¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Decenas de miles en Croacia condenan fracaso del Gobierno en la reforma del sector educativo

Protesa del 1 de junio de 2017 en Zagreb, Croacia. Foto de la ONG Zelena Akcija (Acción Verde) CC BY-NC.

A pesar de la lluvia del 1 de junio de 2017, más de 20,000 manifestantes marcharon por el centro de Zagreb para pedir reformas educativas es Croacia. Otros 10,000 más protestaron en las ciudades de Split, Rijeka, Zadar, Poreč, Karlovac, Osijek y Slavonski Brod.

Las protestas fueron organizadas por la Iniciativa GOOD que aboga por la inclusión de educación cívica (Građanski odgoj i obrazovanje) en el sistema educativo. La iniciativa está compuesta de 45 organizaciones no gubernamentales que han estado trabajando juntas desde 2008.

La protesta fue una repetición de la reunión masiva de 2016 cuando 50,000 croatas exigieron la implementación de reformas educativas. La protesta de 2017 destacó el fracaso del Gobierno para hacerse cargo de las urgentes demandas de los ciudadanos que protestan.

Además de revisar el currículum, algunas demandas adicionales de este año incluyen la democratización del sistema escolar y que se permita la participación de educadores en políticas y la adopción de una clara guía de evaluación al trabajo de los maestros.

El principal mensaje de las protestas era que las autoridades deben implementar importantes reformas en el currículum basándose en el aporte de especlistas en educación, en vez de depender de las recomendaciones de poderosos grupos partidarios que tienen poca experiencia en administrar colegios.

Los manifestantes portaban carteles que decía “Le han fallado a sus ciudadanos”, “¡Ya basta!” y “La reforma educativa es un asunto de interés público!”.

No se llama reforma clerical sino reforma curricular.

El actual gobierno croata, que llegó al poder en octubre de 2016, está dominado por el partido conservador de centroderecha Unión Democrática Croata (HDZ), que tiene vínculos cercanos con la Iglesia Católica.

Algunos manifestantes portaban carteles que condenaban la influencia de la Iglesia Católica en el sistema de educación pública como “No se llama reforma clerical sino reforma curricular” y “Opus Dei, vete”.

“No queremos una crianza ni una educación patriarcales”
“Pongan la educación religiosas en las escuelas de manejo”
“Pongan educación sexual en los colegios”
.
——-
Croacia debe hacerlo mejor, Osijek. Reformas.

Los manifestantes también culparon de la mala situación en el sector educación a la fuga masiva de cerebros que ha habido en Croacia. Algunos tenían carteles que decían:”Nos gustaria ir a la Luna no a Irlanda”. La referencia a Irlanda está relacionada con el hecho de que muchas personas con educación superior, sobre todo expertos en tecnologías de la información, han inmigrado a Irlanda.

Otra demanda concreta de las protestas fue la renuncia del ministro de Educación y Ciencias, que estuvo involucrado en un escándalo de plagio. El primer ministro ya había rechazado este pedido.

El ministro que copia y pega todavía no ha renunciado. Croacia debe hacerlo mejor. Croacia puede hacerlo mejor.

Los manifestantes también pedían la renuncia de Dijana Vican, presidenta de la comisión de expertos para la implementación de la Estrategia de Educación, Ciencia y Tecnología.

Los manifestantes acusaron a la funcionaria pública de no proteger al sistema educativo de grupos partidarios que han estado imponiendo reformas de políticas que supuestamente iban en contra de los principios de la Constitución.

El ministro croata de Educación y Ciencias, Pavo Barišić, negó la afirmación de que el grupo de expertos elegidos por el Gobierno esté compuesto de conservadores que impedirían la introducción de reformas en el sector educativo. Agregó que los miembros fueron elegidos por méritos de manera transparente.

Durante la protesta, un programa de la cadena televisiva pública Radiotelevisión Croata invitó a destacados académicos conservadores que criticaron a Boris Jokić, exfuncionario a cargo de supervisar la implementación de reformas educativas. Dos miembros de la Academia Croata de Ciencias y Artes calificó las protestas de manipuladoras y vergonzosas, a las reformas de fiasco, y acusó a Jokić de “querer enseñar a los niños que Dios no existe”.

La periodista Zrinka Pavlić comentó que ese comportamiento era un ejemplo perfecto del trágico estado del debate público sobre la reforma educativa. En lugar de discutir cómo mejorar la educación en Croacia, “a ruidosos apologistas ideológicos solamente les importa difundir juicios de valor que desacreditarían a quienes discrepan con ellos”.

Una versión anterior de este artículo indentificó equivocadamente a Zrinka Pavlić con Bojan Stilin.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.