales y morales” en otro artículo. Este comentario fue hecho como crítica de la notificación en el diario oficial emitida por el Ministerio de Educación, sobre la prohibición de la imposición de códigos de vestimenta para mujeres que entren en las escuelas públicas y privadas.

Términos reduccionistas como “hermoso” se utilizan en la prensa, especialmente cuando se refieren a víctimas y sobrevivientes de violación. La apariencia física de las mujeres víctimas y sobrevivientes de violación, accidentes u otros incidentes se menciona en muchos artículos en la prensa cingalesa. La información sobre detalles innecesarios e inconexos (como la apariencia física), cuando no están directamente relacionados con la historia, es un hecho común en los periódicos Sinhala. Por ejemplo, cuando dos estudiantes mujeres murieron en un accidente de tren en Dehiwela el año pasado, seis de los siete periódicos cingaleses se refirieron a su apariencia física cuando informaron sobre el suceso.

Vía Ethics Eye.

El uso de tales términos, que son a la vez irrelevantes y sexistas, plantea serias dudas sobre la medida en que los medios de comunicación de Sri Lanka cumplen sus obligaciones éticas.

La cosificación de la mujer en la prensa refuerza los estereotipos de la mujer. Además, la objectificación sexual y la representación perjudicial de la mujer en los medios de comunicación llevan a la trivialización de la violencia contra la mujer. The Guardian encontró recientemente que la sexualización y objectificación de las mujeres y las niñas en los medios de comunicación están vinculadas al desarrollo de actitudes sexistas en la sociedad y a la aceptación de ideologías masculinas que cosifican a la mujer.

Violencia contra la mujer sensacionalizada

Al tratar asuntos sociales de naturaleza particularmente impactante o emocionalmente dolorosa –como la violencia y el abuso de drogas–, el Código de Práctica Profesional afirma que la prensa debe tener especial cuidado al presentar hechos, opiniones, fotografías y gráficos con la debida sensibilidad y discreción, sujeta a su obligación de publicar en el interés público. Sin embargo, algunos periódicos cingaleses violan esta guía cuando sensacionalizan e idealizan las noticias al informar sobre los actos de violencia contra la mujer, como la violación y el abuso sexual. Por ejemplo, algunos periódicos se refieren a los sospechosos o perpetradores de crímenes sexuales como “Cupids” (cupidos), un término que los romantiza. También, a menudo, a las víctimas y sobrevivientes de violación se les culpa por el atuendo que llevaban o por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Cuando los periódicos responsabilizan a la mujer por la violación, no sólo se afecta negativamente a la manera en que la sociedad ve a la mujer, sino que también promueve la impunidad de los perpetradores de la violencia contra la mujer.

En su intento de sensacionalizar una historia para hacerla más atractiva para una audiencia, los medios de comunicación descuidan el papel importante que desempeñan en la creación de conciencia sobre los delitos sexuales. La violación, el abuso doméstico y otras formas de violencia son un tema tabú en la sociedad y, en muchos casos, no se denuncian. Sensacionalizar estos actos en los reportajes desvía la atención de aspectos importantes, como la prevención y atenuación de tales delitos. Esto incluye conocer las líneas de ayuda para las víctimas de abuso sexual, así como sobre la existencia de organizaciones dedicadas a ayudar a las mujeres que han experimentado crímenes sexuales.

¿Qué se puede hacer?

El primer paso hacia la solución de este problema es crear conciencia sobre las violaciones éticas cometidas por los periódicos en las noticias sobre mujeres. En el Día Internacional de la Mujer en 2017, Ethics Eye publicó un video que destaca algunas de las directrices éticas violadas por los periódicos cingaleses en este sentido. Además, desencadenando una discusión sobre las violaciones éticas en los medios de comunicación y difundiendo la conciencia a su alrededor, dan al público la información que necesita para que periodistas y editores respondan sobre sus errores y los daños causados ​​por los reportajes dañinos. Es más, en Sri Lanka es necesario formar urgentemente a los periodistas sobre la ética de los medios de comunicación –incluido cómo informar sobre la mujer de una manera que no sea discriminatoria ni sexista.

Deepanjalie Abeywardana es la jefa de investigación de medios en Verité Research y también está asociada con el organismo independiente de control de los medios de comunicación Ethics Eye.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.