¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La tensa relación entre la capital y el mayor estado de Etiopía

Catedral de la Santísima Trinidaden Adís Abeba, construida después de 1941 para conmemorar la liberación de Etiopía de la Italia fascista. Foto de David Stanley vía Flickr. CC BY 2.0.

A finales de junio, el Consejo de Ministros de Etiopía dio a conocer un proyecto de ley que busca abordar asuntos de servicios sociales, idioma, educación y cultura que involucran a la capital del país, Adís Abeba, y Oromia, la mayor región de Etiopía dentro de la cual se ubica Adís Abeba.

El Gobierno y quienes lo apoyan dicen que la ley es necesaria para compensar las injusticias históricas que sufrió el pueblo de Oromia desde que se estableció Adís Abeba. Los críticos ven la ley como una táctica para perjudicar a los habitantes de Adís Abeba. Algunos llegan a afirmar que la ley tiene la intención de empeorar las ya delicadas relaciones étnicas en Etiopía.

Gran parte del debate sobre el proyecto de ley ha ido en el sentido de élites regionales contra élites más cosmopolitas, tradición contra modernidad y etnonacionalistas contra nacionalistas cívicos –divisiones que suelen ser fuente de conflicto en Etiopía.

En el mapa de Etiopía, Adís Abeba es una extensión de altas planicies dentro del estado Oromia. Con apenas 0.047 por ciento del territorio del país, Adis Abeba es la mayor área metropolitana en Etiopía. Numerosos grupos étnicos y religiosos de todos los rincones de Etiopía viven en Adís Abeba; una cantidad significativa de los 4 millones de habitantes de Adís Abeba generalmente se presentan como cosmopolitas, liberales y postétnicos.

Por su parte, Oromia es donde vive el pueblo oromo, el mayor grupo étnico que comprende al menos al 34 por ciento de los 100 millones de habitantes de Etiopía, pero que también ha sido marginado políticamente a lo largo de la historia. Adís Abeba es la sede del actual gobierno, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE), dominado por el Frente Popular de Liberación del Tigré, y aunque está dentro del estado, Oromia no controla la ciudad; el Gobierno federal se ha transformado desde 1991, cuando pasó a ser una federación de nueve estados regionales basados en etnias.

Sin embargo, la Constitución etíope concedió a Oromia lo que el Gobierno llamó “Interés Especial” sobre Adía Abeba cuando entró en vigencia en 1995 debido a la ubicación singular de la ciudad.

El fin del nuevo proyecto de ley es legislar las disposiciones de “Interés Especial” de la Constitución y resolver otros problemas que han surgido entre Adía Abeba y Oromia, como la posible expansión de llos límites de la ciudad, que implicaría el desalojo de granjeros oromo cuya subsistencia depende de granjas ubicadas alrededor de la ciudad.

La expansión, entre otras cosas, estuvo en el centro de las protestas de los estudiantes oromo entre 2014 y 2016. El Gobierno etíope reprimió al movimiento muy duramente; según organizaciones de derechos, mataron a cientos y miles fueron arrestados antes de que el Gobierno etíope declarara estado de emergencia en octubre de 2016.

El proyecto propuesto es polémico, pero muchos esperaban su pronta aprobación.

El paisaje de Adís Abeba ofrece un telón de fondo para la plaza Meskal, lugar de desfiles militares y manifestaciones durante la era comunista que terminó en 1991. Foto de David Stanley vía Flickr. CC BY 2.0.

Incorporar la identidad oromo a Adís Abeba

Hay cerca de 13 “títulos” en el proyecto, cada uno dedicado al “Interés Especial” del estado de Oromia sobre Adís Abeba.

En sus principales disposiciones, el proyecto incorporaría al oromo (conocido como “afaan oromo”) como idioma de trabajo en la municipalidad, asignaría que el gobierno de la ciudad brinde educación para los habitantes de Adís Abeba cuya lengua materna sea el afaan oromo, y preservaría los enclaves culturales y construcciones oromo dentro de la ciudad. El proyecto también dispone el uso de Finfine (en oromo) como nombre alterno de Adís Abeba y permite que se cambie el nombre de calles, plazas públicas y barrios en Adís Abeba con nombres que conmemoren la cultura e identidad oromo.

Esta parte del proyecto se ha analizado ampliamente en medios sociales y se refiere a la historia, identidad y uso del idioma de Adís Abeba.

Los opositores temen que cause división y conflicto por apelar a los nacionalistas oromo, y otros han afirmado que los problemas que estas disposiciones dicen solucionar en realidad no existen.

Sin embargo, muchos nacionalistas oromo apoyan esta parte del proyecto, aunque con recelo.

¿De quién es la tierra de Adís Abeba?

Sin embargo, los nacionalistas oromo se oponen categóricamente a una parte diferente del proyecto que trata de la propiedad de la tierra de Adís Abeba.

En la práctica actual, el Gobierno federal es propietario de la tierra y el proyecto afirma explícitamente que Adís Abeba es tierra federal. Pero el proyecto garantizaría que el estado de Oromia adquiera y cultive tierra para actividades y servicios públicos sin tener que pagar por ocuparla.

Para los críticos, eso no es suficiente para conceder a Oromia su legítima e histórica propiedad de la ciudad de Adís Abeba. Como autor invitado en HornAffairs, sitio de noticias afín al Gobierno, Paulo Kebede escribió:

The constitution clearly provides that territorially the Ethiopian State is structured into only nine regional states. The territory of Ethiopia comprises the territory of these member states.

Apart from the member states territory there is no piece of land belonging to the federal government or any other kind of administration. Any conception of Addis Ababa as an administration with its own separate territorial jurisdiction outside of Oromia or as a federal territory is ruled out from the beginning.

Anyone living in Addis is living in Oromia Regional State.

La Constitución dispone claramente que, territorialmente, el Estado etíope está estructurado solamente en nueve estados regionales. El territorio de Etiopía comprende el territorio de estos estados miembros.

Además del territorio de los estados miembros, no hay trozo de tierra que pertenezca al Gobierno federal ni a ningún otro gobierno. Todo concepto de Adís Abeba como administración con su propia jurisdicción territorial separada fuera de Oromia o como territorio federal está descartado desde el comienzo.

Quien viva en Adís Abebe vive en el estado regional de Oromia.

Los opositores no oromo del proyecto sostienen que esta sección permitirá la discriminación contra los habitantes de Adís Abeba, que por lo general se presentan como postétnico y cosmopolita. En Facebook, el expresidente de la Cámara de Comercio de Adís Abeba, Kebour Ghenna, escribió:

Very soon, I will be celebrating my sixtieth birthday in Addis Ababa. My son was born in Addis Ababa. I was born in Addis Ababa. My father was born Addis Ababa. My grandfather also!

Last week’s EPRDF arbitrary edict, offering Addis Ababa an absurd affirmative action model has come as a surprise and shock to me… I am sure to many others too. This decree reinforces further the attempt of the government to divide of Addis Ababians according to ethnic lines, and disenfranchises a huge number of residents.

Muy pronto, cumpliré 60 años en Adís Abeba. Mi hijo nació en Adís Abeba. Yo nací en Adís Abeba. Mi padre nació en Adís Abeba. ¡Mi abuelo también!

El arbitrario edicto de FDRPE, que ofrece a Adís Abeba un absurda modelo de actuación afirmativa llega con sorpresa e indignación para mí… Estoy seguro de que para otros también. Este decreto refuerza más el intento del Gobierno de dividir a quienes son de Adís Abeba según línea étnicas y perjudica a gran cantidad de habitantes.

Pero los nacionalistas oromo replican que fueron retirados a la fuerza de su tierra a través de varias sangrientas disputas, así que tiene sentido que a Oromia se le garantice alguna influencia sobre la ciudad. En su respuesta a Kebour Ghenna, Birhanemeskel Abebe escribió:

No Armageddon! No Apocalypse at the return of Addis Ababa’s as an Oromia City and Capital!

¡No al Armagedón! ¡No al apocalipsis del regreso de Adís Abeba como una ciudad y capital de Oromia!

Atención de salud y trabajos

Otro importante del proyecto se refiere a trabajo, servicios sociales y de salud.

Según la práctica actual, todos los etíopes, incluidos los oromo en Adís Abeba, tienen derecho a trabajo, servicios sociales y de salud. Pero el proyecto daría estructuras de oportunidades para los jóvenes oromo que viven en la ciudad de Adís Abeba y sus alrededores, lo que parece sugerir que hay discriminación contra los oromo en Adís Abeba. Opride, sitio web de análisis de noticias, expresó:

…the draft further alienates and excludes the Oromo people from the city by misconstruing basic constitutional and human rights as Oromia’s special interest. For example, a key provision on health care states that Oromos living in towns and rural areas around Addis Ababa can “access health care services at government hospitals and medical facilities like any resident of the city.” This is laughable. It implies that there is a law in place that currently prevents Oromos from seeking medical treatment at public hospitals and clinics in Addis Ababa. Or that Addis Ababa residents currently enjoy preferential access and treatment at public health institutions in the city.

…el proyecto aleja y excluye a los oromo de la ciudad pues malinterpreta derechos humanos básicos y constitucionales como interés especial de Oromia. Por ejemplo, una disposición clave en atención de salud establece que los oromo que vivan en pueblos y áreas rurales alrededor de Adís Abeba pueden “tener acceso a servicios de salud en hospitales gubernamentales e instalaciones médicas como cualquier habitante de la ciudad”. Es risible. Implica que actualmente hay una ley vigente que impide que los oromo busquen tratamiento médico en hospitales públicos y clínicas en Adís Abeba. O que los habitantes de Adís Abeba actualmente gozan de acceso y trato preferencial en las instituciones públicas de salud en la ciudad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.