¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Presidente de Tanzania despide a 10,000 servidores civiles por certificados falsificados

El presidente de Tanzania, John Magufuli, se dirige a una multitud durante las celebraciones. de mayo de 2017 Foto de prensa de la Casa del Estado.

En vísperas del 1 de mayo, en que el mundo hace una pausa para honrar a sus trabajadores. el Gobierno de Tanzania avergonzó a miles de servidores civiles en el país.

El 28 de abril, el presidente John Magufuli ordenó el inmediata despido de casi 10,000 servidores civiles después de que una investigación hallara que algunos trabajadores gubernamentales habían estado ocupando sus puesto con certificados falsificadaos.

“Son ladrones, como cualquier otro ladrón”, se informó que dijo Magufuli. “Podrían pasar siete años en la cárcel, como establece la ley”.

Certificados falsos.
—–
Caricatura de hoy en The Citizen Today.

Este purga llega un año después de que el Gobierno encontró que perdía miles de mllones de chelines al año con decenas de miles de “trabajadores fantasmas”.

El informe, que buscó verificar la autenticidad de las calificaciones de 450,000 trabajadores gubernamentales, halló que las municipalidades distritales encabezaban la cantidad de servidores civiles con certificados falsos, que llegaba a 8,716. Le seguían otras instituciones gubernamentales como la Universidad Sokoine de Agricultura, que tenía 33 personas con certificados falsos y la Cooperación de Ferrocarriles de Tanzania con 24.

Noticias ‘safi sana’

No pasó mucho para que los usuarios de internet expresaran su opinión sobre la noticia.

Algunas personas expresaron su solidaridad con los servidores civiles despedidos, y pidieron a Dios que diera fuerza a quienes tenían certificados falsos.

Acabo de ver los nombres que circulan en WhatsApp, pero algo como esto es desalentador y puede afectar psicológicamente a una persona. Que Dios dé fuerza a quienes tienen certificados falsos.

Otros se burlaron del asunto.

Desde el martes 2 de mayo, si ves a un funcionario público que no ha ido a trabajar, jugando con sus hijos en casa, ¡no hagas muchas preguntas!

Generalmente, la noticia recibió muchos “poa sana” (muy bien) “safi sana” (muy agradable) pues a las personas les agrada que se tomen acciones sobre el asunto. Hasta el expresidente Benjamin Mkapa apareció en público para apoyar la decisión de Magufuli, y afirmó que “había demorado”.

‘…les encanta dar trabajo a sus parientes…’

Por supuesto, algunost tomaron el asunto con menos ligereza.

Hery Ayubu usó Twitter para sostener que una comisión independiente se encargara del asunto.

Debería haber una comisión independiente que escuche las quejas de los trabajadores con certificados falsos. El Gobierno no puede juzgar su propio caso.

Por su parte, el partido opositor Alianza por Cambio y Transparencia (ACT) tuiteó que aunque apoyaban la acción del Gobierno contra los certificados falsos en el servicio civil, cuestionaban si el ejercicio ido lo suficientemente lejos.

Lo segundo que no está bien son las declaraciones de la ministra Angellah Kairuki de que el proceso de verificación de certificados no haya implicado a políticos y designados por el Gobierno.

El partido llegó a sugerir que la decisión equivalía a que el Gobierno protegía a algunos de sus designados.

No implicar a figuras políticas en el ejercicio de verificación es evidencia de cómo el Gobierno está luchando para proteger a algunos designados del presidente.

Felix Milinga estuvo de acuerdo con el informe de que las municipalidades distritales eran las que más habían incurrido en presentar certificados falsos, y sostuvo que el nepotismo define cómo algunos consiguen trabajos en el servicio civil.

A nivel distrital, es donde lideran en certificados falsos, pues les encanta dar trabajo a sus parientes y a los qe conocen, en vez de buscar la experiencia de los candidatos participantes.

‘¿Se acusará también al sistema educativo que ofrece baja calidad?’

Tal vez el comentario más popular en el asunto vino del destacado profesor de derecho Issa Shivji, que indagó sobre qué acciones está tomando el Gobierno contra quienes tienen certificados legítimos pero educación falsa.

De la calle: aquellos con certificados falsos han sido despedidos y acusados. ¿Qué hay de aquellos con certificados válidos pero educación falsa? ¿Se acusará también al sistema educativo que ofrece baja calidad?

La doctora Hellen Kijo-Bisimba, directora ejecutiva del Centro de Derechos Legales y Humanos, sugirió que en el futuro, el Gobierno debería asegurar que no se contrate a las personas con certificados falsos.

“La guerra contra los certificados falsos debe ir hacia adelante. Se debería implementar un sistema para garantizar que no se contrate a nadie que use certificados falsificados”, dijo Kijo-Bisimba a The Citizen, un diario local en inglés.

Internacionalmente, algunas personas elogiaron la acción de Magufuli y compararon el problema de los certificados falsos con otros países. Algunos comentaristas que publicaron en la página de la BBC de África en Facebook elogiaron la acción del presidente tanzano. “El presidente ha hecho un trabajo muy recomendable”, escribió Chimwemwe Tembo, cuyo perfil dice que es de Malaui:

Its indeed bad development. I head that even some degrees are fake. The president has done a very recommendable job. Let those who fought for papers secure jobs. In Malawi if that happens, then its on rare cases but many of us, we use genuine papers

Ciertamente, es una mala novedad. Escuché que incluso algunos títulos son falsos. El presidente ha hecho un trabajo muy recomendable. Dejen a los que lucharon por sus papeles en su trabajo seguro. En Malaui, si eso ocurre, es en raras ocasiones, pero muchos usamos papeles genuinos.

Gezahegn Arebo, de Etiopía, también fue efusivo en sus elogios:

Well done, Mr. President! This is mostly an African problem,but the leaders arent willing to solve it; they are fake themselves!

¡Bien hecho, señor presidente! Este es en gran parte un problema africano, pero los líderes no tienen voluntad de arreglarlo. ¡Ellos mismos son falsos!

La cantidad de certificados falsificados y la reacción de público muestran que es un problema extendido en Tanzania. Parece que la educación defectuosa y los sistemas de contratación, combinados con nepotismo pasado por alto han mantenido este asunto escondido por muchos años.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.